Tus Buenas Noticias
Síguenos

Con las ventas de estación en Culiacán, Myrna Casanova es la mujer tenaz que no se desvanece en la adversidad

Desde muy niña, la vecina de la colonia Revolución, se involucró en el mundo de las ventas y asegura estar orgullosa porque gracias a sus trabajos honrados ha sacado a delante a sus 7 hijos

20 diciembre, 2023
El puesto de venta de atole, avena, chocolate y gorditas de Myrna, se ubica sobre el bulevar Agricultores, sobre el puente de la calle Eulogio Parra. Está de lunes a domingo de 5:00 a 9:00 horas. Fotos: Juan Madrigal
El puesto de venta de atole, avena, chocolate y gorditas de Myrna, se ubica sobre el bulevar Agricultores, sobre el puente de la calle Eulogio Parra. Está de lunes a domingo de 5:00 a 9:00 horas. Fotos: Juan Madrigal

Culiacán, Sinaloa.- Myrna Casanova Vera es una mujer trabajadora, ejemplo de fuerza, determinación y tenacidad. Su trabajo de ventas cambia con cada estación del año. Se levanta muy temprano todos los días para conquistar sus sueños, y no se rinde ante cualquier adversidad. Desde niña ha usado su ingenio, creatividad, valentía y resiliencia para cumplir sus metas y crear negocios.

La vecina de la colonia Revolución, expresó a Tus Buenas Noticias, que gracias a que sus padres (Ángel y María QEPD) la enseñaron a trabajar desde temprana edad ha sabido enfrentar los obstáculos que se le presentan en la vida y ha logrado sacar adelante con mucho orgullo a sus siete hijos.

“Mis papás tenían un negocio de venta de birria de chivo. A los siete años, al salir de la escuela, le ayudaba en el establecimiento, a realizar actividades como pelar ajos”, manifestó la mujer emprendedora.

Myrna, confesó que fue madre de su primer hijo a la edad de 15 años, pero eso no fue impedimento para lograr cumplir sus metas en la vida, porque aseguró que le tiene mucho cariño a las ventas, razón principal por la que no le teme a emprender ningún negocio. “El que es perico donde sea es verde”, expresó con entusiasmo.

Casanova Vera, indicó que emigró a la edad de 20 años a la ciudad fronteriza de Tijuana, BCN, en búsqueda de una mejor calidad de vida. Donde, por más de 22 años, le tocó laborar en diferentes giros de comercio, todo con el objetivo de sacar adelante a sus hijos, ya que asegura que le tocó ser madre soltera y tenía la obligación de darle educación, alimento y techo a sus retoños. “Quién era mi esposo se fue a Estados Unidos, y rehízo su vida, y para darle de comer a mis hijos me tocó hasta vender papas, dulces en el circo Chino de Pekin”, dijo.

Hace más de 13 años, decide regresarse a su tierra natal (Culiacán) para empezar una nueva vida, la cual señaló estar muy contenta porque a base de sus ventas que realiza de acuerdo a la época del año ha logrado cumplir sus más anhelados sueños, como tener su casa y carro de trabajo.

 “Regresé a Culiacán como en el año 2009, tenía poco que se había inaugurado el parque lineal del bulevar Agricultores, esto me motivó a iniciar a vender sobre el bulevar tamales y champurrado. Negocio que no me funcionó”, manifestó la mujer de 56 años, quien recordó que un taxista fue su primer cliente que conserva hasta la fecha.

Myrna se considera una mujer tenaz y trabajadora que nunca se desvanece ante cualquier inconveniente. En una de sus iniciativas decidió comenzar a vender: atole, avena, chocolate y sabrosas gorditas. Ese emprendimiento lo realiza con mucho orgullo, de noviembre a enero, labor que combina con la fabricación de piñatas. “En diciembre, que es el mes que hace más frío vendo por las mañanas y en la tarde noche, porque mis clientes me lo piden. Inicio a preparar todo a las dos de la madrugada, porque me gusta que todo sea del día”, declaró.

En el mes de Amor y la Amistad, se dedica a vender sobre el bulevar Agricultores detalles para esta fecha especial. Luego productos que la gente utiliza para asistir a la playa. Al culminar la época de Semana Santa, inicia a comercializar ciruelas, para luego seguir con venta de agua de horchata de coco y ropa de segunda mano en los tianguis de Culiacán y hasta el mes de octubre es cuando inicia a elaborar coronas y arreglos por el Día de Muertos.

“Gracias a Dp>Culiacán, Sinaloa.- Myrna Casanova Vera es una mujer trabajadora, ejemplo de fuerza, determinación y tenacidad. Su trabajo de ventas cambia con cada estación del año. Se levanta muy temprano todos los días para conquistar sus sueños, y no se rinde ante cualquier adversidad. Desde niña ha usado su ingenio, creatividad, valentía y resiliencia para cumplir sus metas y crear negocios.

La vecina de la colonia Revolución, expresó a Tus Buenas Noticias, que gracias a que sus padres (Ángel y María QEPD) la enseñaron a trabajar desde temprana edad ha sabido enfrentar los obstáculos que se le presentan en la vida y ha logrado sacar adelante con mucho orgullo a sus siete hijos.

“Mis papás tenían un negocio de venta de birria de chivo. A los siete años, al salir de la escuela, le ayudaba en el establecimiento, a realizar actividades como pelar ajos”, manifestó la mujer emprendedora.

Myrna, confesó que fue madre de su primer hijo a la edad de 15 años, pero eso no fue impedimento para lograr cumplir sus metas en la vida, porque aseguró que le tiene mucho cariño a las ventas, razón principal por la que no le teme a emprender ningún negocio. “El que es perico donde sea es verde”, expresó con entusiasmo.

Casanova Vera, indicó que emigró a la edad de 20

1 / 15
Imagen 1
2 / 15
Imagen 2
3 / 15
Imagen 3
4 / 15
Imagen 4
5 / 15
Imagen 5
6 / 15
Imagen 6
7 / 15
Imagen 7
8 / 15
Imagen 8
9 / 15
Imagen 9
10 / 15
Imagen 10
11 / 15
Imagen 11
12 / 15
Imagen 12
13 / 15
Imagen 13
14 / 15
Imagen 14

Enlaces patrocinados