Tus Buenas Noticias
Síguenos

Los guantes inteligentes podrían ser la siguiente gran revolución tecnológica

La invención de los guantes inteligentes tiene la capacidad de ayudar a los humanos a recuperar el tacto o aprender nuevas facultades.

29 febrero, 2024
Las empresas de tecnología han reconocido el potencial de este invento. Foto: Cortesía
Las empresas de tecnología han reconocido el potencial de este invento. Foto: Cortesía

En la actualidad, la tecnología háptica no es cosa de ciencia ficción, de hecho, hay muchos gadgets que permiten descubrir este tipo de tecnologías. Sin ir muy lejos, los audífonos, computadoras y teléfonos móviles cuentan con tecnologías hápticas para mejorar la inmersión del usuario.

No obstante, ahora estos inventos han dado un nuevo paso: el desarrollo de guantes que pueden tener la clave para un aprendizaje mucho más profundo e interesante, así como regresar las capacidades del tacto a quienes las hayan perdido.

Guantes inteligentes para obreros.
Esta invención tiene muchas aplicaciones. Foto: Cortesía

¿Cómo son los guantes inteligentes?

En el MIT (por sus siglas en inglés, Instituto Tecnológico de Massachusetts) los investigadores han desarrollado unos guantes inteligentes capaces de proporcionar feedback háptico personalizado, los cuales puede ser la clave en los procesos de aprendizaje del futuro. 

Asimismo, esta tecnología permite simular el tacto y la presión de objetos reales, tal como ocurre con otros sensores hápticos. De esta forma, el abanico de posibilidades para mejorar la interacción humana con entornos virtuales y el aprendizaje de habilidades físicas será mucho más amplio y accesible para todos.

La base de estos guantes radica en una máquina de bordado digital, capaz de integrar actuadores hápticos, mismos que vibran en los teléfonos cuando se recibe una notificación, en textiles. Esta innovación permite reproducir sensaciones muy precisas, como la de agarrar un objeto o presionar un botón.

Guantes futuristas.
Esta tecnología podría mejorar la vida de los seres humanos en muchos ámbitos. Foto: Freepik

Por ejemplo, se podría aprender a tocar el piano sintiendo en las manos la presión exacta que un experto pianista ejerce sobre las teclas. Eso sería posible gracias a que un instructor podría grabar la sensación de tocar una melodía, para que luego el estudiante, usando los guantes, recibe la misma retroalimentación táctil. 

Otro aspecto emocionante de esta tecnología es su capacidad para adaptarse a las necesidades individuales de cada usuario. Utilizando aprendizaje automático, el sistema ajusta la retroalimentación háptica según las reacciones y medidas de la mano del usuario

Esta personalización, que apenas toma unos 15 segundos, asegura que la experiencia sea única y ajustada a la percepción táctil de cada persona. La producción de un par de guantes a medida toma alrededor de 10 minutos, lo que destaca la viabilidad de esta tecnología para su implementación en gran escala.

Guantes del MIT
Planos del guante. Foto: Cortesía

Igualmente, la combinación de estos guantes con inteligencias artificiales avanzadas con aprendizaje mecánico podría permitirnos simular y entrenar para tareas extremadamente complejas, desde operaciones quirúrgicas hasta el manejo de maquinaria pesada o robots. De esta forma, lo digital y lo físico comienzan a tener una frontera muy pequeña.

Como gesto de generosidad hacia la comunidad científica y tecnológica, el equipo de investigación ha decidido hacer público el código de entrenamiento y los datos experimentales. Este gesto invita a la colaboración y la innovación y anticipa una evolución de la tecnología que podría expandirse a otros textiles inteligentes y aplicaciones aún más complejas.



image mailchimp
Consumir buenas noticias ayuda a hacernos más felices y mas optimistas
Tal Ben-Shahar
Enlaces patrocinados