Síguenos

"No le des tan recio a la cuna porque me duele la cabeza" , la historia del niño que habló a los cuatro días de nacido

Se dice que el hecho ocurrió en Santiago Papasquiaro, Durango, en el año 1813

7 noviembre, 2022
"No le des tan recio a la cuna porque me duele la cabeza" , la historia del niño que habló a los cuatro días de nacido
"No le des tan recio a la cuna porque me duele la cabeza" , la historia del niño que habló a los cuatro días de nacido.
"No le des tan recio a la cuna porque me duele la cabeza" , la historia del niño que habló a los cuatro días de nacido.

Una leyenda es una narración de una mezcla de hechos sobrenaturales y naturales, los cuales se transmiten de generación en generación ya sea de forma escrita y oral. En esta ocasión contaremos a ustedes una de las leyendas más populares del estado de Durango es la de “El niño viejo de Durango”.

Se cuenta que una niña mecía en la cuna a su hermano de tan solo cuatro días de haber nacido, cuando escuchó una voz que decía, "No le des tan recio a la cuna porque me duele la cabeza". Dicen que el hecho ocurrió en 1813, en el poblado de Santiago Papasquiaro.

"No le des tan recio a la cuna porque me duele la cabeza", dijo el bebé de cuatro días de nacido a su hermana como de siete años que lo cuidaba, lo cual ocasionó que la pequeña se pegará tremendo susto y pidiendo auxilio a su mamá.

Cuando la madre de los pequeños llegó a la recamara con la idea de derribar el miedo infundado de su pequeña, ella meció la cuna escuchando la misma petición por parte del bebé: “No le des tan recio a la cuna porque me duele la cabeza”.

Fue tal inmenso el susto de la mamá que corriendo fue por un sacerdote para que le ayudará a comprender lo que estaba sucediendo con su hijo, pero el cura también se asustó cuando lo escuchó pronunciar “señor cura me duele la cabeza, no mezca la cuna, ni tampoco que la mezca el alcalde ni nadie”.

Cuenta la leyenda que después de esto alcalde y juez hicieron saber del caso al gobernador de Durango, quedando esto en un expediente que firmaron las personas de nombres José Antonio Berúmen y José del Clemente Díaz, de acuerdo con el cronista finado Everardo Gamiz Olivas.

Sin embargo, la historia se extravió en el tiempo, aunque se dice que el niño habló de algunos pasajes más de la lucha de Independencia de México creyendo que se trataba de un alma reencarnada, pero también se dice que fue asesinado por órdenes de las autoridades del pueblo.

Lee también: En Mazatlán se encuentra una de las plantas enlatadoras de atún más grande y modernas del mundo

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias