Síguenos

Hoy se casó el huitlacoche con una urraca famosa

La boda del Huitlacoche. Un macho feo y chaparro con una hembra hermosa… suele pasar

Hoy se casó el huitlacoche con una urraca famosa

Casi todos los machos de aves son bonitos, pero el huitlacoche no. Sin embargo, se casó con una urraca famosa, hermosa hasta en el nombre. Qué suerte de los feos, pero el huitlacoche sabe cantar.

La boda del huitlacoche es algo de literatura popular, una canción salida de un imaginario pueblerino de quienes sí conocen algo de las especies de aves referidas. De alguien que sabe que el huitlacoche es feo, pero tiene su gracia.

Hablemos del Huitlacoche (Cuitlacoche)

Huitlacoche es un hongo negruzco que se desarrolla en los granos tiernos del elote (Ustilago maidis), muy consumido en el centro y sur del país, muy rico en quesadillas. Pero Cuitlacoche es un ave, cuyo nombre deriva, según la Academia Mexicana de la Lengua de los vocablos (náhuatl cuicatl ‘canto, canción’, de cuica ‘cantar’), por eso en algunos lugares también le llaman cuicacoche pico curvo.

Para el noroeste del país son más las personas que llaman cuitlacohe al ave, pero hay quienes le dicen también huitlacoche. Su nombre científico es Toxostoma curvirostre. 

Su distribución se da desde las zonas altas de Oaxaca y toda la franja del Pacífico, llegando a extenderse en los desiertos de Sonora y Chihuahua hasta rematar en Arizona y Texas. En Sinaloa abundaban. Tiene más influencia norteña. Se alimenta de frutos gusanos, insectos y lagartijas pequeñas.

Comparte territorios y hábitos con el Cenzontle, con frecuencia se les ve juntos. También el cuitlacoche imita el canto de los pájaros, pero en menor escala que el cenzontle. Un cuitlacoche adulto es de tamaño mediano, mide entre 24 y 29 cm de largo. Su cola es larga; el plumaje de las partes superiores pardo grisáceo y en las partes inferiores es claro. Tiene un pico largo y curvo. En pocas palabras es feo, pero tiene la gracia de saber cantar.

Hablemos de la urraca famosa

Es hermosa hasta en el nombre. Se llama Urraca hermosa cara negra. Se le conoce también como urraca de copete, y su nombre científico es: (Calocitta colliei). Posee una pronunciada cresta, cara y garganta negras y cola muy larga con orilla blanca que flota tras el ave en vuelo. Es un ave grande, mide entre 58.5 y 76.5 cm de largo, más de la mitad corresponde a la cola.

La urraca famosa es bella y arrogante, es de las pocas aves con plumaje hermoso igual que el macho de su especie. La urraca es de la familia de los cuervos (Corvidae), muy amiguera pero falsa, engañadora y traicionera. En el menor descuido se come los huevos o los polluelos de los nidos de otras especies y se roba objetos para adornar su nido. Es omnívora como todos los cuervos.

Su hábitat es también extenso, esta especie se distribuye desde el sur de Sonora hasta el norte de Colima, pero en Sinaloa tiene una gran población.

Imaginemos la boda del huitlacoche con una urraca famosa.

Es la clásica relación del macho feo, menospreciado, de poca gracia, sin atractivo, pero tiene como virtud el saber cantar. Si fuera humano sería feo, pero labioso (verbo mata carita). Chaparro, de grandes aspiraciones poniendo sus ojos en una hermosa (urraca) de mucha fama.

Una relación intrépida que despierta envidias, por eso no faltan zopilotes y galfarros rapaces que quieran atrofiar el noviazgo. Por cierto, una relación que se ve imposible de ser exitosa. NO son compatibles por naturaleza. La urraca sacará ventaja de la relación y al final matará al huitlacoche (es la naturaleza de los córvidos).

Desde mi oficina en Culiacán veo tras el cristal de la ventana llegar tanto al Cuitlacoche como la Urraca. Les he tomado fotos imaginando la víspera de la boda.

La boda del huitlacoche una canción y baile viral

La letra poco tradicional y un baile anorteñado con ritmos y equilibrios en zapateado, hicieron de la canción un fenómeno viral en las redes sociales y bailes populares de México. Se desconoce el año en que la letra de la canción fue escrita, pero  la música como el baile pasaron a ser temporalmente un trending topic muy celebrado.

La letra de la canción y su música norteña evidencia una literatura ranchera popular, con vocablos propios del noroeste de México, describiendo una fauna nativa característica de la región como acompañantes de la boda.

“La boda la celebraban en la selva del coyote
Estaban los guajolotes cantando bien neciesotes
Estaban bien borrachotes cuando llegó el tecolote
Cuando llegó el tecolote calmándoles el mitote.

Hoy se casó el huitlacoche
Con una urraca famosa
La boda la celebraban allá por La Rumorosa…”

La suerte de los feos…cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

Disfruta tus logros y cuida de tu pareja.

FOTOS: NaturaLista/Conabio

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias