Tus Buenas Noticias
Síguenos

En Sinaloa, los relojes monumentales marcan las historias como fieles guardianes del tiempo

Treinta y dos piezas monumentales forman parte del paisaje cultural del Estado.

12 febrero, 2024

Culiacán, Sinaloa.- En el emocionante paisaje cultural de Sinaloa, treinta y dos relojes monumentales se erigen como auténticas joyas, destacando dieciocho de ellos por su valor histórico, según reveló Víctor Buelna Verdugo, encargado del mantenimiento y funcionamiento de estas reliquias que forman parte del patrimonio cultural de la entidad.

El ingeniero, responsable de la operación de la maquinaria de estos relojes, provenientes en su mayoría de lugares como España, Alemania y Francia, detalló que dieciocho de estos dispositivos son considerados históricos, cumpliendo con el requisito de tener más de cincuenta años de antigüedad, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

"Tenemos relojes que cumplen más de cien años, algunos datan de los años cuarenta, siendo el más reciente el reloj de la parroquia de San Francisco de Asís en Navolato, de la década de los cincuenta", mencionó Buelna Verdugo.

El ingeniero resaltó que, a nivel nacional, Sinaloa compite con relojes de gran renombre, como el que trajo Hernán Cortés, el primer reloj en el continente americano que rigió el tiempo en la capital del país durante más de tres siglos antes de regresar a España. También mencionó el icónico reloj de La Bella Airosa en Pachuca, originario de Londres, Reino Unido.

Aquí, en Culiacán, se encuentran ejemplos notables de relojes extraordinarios. "En el parque Revolución, hay un reloj de cuatro esferas, algo poco común. Aunque no son considerados históricos, en la Universidad Autónoma de Sinaloa se hallan dos relojes de gran importancia, uno en el Edificio Central y otro en el arco de entrada de Ciudad Universitaria", agregó.

El reloj de la Catedral Basílica de Nuestra Señora de El Rosario, con más de cien años de servicio, fue sustituido en 1983 por otro fabricado en Puebla. Aunque retirado, la máquina original se encuentra ahora en el Seminario.

El ingeniero también resaltó que tres relojes en Sinaloa cumplen este año cien años de antigüedad. "En Cosalá hay un reloj alemán, al igual que el de Villa de Ahome y un tercer reloj en la parroquia de San Antonio de Padua, en La Noria, sindicatura de Mazatlán. De estos tres, el de La Noria es el único que continúa en funcionamiento", concluyó el responsable de estos fascinantes guardianes del tiempo en Sinaloa.

Lee también: Fernando es el artesano de las guitarras que afina la vida con notas de pasión y oficio

Lee también: Con maestría, Polín Taniyama es el restaurador de sombreros en el Mercadito de Culiacán

Temas de esta nota
Enlaces patrocinados