Síguenos

Abriendo posibilidades en el mundo laboral. Un nuevo enfoque a partir de la pandemia

4 noviembre, 2022
Abriendo posibilidades en el mundo laboral. Un nuevo enfoque a partir de la pandemia

Actualmente, se está viendo una situación de contraste en el mundo laboral, en principio porque la escasez de talento en este momento se encuentra en su punto más alto, es decir, para los empleadores, no hay personas, no hay talento, no hay personas que puedan cubrir sus vacantes. Por otro lado, la expectativa y el optimismo en la contratación de nuevos empleados ha vuelto a niveles no vistos desde el inicio de la pandemia.

Escasez de talento. Antes del 2019, la gente empleadora estaba en pánico debido a la escasez de talento que se podía observar en el mercado laboral. Todas las personas se esforzaban por encontrar el talento necesario para reemplazar a las personas que habían abandonado sus puestos laborales.

Hoy, después de regresar de la pandemia. Se avecina aún más una escasez de talento con la jubilación de muchas generaciones.

Como resultado de lo anterior, las empresas están luchando para reclutar y retener empleados, con una mayor competencia por el talento, muchas empresas, están haciendo contraofertas para mantenerse a la vanguardia con su plantilla cubierta. Sin embargo, es posible que algunas empresas no puedan mantenerse al día con la crisis de talento. La falta de trabajadores calificados es un problema en la actualidad. Las empresas han pasado por alto el hecho de que los seres humanos no son solo una "máquina repetitiva" y que necesitan ser valorados más como personas.

Cambio de paradigma de contratación. En la sociedad actual, dada la visible escasez de talento en el mundo empresarial. Es necesario un cambio en el criterio de la contratación. La escasez de talento puede esfumarse con un cambio en el paradigma que parte en el reclutamiento de personas que se encuentre desempleados. De hecho, hay muchas personas que tienen las habilidades que los empleadores necesitan, pero no se les da la oportunidad de hacer el trabajo para el que no están calificados.

Una razón principal es que las personas tienden a ser capaces de hacer otras cosas mejor de lo que fueron entrenadas. Hay muchas soluciones y maneras de resolver este problema. Una solución por ejemplo, es que las empresas busquen diferentes programas de capacitación para informarse sobre nuevas oportunidades laborales y aplicar las diferentes habilidades que tienen los empleados que pueden ayudarlos a avanzar en sus carreras.

Esto se puede hacer a través de la educación superior, certificaciones o aprendizajes. Otra forma es para las empresas. Es necesario entrenar a las personas en nuevas habilidades, aun cuando no tengan de inicio las habilidades, conocimientos y competencias que se solicitan en el perfil de puesto.

Por ello, además de poder encontrar el talento requerido, a partir de la pandemia la gran parte de las empresas está teniendo que asumir un nuevo criterio en la preservación y retención del talento, que va orientado a la humanización de los procesos del área de recursos humanos, ya que los empleados les están solicitando y demandando una serie de beneficios que tienen que ver con el tiempo y su persona.

Si partimos de que el salario es básicamente el pago del tiempo que hace el empleador al trabajador para que este haga lo que él considera que es lo que debe hacer para generar valor en su empresa, entonces, el empresario hoy se está enfrentando a que los trabajadores después de la pandemia revalorizó su tiempo ante la vulnerabilidad que encontró en el tema de la salud. A mayor vulnerabilidad emocional y física, menor será la dedicación a temas que les demanden mucho tiempo de su vida.

En este nuevo criterio, no es tan sencillo que un empleado o buscador de empleo se convenza de dedicar su tiempo a algún proyecto de alguna empresa que no le esté generando valor en su vida. Ante esta realidad, el empresario tiene que entender que ésta revalorización del tiempo de las personas, es un punto muy importante a entender, es decir, no cualquiera te lo dedicará, porque los buscadores de empleo ya no van solamente por dinero, sino por darle valor a la vez a su tiempo. ¿Qué aprendizajes de vida obtendrá?

En ese sentido, considero que los empleadores tienen que cambiar la actitud en el criterio de la contratación no únicamente ver si la persona cubre el perfil sabiendo quién eres y qué ha hecho, es decir, qué estudió y dónde trabajó. Para pasar a un nuevo criterio de contratación basado en quién puedes llegar a ser dentro de la empresa. Y ese cambio de criterio, embona muy bien con la gran expectativa de empleo que se vislumbra.

Aprendiendo a sobrevivir en pandemia. Otro dato muy importante, es qué, en este periodo de pandemia las personas aprendieron a sobrevivir con pocos insumos. Por lo que, digamos fue un periodo de entrenamiento en un espacio real en donde, se pudo vivir con pocos satisfactores. Ese aprendizaje les da la fortaleza y la resiliencia para esperar la mejor oportunidad laboral, no importa que tenga que sacrificar satisfactores. Si ya aprendió a vivir con lo básico en la pandemia, puede seguir haciéndolo hasta que llegue lo que realmente le llene y le permita vivir en felicidad.

Un hombre estaba sentado en un escritorio al comienzo de una historia. Hablaba de su trabajo, el cual que odiaba. El hombre era claramente infeliz y sin inspiración, pero tampoco estaba seguro de lo que quiere hacer en su lugar. Se tomó un descanso de su escritorio para dar un paseo por un parque cercano. Allí conoció a un anciano que le contó su historia de cómo, siendo un joven e ingenuo, se había enfrentado a la misma decisión de resignarse a la vida tal como es o afrontar el reto de buscar algo mejor.

El anciano continuó dándole consejos sobre cómo buscar algo mejor y cómo uno nunca debe rendirse antes de alcanzar su objetivo. Terminó la historia citando un ejemplo de alguien que perseveró a través de todos los obstáculos de la vida y ahora es dueño del parque que ambos visitaron, ese día para compartir, se volvió su verdad de como habitaban muchas personas como él. El hombre dejó al anciano agradeciéndole por compartirle su historia y sintió nuevamente una gran emoción, ya que estaba decidido a encontrar algo más satisfactorio para él y su vida.

#soyCH

Te puede interesar
Últimas noticias
Enlaces patrocinados