Síguenos

La primera biblioteca ecológica de Latinoamérica está en México

En el Centro Cultural Pedro López Elías, ubicada en Tepoztlán, Morelos, se encuentra la única biblioteca sustentable en Latinoamérica. En ese lugar, hay más de 40 mil libros y un interés muy alto por la cultura ecológica

27 julio, 2022
La primera biblioteca ecológica de Latinoamérica está en México

Muchas bibliotecas alrededor del mundo coleccionan y resguardan impresionantes obras de todo tipo, sin embargo, pocas pueden presumir de ser completamente ecológicas y verdes. En Tepoztlán, Morelos, se encuentra la primera biblioteca sustentable en México y América Latina.

El Centro Cultural Pedro López Elías fue fundado por el abogado Pedro López Elías, originario de Los Mochis, Sinaloa. Su amor por la educación lo llevó a formar un patrimonio de 40 mil libros. Gracias a ello, decidió crear la primera biblioteca sustentable en América Latina. En un inicio el proyecto se trató de algo personal, pero con el tiempo quedó abierto a todo el público.

Este asombroso lugar alberga una colección de libros de todas las disciplinas, y aproximadamente 1,000 volúmenes de obras antiguas especializadas en derecho, historia y filosofía, además cuenta con monedas y medallas antiguas del siglo XVI al XIX de México y setenta países más, una colección de libros para niños, videoteca de más de 2,400 películas y documentales en una sala para que interactúen con la tecnología. Este lugar atesora más de 15 mapas antiguos de México desde el siglo XVI hasta principios del siglo XIX.

Centro Cultural Pedro López Elías. Fotografía: Cortesía/López Elías

¿Por qué es la biblioteca más ecológica de Latinoamérica?

Esta biblioteca tiene 42,000 paneles solares, no utiliza energía para su ventilación, el edificio aprovecha el fenómeno conocido como convención para reducir la necesidad de aire acondicionado. La entrada de aire fresco provoca que el aire caliente suba y se transporte por chimeneas para recolectar su energía calórica. Este sistema de ventilación permite la conservación de los libros, filtrando el polvo y contaminantes que provienen del exterior.

También todos sus equipos de cómputo, proyección e iluminación cuentan con certificación Energy Star, esto les permite ahorrar energía. Además poseen lámparas LED que consumen menos electricidad y no generan calor. En cuanto al edificio, algunas de sus paredes están hechas con papel periódico reciclado; su concha acústica está decorada con botellas de vidrio reutilizadas y la terraza está hecha con restos maderables.

Referente al consumo de agua, cuenta con sistema de goteo y mingitorios secos. También tiene un biodigestor para aguas negras. Posee un sistema de captación de aguas pluviales con una capacidad de 1,780 litros para cada día del año y parte de estas aguas se aprovechan en un huerto orgánico privado.

Para checar mayor información detallada, puedes ingresar a: https://www.ccple.org/

Lee también: La Calle Gral. Ángel Flores de Culiacán.

 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias