Síguenos

Jesús Ernesto en condición especial inspira a todos en su camino hacia la superación

Tiendas Ley le abre la puerta a la inclusión y lo ayuda a encontrar su propósito en la vida con gran valentía.
4 agosto, 2023

Culiacán, Sinaloa.- En los rincones de la vida, donde los sueños y las adversidades se unen, existe una historia de valentía y superación que desafía las limitaciones impuestas por el destino. En medio del bullicio de una tienda de autoservicio Ley, se encuentra Jesús Ernesto Ojeda Pulido, un joven de 25 años que ha dejado una profunda huella en el corazón de todos aquellos que cruzan su camino.

Desde su nacimiento, la parálisis cerebral se convirtió en su compañera de viaje. Sin embargo, él no permitió que esta condición definiera su destino. "Yo no iba a caminar, pero gracias a mi mamá y a mi papá, ellos me sacaron adelante, y también gracias a las rehabilitaciones que he recibido", afirma con un brillo en sus ojos, irradiando gratitud por el amor y apoyo incondicional de sus padres, Rosario Pulido y Ramón Ojeda.

Con entusiasmo Jesús Ernesto realiza su labor diaria.
Con entusiasmo Jesús Ernesto realiza su labor diariamente. 

Los primeros días de su vida estuvieron marcados por la lucha contra la inmovilidad, pero Jesús no se rindió. A través de años de terapia y dedicación, se ha convertido en un ejemplo vivo de determinación y fortaleza. Su espíritu inquebrantable lo llevó a estudiar en el Centro de Atención para Estudiantes con Discapacidad CAED, donde comparte experiencias y aprendizajes con otros niños y jóvenes con discapacidad. Además, no se detuvo allí, sino que también emprendió el camino hacia una carrera técnica en Diseño Gráfico.

Sin embargo, la historia de Jesús no es solo una demostración de perseverancia, sino también un testimonio de amor y solidaridad. Entre sus dos hermanos, ambos con sus propias discapacidades, la familia ha enfrentado múltiples desafíos. Pero bajo el cobijo del amor materno y la firmeza paterna, los tres hermanos han aprendido a abrazar la vida con toda su complejidad.

Jesús Ernesto es un ejemplo para sus compañeros por la buena actitud que posee para realizar su trabajo.
Jesús Ernesto es un ejemplo para sus compañeros por la buena actitud al realizar su trabajo.

En el corazón de Jesús arde la ambición y la voluntad de independencia. "Quiero ganarme la vida con mi esfuerzo, soy independiente y quiero ser autosuficiente", expresa con determinación. Lleno de pasión y propósito, aspira a convertirse en un Licenciado en Derecho para ayudar a los demás. La noble causa de aliviar las cargas ajenas y luchar por la justicia es lo que impulsa su anhelo de ingresar a la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

Un momento clave en su camino hacia la independencia llegó cuando encontró empleo en Casa Ley. Aunque el área de limpieza podría haber sido vista por algunos como un trabajo menor, para Jesús fue una oportunidad para demostrar su valía y capacidad. "Me gusta mucho lo que hago", expresa con orgulp style="text-align: justify;">Culiacán, Sinaloa.- En los rincones de la vida, donde los sueños y las adversidades se unen, existe una historia de valentía y superación que desafía las limitaciones impuestas por el destino. En medio del bullicio de una tienda de autoservicio Ley, se encuentra Jesús Ernesto Ojeda Pulido, un joven de 25 años que ha dejado una profunda huella en el corazón de todos aquellos que cruzan su camino.

Desde su nacimiento, la parálisis cerebral se convirtió en su compañera de viaje. Sin embargo, él no permitió que esta condición definiera su destino. "Yo no iba a caminar, pero gracias a mi mamá y a mi papá, ellos me sacaron adelante, y también gracias a las rehabilitaciones que he recibido", afirma con un brillo en sus ojos, irradiando gratitud por el amor y apoyo incondicional de sus padres, Rosario Pulido y Ramón Ojeda.

Con entusiasmo Jesús Ernesto realiza su labor diaria.
Con entusiasmo Jesús Ernesto realiza su labor diariamente. 

Los primeros días de su vida estuvieron marcados por la lucha contra la inmovilidad, pero Jesús no se rindió. A través de años de terapia y dedicación, se ha convertido en un ejemplo vivo de determinación y fortaleza. Su espíritu inquebrantable lo llevó a estudiar en el Centro de Atención para Estudiantes con Discapacidad CAED, donde comparte experiencias y aprendizajes con otros niños y jóvenes con discapacidad. Además, no se detuvo allí, sino que también emprendió el camino hacia una carrera técn

Enlaces patrocinados