Síguenos

La inteligencia artificial

4 diciembre, 2023
La inteligencia artificial .
La inteligencia artificial .
Quienes peinamos canas —pocas, a ver qué va a pasar— hemos tenido la inmensa fortuna de vivir unas cuantas revoluciones tecnológicas ya. 
Nos creíamos ya inmunes a la sorpresa y a la maravilla, porque después de jugar con el C64 y trabajar con el PC, de descubrir internet o de enamorarnos de los smartphones no parecía haber mucho más.

Y vaya si lo hay. 
Nos lo demostró hace justo un año ChatGPT, un chatbot creado con un modelo de inteligencia generativa que ha acabado conquistando el mundo entero. 
Es, de hecho, la plataforma software con el crecimiento más rápido de la historia, y su aparición ha hecho que incluso quienes veían lo de la IA como un tema más propio de Hollywood empiecen a darse cuenta de que esto pinta a revolución. 
Pero revolución de las gordas.

En los últimos meses, hemos asistido a una vertiginosa sucesión de noticias, proyectos y debates alrededor de la IA en general y de ChatGPT en particular. 
Ha habido especial atención — e incluso pánico— a los riesgos que puede plantear la IA y su futura hermana, la inteligencia artificial general ( AGI), 
Con la regulación en el aire y las quejas en torno al copyright a flor de piel, hay quienes la critican y reducen su relevancia —se inventa cosas y desvaría, cierto.

Y, sin embargo, su impacto es transversal y gigantesco. 
No sabemos si nos quitará el trabajo —de momento no escribe esta newsletter, pero tiempo al tiempo—, pero a su alrededor han aparecido multitud de proyectos que ya empiezan a tratar de sacarle el jugo a una tecnología que se postula como la nueva bicicleta para la mente. 
Una que si todo va bien (crucemos dedos) logrará que trabajemos menos, pero que produzcamos más y mejor que nunca.
 

Temas de esta nota
Enlaces patrocinados