Tus Buenas Noticias
Síguenos
Contenido Exclusivo Periódico TBN Sector Huizaches

Jorge Arturo asegura que no prepara los mejores esquites del mundo, pero sí del rumbo del sur de Culiacán

Desde hace más de siete años, Zamudio Aguirre decide emprender su propio negocio en la colonia Lázaro Cárdenas, donde además de esquites, ofrece una variedad de snack que prepara con deliciosas salsas botaneras

7 marzo, 2023
La motivación de Jorge Arturo es su hija Gema, por ella lucha todos los días.  Fotos: Juan Madrigal
La motivación de Jorge Arturo es su hija Gema, por ella lucha todos los días. Fotos: Juan Madrigal

Culiacán, Sinaloa.- “Hay o no hay”, “Claro que hay”, contesta amablemente a su fiel cliente, Jorge Arturo Zamudio Aguirre, joven emprendedor que se dedica a la venta de esquites, cevichurros entre otros, snack, en la colonia Lázaro Cárdenas, quien presume con orgullo el eslogan de su negocio: “No somos los mejores del mundo, pero sí del rumbo”.

Zamudio Aguirre, argumenta que desde niño le ha interesado involucrarse en el mundo de las ventas, distribuía fruta de temporada por las calles del sector popular y siempre regresaba a casa feliz, sin nada de producto. “Un tío me daba frutas o verduras en bolsa, y las vendía por las calles de la colonia”, revela.

 Antes de dedicarse al oficio que actualmente realiza con gran pasión, indica que se ocupaba de ventas de seguros, pero al enterarse de que se convertiría en papá por primera vez, esa ilusión lo impulsa a buscar más ingreso económico, motivado y lleno de fe decide invertir sus ahorros e iniciar con ese gran sueño. Asegura que no sabía “ni coser un elote”, pero sí tenía muchas ganas de emprender su propio negocio.

“Nació la idea de vender esquites porque tenía un camarada que vendía elotes, tenía una bodega. Iba a ser papá, seguro que iba a necesitar más feria. Y con un dinero que tenía guardado, decidí invertirlo, primero compré una carreta y la acondicioné. Inicie con el negocio afuera de la casa de mi mamá. Al tiempo decidí buscar un punto de mayor afluencia de personas, me establecí sobre la avenida Patria frente un supermercado”, argumenta Jorge Arturo.

 A raíz de que su hija, Gema, tuvo complicaciones de salud al nacer, y por estar más cerca de su primogénita, decide hacer una pausa a su negocio, pero regresó con más fuerza que nunca, e instala su carreta, donde ahora no solo vende esquites, sino, también una variedad de snack como cevichurros, tostiesquites, cacahuatadas. “El tiempo que no trabajé por estar al pendiente de mi hija, que fueron cerca de dos meses, mis hermanos y mi mamá me echaron mucho la mano. También, agradezco a Yudith Castillo, de la Farmacia de Especialidades Médicas, Galérico, por el apoyo que se me dio para que me quedara en el punto donde ahora ofrezco a mis clientes puro producto de calidad”, expresa con orgulloso.

Asegura que iniciar el negocio no fue nada fácil y crecer menos, pero indica que gracias a Dios, le va muy bien y cada vez aumenta el número de clientes, que no solo son del sector si no de otras colonias de Culiacán. “Tengo clientes de Aguaruto, Santa Fe, Alturas del Sur, Bugambilias, y es lo que me motiva, porque sí la gente me busca es porque le gusta lo que vendo. Nunca pierdo la fe de que me vaya bien todos los días”, declara el joven emprendedor.

También indica que algo que le agradan mucho a su clientela, son la diversidad de salsas botaneras que incluye en sus productos y que el mismo prepara y hasta las comercializa. “Me gusta innovar, preparo un chamoy muy sabroso y una variedad de salsas, ácida, dulce, enchilosa, bien enchilosa. Ya tengo clientes que me las compran. Ese es otro ingreso”, asegura.

Como no se considera una persona conformista y desea que más personas consuman sus productos, ya planea en colocar otro punto de venta y si el “Todo poderoso” se lo permite anhela aún crecer más su emprendimiento en Culiacán.

De lunes a sábado de seis de la tarde a 12 de la noche, Jorge Arturo ofrece a sus clientes sus productos sobre la calle Eulalio Gutiérrez y avenida Patria, en la colonia Lázaro Cárdenas, frente a la clínica de Especialidades Médicas.

El precio del éxito de Jorge Arturo es a base de esfuerzo, dedicación y perseverancia. Y manifiesta que en un negocio pequeño se pueden hacer grandes cosas cuando se hace con amor y pasión.

Lee también: Felicidad y hermandad en los 33 años de la colonia 8 de Febrero en Culiacán

1 / 4
Imagen 1
2 / 4
Imagen 2
3 / 4
Imagen 3
4 / 4
Imagen 4

image mailchimp
Consumir buenas noticias ayuda a hacernos más felices y mas optimistas
Tal Ben-Shahar
Enlaces patrocinados