Síguenos

La Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes (OSSLA)

Institución musical impulsora de la modernización de la cultura.

7 septiembre, 2022
La Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes (OSSLA)

Por Jaime Félix Pico.

NACE UNA ORQUESTA SINFÓNICA EN SINALOA, SU SEDE CULIACÁN.

El nuevo milenio esperanzador trajo voces que pregonaban que en “Sinaloa ya es tiempo que tenga una Orquesta Sinfónica”, fueron palabras premonitorias del prestigiado director de orquesta sinaloense, orgullosamente mazatleco, Enrique Patrón de Rueda, quien en una tertulia amistosa con el entonces gobernador Juan Sigfrido Millán y otras personalidades del mundo cultural, Ronaldo González, Director de DIFOCUR, y Gerardo Ascencio, Director de Compañías,  presentó a Gordon Campbell, músico norteamericano, director de orquesta, al que se le encargó formar una orquesta sinfónica.

La decisión del gobernador Millán comprendía que la logística de organización fuera instrumentada por DIFOCUR; con recursos públicos que asignó y solo alcanzó para integrar una Orquesta de Cámara -25 músicos-  más no sinfónica como fue la idea original, la denominaron Orquesta Sinaloa de las Artes, conocida como OSLA, la cual inició con el pie derecho su ya muy alargada vida, este año, en el mes de octubre, celebra su XXI Aniversario.

EL PRIMER DIRECTOR ARTÍSTICO

Gordon Campbell, director artístico, llegó a Sinaloa procedente del estado de Aguascalientes, allá dirigió la Orquesta Sinfónica de ese Estado; para cumplir su encomienda contrató varios músicos de esa orquesta a quienes convenció para venir a la aventura sinaloense; la mayoría extranjeros de países del este europeo y estadounidenses.

Lee también: Raíces del béisbol en Culiacán

Gordon consiguió formar y poner en marcha una orquesta de cámara en un lapso de tiempo muy corto entre el mes de agosto y octubre del año 2001.

Me contrataron por tres meses para el reclutamiento de músicos y si no cumplía tenía que devolver todo el dinero. Mi compromiso se veía difícil de cumplir al 25 de agosto como estaba programado. Sin embargo, resultó todo un aspecto feliz”. (Entrevista de Adrián García Cortés. Noviembre 2002).

Teniendo como antecedente la experiencia vivida en Aguascalientes, Campbell se preparaba para poner en marcha una pieza más de su proyecto que consideraba indispensable para la formación de públicos, pero también para apoyar a los músicos recién contratados e incorporarlos a la vida social de Culiacán, brindándoles hospitalidad y todo tipo de apoyos para que resolvieran sus problemas de vivienda, educación de sus hijos, salud y entretenimiento ya que la gran mayoría de  ellos eran extranjeros.

Fue así que se creó otra institución que se denominó “Asociación de Amigos de la Música de Culiacán A. C.”, constituyéndose legalmente como una Asociación Civil, a la cual se incorporaron voluntariamente quienes por amor a la música o de concierto estaban dispuestos a participar, coadyuvando con DIFOCUR en esta etapa de formación de la Orquesta.

EL PRIMER CONCIERTO DE LA OSLA

Vamos divirtiéndonos todos ¿no?”, gritó al público que abarrotaba el Teatro Ángela Peralta, Paquito D’Rivera, famoso músico cubano de Jazz, clarinetista y saxofonista; acompañó con su famoso conjunto musical de jazz a la OSLA, y bajo la dirección de Gordon Campbell tuvo lugar el primer concierto oficial que registra la vida de esta Orquesta Sinfónica que hoy tiene ese nivel y se denomina Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, OSSLA.

El día 25 de octubre del año 2001 se registra como la fecha del primer concierto oficial de la OSLA.

DOS CONCIERTOS EMBLEMÁTICOS

En su afán de rescatar lo más preciado de las manifestaciones musicales de nuestro pueblo, a lo largo de estos 21 años de vida, la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes (OSSLA) fue factor para que dos reconocidos músicos, uno de nacionalidad cubana y otro mexicano, compusieran obras sinfónicas para que las ejecutara en estreno mundial la OSSLA.

Lee también: El Arquitecto de la Ciudad ¿Quién fue Luis Felipe Molina?

Fueron conciertos que hicieron historia, tal es el caso del Concierto Sinfónico de Música Tradicional Sinaloense, se estrenó en el marco del programa cultural del 472 Aniversario de la Fundación de Culiacán (septiembre 2003)..

Este concierto fue un repertorio de las canciones más tradicionales que identifican a los sinaloenses, bajo la dirección del maestro Campbell y los arreglos del maestro Antonio María Taño López (nacionalidad cubana), basado en partituras originales rescatadas y perfeccionadas por Rubén Rubio Valdés, musicólogo mocoritense.

Para el estreno mundial el director artístico invitó a los integrantes de la Banda de los Hermanos Rubio de Mocorito, para dar el toque original del sonido de la música regional, la Tambora Sinaloense.

Figura también la “Suite Culiacán”, obra compuesta por el prestigiado músico mexicano Eduardo Gamboa, donde plasma los contrastes de la ciudad como son su geografía, el clima y la idiosincrasia culiacanense, concierto presentado en estreno mundial el sábado 30 de octubre de 2004 en ocasión del 70 Aniversario del Palacio Nacional de Bellas Artes.

Al ejecutar la “Suite Culiacán”, la OSSLA hace historia y generosamente ofrece un homenaje póstumo a Margarito Lozoya, Enrique Mora Andrade, Alberto Alvarado, Desiderio Ayón, Enrique Sánchez Alonso “Negrumo”, Severiano Briseño, Salvador “Cachi” Anaya y los autores que perduran en el anonimato, aquellos que escribieron piezas como: “El toro viejo”, “La cuichi”, “El palo verde” o “El niño perdido”, que son iconos musicales del pueblo de Sinaloa.

El concierto “La Suite Culiacán”, que eleva el arte de las canciones más tradicionales de la banda sinaloense a la complejidad de la música sinfónica, es un acierto cultural porque lleva implícito el rescate de nuestra música de banda, “La Tambora”, expresión viva del alma sinaloense.

En su primer movimiento, “los Tres Ríos”, se trata de música abstracta, más que descriptiva. Hace alusión a los ríos Humaya, Tamazula y Culiacán. El segundo movimiento, denominado “Estampas Culichis”, refiere a expresiones y palabras que usan los sinaloenses, así como sus diversas historias y anécdotas, en referencias a personajes o lugares, como el Tacuarinero, “El bichi”, “Culiacaneca”. alude a la belleza de la mujer de Culiacán, “Baile del Cilantro”, una polka dedicada a recordar las fiestas de un barrio de tradición de la ciudad.

También figuran homenajes musicales al “Teatro Apolo”, el “Mercado Garmendia” y a “Pancha la Bola”, entre otros, culminando con el tercer movimiento denominado “Montuno al Negrumo”, es una pieza que sigue libremente la estructura del danzón cubano, inspirada en la canción “Culiacán”, un danzonete que se ha convertido en himno de la ciudad, compuesta en los años treinta del siglo pasado por Enrique Sánchez Alonso “El negrumo”, sin duda uno de los mejores compositores del país.

Fue un regalo de Gordon Campbell, de todos los integrantes de la OSSLA y de los dos compositores que de paso se enamoraron de la ciudad.. Ambos conciertos proyectaron a esta orquesta a nivel nacional.

IMPACTOS MODERNIZADORES DE LA CULTURA POR LA OSSLA

Como proyecto cultural de carácter transversal, la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes OSSLA, desde su origen impactó al mundo cultural sinaloense en el ámbito de la música, el canto, la danza, el teatro y las letras.

Su director artístico participó en proyectos educativos y de formación artística musical, impulsando la creación de orquestas sinfónicas infantiles y juveniles en todo el estado; en la formación de coros (Coros y talleres de Ópera).

Con la concurrencia de cantantes locales formados en talleres, integrantes de Coros, se hicieron realidad proyectos más ambiciosos como la producción local de óperas: las primeras Elixir de Amor (abril 2003) y Gianni Schichi (junio 2003).

Anterior a este logro, el público amante de la ópera tenía que ir a la Ciudad de México a satisfacer su gusto o bien conformarse con una representación de alguna compañía foránea o de la Ópera de Bellas Artes, que venía a Culiacán a montar una ópera.

En el canto surgieron voces que hoy están en los escenarios nacionales y mundiales (tenores Carlos Osuna, José Manuel Chu, Soprano, Oralia Castro); el Festival Internacional de Canto, conducido por Enrique Patrón de Rueda, un evento de calidad y de reconocido prestigio que compite con el reconocido Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, se celebra todos los años en CDMX.

El teatro, las artes escénicas, se beneficiaron en el sentido de que los directores de escena y actores ya cuentan con una orquesta que puede musicalizar las obras de teatro (la primera, Historia de un Soldado, de Stravisnky 2003) o poner en escena las más famosas comedias musicales.

También impactó a la danza en sus géneros clásico y moderno (El Cascanueces, se monta todos los años, desde 2003); redimensionó el Festival Internacional de Danza José Limón.

La OSSLA dio un giro importante al Festival Internacional de Guitarra es uno de los eventos musicales más importantes de Sinaloa; en suma, ha contribuido a formar un público conocedor y sensible a la buena música a los largo y ancho del estado que asiste con regularidad a los conciertos.

La Sociedad Artística Sinaloense SAS se apoya en la OSSLA como su sinfónica de respaldo; participa en su programación con el tradicional concierto de navidad y otros eventos musicales.

La Sinfónica da prestigio a Sinaloa y ya es un ícono de identidad musical a nivel nacional. El Festival Cervantino, al celebrar su 40 aniversario, recibió como invitado al estado de Sinaloa; en ese marco la OSSLA destacó enormemente por su calidad artística.

El proyecto “Toda la Orquesta, Todo el Estado” llevó la música de concierto a todos los municipios de Sinaloa. grupos de Cámara integrados por músicos de la Orquesta se presentaron en todas las cabeceras municipales creando públicos locales conocedores de la música clásica.

La OSSLA se ha presentado en el Palacio de las Bellas Artes, máximo recinto cultural de México, en distintas  ocasiones: destacando la primera, el sábado 30 de octubre de 2004, participando como orquesta invitada dentro del programa conmemorativo del 70º Aniversario de Bellas Artes (1934-2004); y segunda, en la Ceremonia Concierto de la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música, en la que se reconoció y entregó a la OSSLA el diploma como la orquesta más sobresaliente en ese año en el quehacer artístico musical de México.

La música tradicional sinaloense, nuestra música de viento, se universalizó al innovar sobre la tradición con la composición y ejecución de un repertorio de piezas de música tradicional de tambora elevándolas a la categoría de música sinfónica

Gracias a la OSSLA la ciudad de Culiacán cuenta con una Suite sinfónica en su honor, obra del músico y compositor mexicano Eduardo Gamboa; él compuso la suite “Culiacán 2004” que se estrenó mundialmente en el Palacio de las Bellas Artes en la ciudad de México el día 30 de octubre de ese año.

Todos estos logros, inéditos en el complejo mundo de la música sinaloense, se concretaron en un lapso de tiempo relativamente corto. Este año celebramos XXI Aniversario de existencia de la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes; en la primera etapa,  bajo la conducción artística de su director fundador Gordon Campbell, quien  entregó la batuta al talentoso joven director de orquesta Miguel Salmón del Real, inaugurándose así una nueva etapa de esta prestigiada y reconocida orquesta sinfónica, esperando que se potencie su carácter transversal, fortalezca y diversifique su presencia en el ámbito de la cultura en Sinaloa.

Tiempos de pandemia son tiempos de innovación, ya debemos pensar en políticas públicas eficaces y dar certeza jurídica a esta gran compañía artística musical para que permanezca y no dependa de los vaivenes de la política.

El público que formó sin distinción de edad, género y situación social, ahora saben apreciar la buena música y la disfrutan, asistiendo con regularidad al Teatro Pablo de Villavicencio, principal recinto escénico de Sinaloa, por justicia se lo merecen.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias