Tus Buenas Noticias
Quienes somosSíguenos

El correlimos de Alaska viaja directo a la sindicatura de Villa Juárez

El Calidris mauri, esta pequeña avecita viaja desde Alaska hasta Sinaloa para poder comer

25 marzo, 2023
El correlimos de Alaska viaja directo a la sindicatura de Villa Juárez

Las aves son seres excepcionales, pero a veces no les damos la significancia que merecen como acompañantes de vida o por su rol en la conservación de los ecosistemas. El Correlimos de Alaska viaja desde el extremo norte del planeta para llegar a la sindicatura de Villa Juárez y Angostura, Sinaloa.

Si crees que ir por las tortillas todos los días es un fastidio porque la tortillería está lejos de casa, te falta conocer al Calidris mauri, esta pequeña avecita viaja desde Alaska hasta Sinaloa para poder comer.

Así como lo lees, estas aves playeras se reproducen en la tundra de Alaska y todos los años migran al centro y sur del continente americano, tanto por el Océano Atlántico, como por el Pacífico. Esto representa un vuelo continuo de unos 3 mil 200 kilómetros. Algunos atraviesan el mar para llegar a Hawái, lo hacen sin parar porque no saben nadar.

Lee también: El “Güero Tany” le pone verdura a los guisos desde Villa Juárez

Su principal destino en México es la Bahía Santa María La Reforma, en la costa del municipio de Angostura, pero otro destino importante es también el pantano de Chiricahueto y la Ensenada de Pabellones, en el litoral de la sindicatura de Villa Juárez.

¿Por qué vuelan tan lejos para estar aquí en Sinaloa? Porque en invierno los lagos y la orilla del mar permanecen congelados en toda la región de Alaska y parte de Canadá. Entonces viajan para pasar el invierno en zonas más cálidas donde abunda la comida.

Lee también: María Villalba Castillo se trajo el pan de la sierra de Choix a Villa Juárez

Por su clasificación de consumo, los correlimos de Alaska o Playerito Occidental son aves que se pueden observar en los pantanos o fangales de lagunas, estuarios y costas marinas. Con su pico largo sacan del lodo invertebrados marinos, como larvas de camarón y ostras, principalmente, pero se engullen todo lo que pueden atrapar, desde insectos, lombrices, pequeños pececitos o huevecillos.

Una manera sencilla de identificar las parvadas de chorlitos será cuando vuelan. Para protegerse de los depredadores vuelan en grupos numerosos y hacen movimientos ondulantes o quiebres repentinos para esquivar a los gavilanes u otros falconiformes.

Los estudios que se han hecho en Sinaloa de estas aves demuestran que en nuestras palayas o pantanos solo están los machos y las crías, porque las hembras son más arrojadas viajando hasta la costa de Panamá. Los machos deben quedarse en México para que al final de la temporada puedan apresurarse a ganar un terreno para el nido. Los juveniles se quedan para no arriesgar la población ante depredadores y obstáculos en el vuelo.

La próxima vez que vayas a la playa en invierno pon atención e identifica a los incansables viajeros de Alaska. Dales el mejor trato para garantizar la sobrevivencia de la especie y poder tenerlos en la siguiente temporada. Ya vez, no todo es como parece.

Lee también: Tipos de mantenimientos que debes de darle a tu carro

Temas de esta nota
image mailchimp
Consumir buenas noticias ayuda a hacernos más felices y mas optimistas
Tal Ben-Shahar
Enlaces patrocinados
<