Síguenos

¡Pasión por el arte de la madera! Cristóbal Espinoza hace tractores en miniatura en Quilá

Desde hace 8 años, Cristóbal se dedica a hacer tractores y trilladoras en miniatura, con mucha pasión por el arte de la madera e inspirado por la alegría de sus clientes
29 noviembre, 2023

Con paciencia y arte, Cristóbal Espinoza Velarde se dedica a hacer tractores y trilladoras de madera en miniatura desde hace al menos 8 años en el ejido El Camalote, en Quilá, donde ha realizado cientos de encargos para chicos y grandes, con gran alegría y satisfacción de ver contentos a sus clientes al recibir sus artesanías.

En entrevista para Tus Buenas Noticias, Cristóbal Espinoza recuerda que descubrió su pasión por trabajar la madera hace 9 años, después de que elaboró recuerdos para una fiesta de XV años en su pueblo natal. De ahí, comenzó a construir camionetas y tractores en miniatura, perfeccionando cada vez más sus trabajos, cuidando que su obra se parezca lo más posible al vehículo original en los detalles.

El artesano quilense nos cuenta que antes fue minero, pero un accidente en su trabajo lo dejó en silla de ruedas, por lo que comenzó a buscar otros trabajos hasta encontrar su oficio definitivo, al que ahora se dedica con mucha pasión. Desde entonces, calcula que ha construido mil piezas o más para sus clientes, cuidando siempre mantener la calidad y el detalle en cada una. "Lo mío es arte", sostiene, "con mucho cariño hace las cosas uno".

Cristóbal pone mucho cuidado en los detalles de sus tractores, pues busca que se parezcan lo más posible al modelo real. Foto: Facebook

Cada tractor le toma de 10 a 15 días en hacer, ya que debe elaborar todas las piezas a partir de sólo observar fotos, tallando con mucho detalle cada parte del vehículo, incluyendo su equipo de rastra, sembradoras, luces y más detalles que pida el cliente. En algunas ocasiones, cuando se trata de modelos que nunca había hecho, el proceso se puede extender un poco más. Su esposa es quien lo ayuda en su taller, donde ha aprendido a elaborar algunas piezas, como las llantas.

"Lo hago con todos sus detallitos, como es en la vida real, las lucecitas y todo, se mueve, rueda, los equipos se bajan y suben, tiene movimiento todo", explica con entusiasmo.

Cada tractor cuenta con su equipo de rastra, sembradora, luces y demás especificaciones que pida el cliente. Foto: Facebook

 

Su primer encargo más grande fue para una fiesta de una familia en Navolato, que le encargó alrededor de 20 trilladores y 20 tractores, una ardua tarea que le tomó 6 meses de trabajo y muchos nervios. "Fue muy emocionante porque casi ni dormía de pensar que no lo iba a alcanzar a hacer para la fecha, y como nunca me había aventado al negocio así de lleno, ese fue el primer negocio más grande que hice", recuerda.

El talentoso artesano comenta que sus tractores y trilladoras en miniatura son apreciados por una gran variedad de clientes, entre coleccionistas, ingenieros y hasta maestros, la mayoría de Culiacán y Mazatlán, quienes no dudan en viajar hasta El Camalote para recoger las apreciadas piezas. Por supuesto, tampoco faltan quienes los piden como regalos para sus peque&ntp>Con paciencia y arte, Cristóbal Espinoza Velarde se dedica a hacer tractores y trilladoras de madera en miniatura desde hace al menos 8 años en el ejido El Camalote, en Quilá, donde ha realizado cientos de encargos para chicos y grandes, con gran alegría y satisfacción de ver contentos a sus clientes al recibir sus artesanías.

En entrevista para Tus Buenas Noticias, Cristóbal Espinoza recuerda que descubrió su pasión por trabajar la madera hace 9 años, después de que elaboró recuerdos para una fiesta de XV años en su pueblo natal. De ahí, comenzó a construir camionetas y tractores en miniatura, perfeccionando cada vez más sus trabajos, cuidando que su obra se parezca lo más posible al vehículo original en los detalles.

El artesano quilense nos cuenta que antes fue minero, pero un accidente en su trabajo lo dejó en silla de ruedas, por lo que comenzó a buscar otros trabajos hasta encontrar su oficio definitivo, al que ahora se dedica con mucha pasión. Desde entonces, calcula que ha construido mil piezas o más para sus clientes, cuidando siempre mantener la calidad y el detalle en cada una. "Lo mío es arte", sostiene, "con mucho cariño hace las cosas uno".

Cristóbal pone mucho cuidado en los detalles de sus tractores, pues busca que se parezcan lo más posible al modelo real. Foto: Facebook

Cada tractor le toma de 10 a 15 días en hacer, ya que debe elaborar todas las piezas a partir de sólo observar fotos, tallando con mucho detalle cada parte del vehículo, incluyendo su equipo de rastra, sembradoras, luces y más detalles que pida el cliente. En algunas ocasiones, cuando se trata de modelos que nunca había hecho, el proceso se puede extender un poco más. Su esposa es quien lo ayuda en su taller, donde ha aprendido a elaborar algunas piezas, como las llantas.

" Lo hago c


Enlaces patrocinados