Síguenos

'Chabelita' y José encuentran el amor en el Asilo de Ancianos de Escuinapa

Se conocieron en este Asilo de Ancianos y en un amor de "primera vista" lograron estar felices de nuevo; José ya le ha entregado el anillo de promesa, con el que buscan sellar su amor para siempre

27 diciembre, 2022
Chabelita y José. Foto: Noroeste/Cortesía
Chabelita y José. Foto: Noroeste/Cortesía
Chabelita y José. Foto: Noroeste/Cortesía

El amor nace en cualquier lugar mientras haya dos seres que se amen y María Isabel García de la Cruz y José Pardo Sandoval lo han demostrado al enamorarse en el Asilo de Ancianos de Escuinapa en un "amor de primera vista".

Ya no puedo pedir un novio para Navidad, porque yo ya "agarré", ya tengo lo que quiero", dice entre risas 'Chabelita', mientras mira a su novio con una sonrisa de mejilla a mejilla. 

Esta historia de amor surge en un lugar poco común en el que María Isabel tuvo que esperar tres años al amor y lo encontró donde menos lo esperaba: en el Asilo. Ambos de una historia de soledad, y en este 2022 celebraron su primera navidad juntos, que representó el nacimiento de un amor que habían esperado por mucho tiempo.

Chabelita llegó a Escuinapa a los 16 años, venía con sus abuelos desde Jala, Nayarit, realizando el arte de tejer sillas, le gustaba contemplar el mar, se casó y se quedó en la localidad; por azares del destino no pudo concebir hijos y después de enviudar, su salud empezó a deteriorarse.

La diabetes consecuente de la ingesta excesiva de azúcar le provocó serios problemas en su salud que ocasionaron la pérdida de sus piernas y la dificultad en la vista.

Actualmente, la enfermedad sigue ahí, pero la tristeza se ha ido, ya que en Navidad logró ser feliz al lado de José quien le entregó un anillo de promesa, que le obsequió hace un mes, cuando fueron a la Iglesia.

Conocí a esta mujer, somos novios, nos queremos, nos amamos, como dice la canción, hace un un mes le regalé este anillo, nos llevaron a pasear, le había prometido un regalo, pedí chance de salir, con dinero del apoyo le compré el anillo y en la iglesia se lo puse", contó José mintras tomaba la mano de Chabelita.

Una historia de felicidad

Él ingresó al Asilo de Ancianos hace alrededor de 6 meses, se cansó de deambular, aunque le prestaban un "tejabán", las lluvias le obligaron a resguardarse en un carro abandonado, esto le obligó a buscar otras alternativas.

Con el apoyo del DIF logró llegar al Asilo de Ancianos de Escuinapa y ahí encontró de nuevo el amor, un amor genuino que se encuentra en donde menos se espera.

Aquí me pongo a platicar con ella, soy solo, todos ellos son mi familia (compañeros del asilo), no nos falta nada, esta será nuestra primera Navidad", dice mientras Chabelita replica: "la primera de muchas".

En el Asilo no les falta techo, comida, y tienen la oportunidad de estar con personas que padecen las mismas situaciones con ellos, en salud y emociones, aunque hay días difíciles, la Navidad y Año Nuevo siguen siendo especiales.  

Con información y fotos de Noroeste.

Lee también: Doña Luz desde hace 35 años crea alegría para chicos y grandes elaborando lindas piñatas

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias
Enlaces patrocinados