Síguenos

Con su oficio Elías va repartiendo alegrías por toda la ciudad de Navolato

Hace 37 años dedica sus días a repartir cartas y con ello felicidad en quienes las reciben.
12 junio, 2023

A sus 57 años Elías López Zazueta disfruta de la vida. Hace 37 años que se le brindó la oportunidad de integrarse al Servicio Postal Mexicano y dedicar sus días a la entrega de correspondencia.

Durante esos años a Elías le ha tocado ver cómo es que poco a poco ha ido disminuyendo esta práctica de enviar y recibir cartas.

A pesar de esa disminución ocasionada por las herramientas tecnológicas y la brevedad al enviar y recibir mensajes por diferentes aplicaciones, todavía hay algunas personas que aprecian el valor emocional de enviar o recibir una carta física, por lo que continúan con este buen hábito.

Según Elías, cuando empezó a trabajar como cartero en Navolato, había al menos otros seis señores que se dedicaban a la entrega y recepción de mensajería. Hoy solamente son tres los carteros para todo el municipio.

“Antes llegaban más cartas. La gente con mucha frecuencia utilizaba el servicio postal. Hoy, son dos o tres cartas las que se reciben para todo el municipio”, dice intentando reflexionar la razón.

Sin importar que sea solo una carta la que tenga que entregar, Elías se dice feliz y satisfecho por su oficio. Cuando llega a los domicilios a entregar esa misiva, las personas disfrutan y reciben con alegría las buenas nuevas.

“Lo que sí me he dado cuenta es que la gente sigue poniéndose alegre cuando recibe las cartas. Como ya no es tan común, se vuelve especial para ellos. Hay algunos que todavía prefieren oler la tinta en el papel”, dice entre risas.

El vecino de la colonia Benito Juárez lanza una invitación a los habitantes de Navolato para que no pierdan esa habilidad de escribir y sentir el gozo de palpar entre sus manos las misivas.

“No dejemos que muera este oficio. Sigan escribiendo cartas a sus familias, a su gente. Esta es una tradición muy bonita que la verdad a nosotros nos llena de satisfacción llevar sus cartas a los domicilios. Ver la cara de alegría de las personas no tiene el mismo significado que recibir un mensajito de whatsapp”, dice Elías.

Así con disposición, Elías recorre Navolato a bordo de su bicicleta buscando direcciones para entregar esas cuantas cartas que llenarán de alegría a su remitente.

Lee también: Roy Navarrete, un navolatense de gran corazón y etiqueta de servicio

Enlaces patrocinados