Tus Buenas Noticias
Síguenos

Maestra Isabel Noble y la nueva era de la Educación en Pachuca

“Solo tenía quinientos pesos en la bolsa, la casa, y mi conocimiento, y mis ganas de ayudar ese 70% de jóvenes. Decidí abrir las puertas de mi casa para poder ayudarles y abrir To Grow”.

19 enero, 2024

Maria Isabel Noble Monterrubio, Maestra, Química y Actual Directora de To Grow. Es una orgullosa maestra de Pachuca de Soto, con una amplia experiencia en la educación de los jóvenes, narrándonos la historia de una Maestra que no conforme con la educación tradicional, decidió emprender un nuevo y difícil rumbo para ayudar a los alumnos que lo necesitan.

La historia comienza como muchas, con una joven que encontraba su sueño, en el caso de Isabel, ella presentó un gusto nato por la ciencia, le gustaba conocer cómo funcionaban las cosas y que hay más allá de lo que vemos. Desde primaria se ilusionó mucho con el hacer perfumes, descubrir cómo se hacían las esencias y poder hacer sus propios perfumes era el sueño de aquella niña con una gran carrera por delante; siendo en la Secundaria cuando tuvo su primer acercamiento con la Química y la Física. Ese fue el momento donde se decidió por estudiar la Química, reafirmado por sus buenos resultados en la materia durante su paso por la Secundaria y la Preparatoria.

Se encontró muy cómoda con la carrera y pudo cursarla sin mayores problemas, hasta que llegó el tan ansiado día de la graduación, donde tenía claro que su siguiente paso en este camino era comenzar a trabajar. Pero en este caso, la vida le pondría la primera sorpresa, ya que para cumplir su sueño de hacer perfumes se encontró en la necesidad de migrar a la Ciudad de México, algo que estaba fuera de sus planes. Por lo que aun con el rumbo de la Química, entraría a trabajar en la industria del Petróleo

Para ella fue una experiencia maravillosa el trabajar en los laboratorios de Química, bajo el mando del Ingeniero Luis Chiquete, siendo su asistente durante la investigación de dos nuevos tipos de petróleo, siendo descrito por ella como un honor el participar en esas investigaciones.

Tras años de trabajar como Química, Isabel se casaría y tomaría la decisión de ser madre. Por lo que a sabiendas de los peligros que conlleva un laboratorio químico y la exposición del cuerpo humano a los diferentes productos en él, junto al daño que podría implicar para su bebe, tomó la decisión de dejar su laboratorio, dedicándose a ser Madre, pero, siendo también aquí el momento donde ella comienza a trabajar como una docente. 

Una de las grandes figuras para ella es su madre, quien como ella dijo: “Mi madre también es maestra, también más por vocación que por formación”. Ella le dijo que tenía talento para la educación, pero Isabel se rehusó a seguir los pasos de su madre. Esto sin embargo no impediría que desde muy joven comenzara a desarrollar su gran amor por enseñar. Siendo su primer acercamiento el llevar de campamento a sus primitos, ayudándoles a aprender algunos temas como las vocales, funcionando como su maestra. 

Durante su época como estudiante de Química, la situación económica en su familia no era la mejor, por lo que empezaría a ayudar a su madre en su academia de secretarias en Atotonilco. Dando clases de ortografía, lectura, compresión, etc. Describiéndolo como un sentimiento muy grato el poder compartir sus conocimientos y tener el sentimiento de ser útil ayudando a su familia.

Maria Isabel Noble Monterrubio, Maestra, Química y Actual Directora de To Grow. Es una orgullosa maestra de Pachuca de Soto, con una amplia experiencia en la educación de los jóvenes, narrándonos la historia de una Maestra que no conforme con la educación tradicional, decidió emprender un nuevo y difícil rumbo para ayudar a los alumnos que lo necesitan.

La historia comienza como muchas, con una joven que encontraba su sueño, en el caso de Isabel, ella presentó un gusto nato por la ciencia, le gustaba conocer cómo funcionaban las cosas y que hay más allá de lo que vemos. Desde primaria se ilusionó mucho con el hacer perfumes, descubrir cómo se hacían las esencias y poder hacer sus propios perfumes era el sueño de aquella niña con una gran carrera por delante; siendo en la Secundaria cuando tuvo su primer acercamiento con la Química y la Física. Ese fue el momento donde se decidió por estudiar la Química, reafirmado por sus buenos resultados en la materia durante su paso por la Secundaria y la Preparatoria.

Se encontró muy cómoda con la carrera y pudo cursarla sin mayores problemas, hasta que llegó el tan ansiado día de la graduación, donde tenía claro que su siguiente paso en este camino era comenzar a trabajar. Pero en este caso, la vida le pondría la primera sorpresa, ya que para cumplir su sueño de hacer perfumes se encontró en la necesidad de migrar a la Ciudad de México, algo que estaba fuera de sus planes. Por lo que aun con el rumbo de la Química, entraría a trabajar en la industria del Petróleo

Para ella fue una experiencia maravillosa el trabajar en los laboratorios de Química, bajo el mando del Ingeniero Luis Chiquete, siendo su asistente durante la investigación de dos nuevos tipos de petróleo, siendo descrito por ella como un honor el participar en esas investigaciones.

Tras años de trabajar como Química, Isabel se casaría y tomaría la decisión de ser madre. Por lo que a sabiendas de los peligros que conlleva un laboratorio químico y la exposición del cuerpo humano a los diferentes productos en él, junto al daño que podría implicar para su bebe, tomó la decisión de dejar su laboratorio, dedicándose a ser Madre, pero, siendo también aquí el momento donde ella comienza a trabajar como una docente. 

Una de las grandes figuras para ella es su madre, quien como ella dijo: “Mi madre también es maestra, también más por vocación que por formación”. Ella le dijo que tenía talento para la educación, pero Isabel se rehusó a seguir los pasos de su madre. Esto sin embargo no impediría que desde muy joven comenzara a desarrollar su gran amor por enseñar. Siendo su primer acercamiento el llevar de campamento a sus primitos, ayudándoles a aprender algunos temas como las vocales, funcionando como su maestra. 

Durante su época como estudiante de Química, la situación económica en su familia no era la mejor, por lo que empezaría a ayudar a su madre en su academia de secretarias en Atotonilco. Dando clases de ortografía, lectura, compresión, etc. Describiéndolo como un sentimiento muy grato el poder compartir sus conocimientos y tener el sentimiento de ser útil ayudando a su familia.

Maria Isabel Noble Monterrubio, Maestra, Química y Actual Directora de To Grow. Es una orgullosa maestra de Pachuca de Soto, con una amplia experiencia en la educación de los jóvenes, narrándonos la historia de una Maestra que no conforme con la educación tradicional, decidió emprender un nuevo y difícil rumbo para ayudar a los alumnos que lo necesitan.

La historia comienza como muchas, con una joven que encontraba su sueño, en el caso de Isabel, ella presentó un gusto nato por la ciencia, le gustaba conocer cómo funcionaban las cosas y que hay más allá de lo que vemos. Desde primaria se ilusionó mucho con el hacer perfumes, descubrir cómo se hacían las esencias y poder hacer sus propios perfumes era el sueño de aquella niña con una gran carrera por delante; siendo en la Secundaria cuando tuvo su primer acercamiento con la Química y la Física. Ese fue el momento donde se decidió por estudiar la Química, reafirmado por sus buenos resultados en la materia durante su paso por la Secundaria y la Preparatoria.

Se encontró muy cómoda con la carrera y pudo cursarla sin mayores problemas, hasta que llegó el tan ansiado día de la graduación, donde tenía claro que su siguiente paso en este camino era comenzar a trabajar. Pero en este caso, la vida le pondría la primera sorpresa, ya que para cumplir su sueño de hacer perfumes se encontró en la necesidad de migrar a la Ciudad de México, algo que estaba fuera de sus planes. Por lo que aun con el rumbo de la Química, entraría a trabajar en la industria del Petróleo

Para ella fue una experiencia maravillosa el trabajar en los laboratorios de Química, bajo el mando del Ingeniero Luis Chiquete, siendo su asistente durante la investigación de dos nuevos tipos de petróleo, siendo descrito por ella como un honor el participar en esas investigaciones.

Tras años de trabajar como Química, Isabel se casaría y tomaría la decisión de ser madre. Por lo que a sabiendas de los peligros que conlleva un laboratorio químico y la exposición del cuerpo humano a los diferentes productos en él, junto al daño que podría implicar para su bebe, tomó la decisión de dejar su laboratorio, dedicándose a ser Madre, pero, siendo también aquí el momento donde ella comienza a trabajar como una docente. 

Una de las grandes figuras para ella es su madre, quien como ella dijo: “Mi madre también es maestra, también más por vocación que por formación”. Ella le dijo que tenía talento para la educación, pero Isabel se rehusó a seguir los pasos de su madre. Esto sin embargo no impediría que desde muy joven comenzara a desarrollar su gran amor por enseñar. Siendo su primer acercamiento el llevar de campamento a sus primitos, ayudándoles a aprender algunos temas como las vocales, funcionando como su maestra. 

Durante su época como estudiante de Química, la situación económica en su familia no era la mejor, por lo que empezaría a ayudar a su madre en su academia de secretarias en Atotonilco. Dando clases de ortografía, lectura, compresión, etc. Describiéndolo como un sentimiento muy grato el poder compartir sus conocimientos y tener el sentimiento de ser útil ayudando a su familia.

Maria Isabel Noble Monterrubio, Maestra, Química y Actual Directora de To Grow. Es una orgullosa maestra de Pachuca de Soto, con una amplia experiencia en la educación de los jóvenes, narrándonos la historia de una Maestra que no conforme con la educación tradicional, decidió emprender un nuevo y difícil rumbo para ayudar a los alumnos que lo necesitan.

La historia comienza como muchas, con una joven que encontraba su sueño, en el caso de Isabel, ella presentó un gusto nato por la ciencia, le gustaba conocer cómo funcionaban las cosas y que hay más allá de lo que vemos. Desde primaria se ilusionó mucho con el hacer perfumes, descubrir cómo se hacían las esencias y poder hacer s

Temas de esta nota
Enlaces patrocinados