Síguenos

América contiene más pirámides que el resto del mundo combinado

2 febrero, 2023
América contiene más pirámides que el resto del mundo combinado. Foto: Marv Watson
América contiene más pirámides que el resto del mundo combinado. Foto: Marv Watson

En la antigua Mesoamérica, una región que se extiende desde gran parte del México actual hasta la mayor parte de América Central, pueblos como los incas, los aztecas, los mayas y los olmecas tenían su propio estilo de pirámide que data de alrededor del año 1000 antes de Cristo.

A diferencia de Egipto, no se utilizaron exclusivamente para tumbas.

Las pirámides mesoamericanas más conocidas son las de Teotihuacan, una ciudad azteca cerca de la actual Ciudad de México.

La Pirámide del Sol, la más grande de las estructuras, y la cercana Pirámide de la Luna se construyeron colocando escombros dentro de un conjunto de muros de contención, construyendo ladrillos de adobe a su alrededor y luego recubriendo con piedra caliza.

La Pirámide del Sol esconde un secreto extra:

Otra pirámide, accesible a través de una cueva debajo.

Estas pirámides se construyeron entre el año 1 y el 200 de nuestra era, aunque la pirámide dentro de la cueva es más antigua.

La Gran Pirámide en La Venta, una antigua civilización olmeca de la actual Tabasco, México, es muy diferente:

Es esencialmente una montaña hecha de arcilla.

Las pirámides olmecas posteriores también fueron montículos de tierra, solo revestidos con piedra en una estructura escalonada.

La pirámide más grande del planeta por volumen, no por altura, es la Gran Pirámide de Cholula, o Tlachihualtepetl, en México.

Se remonta alrededor del año 200 a. C. y consiste esencialmente en 6 pirámides una encima de la otra.

Las civilizaciones posteriores ampliaron la construcción anterior, cuidando de preservar la obra original.

Está hecha de ladrillos de adobe y, ya sea accidentalmente o por un esfuerzo deliberado de los lugareños, eventualmente se cubrió de follaje y luego fue abandonado.

Cuando los invasores españoles, encabezados por Hernán Cortés, llegaron, destruyeron las estructuras más visibles, pensaron que Tlachihualtepetl era parte de la topografía natural y lo dejaron así.


Temas de esta nota
Enlaces patrocinados