Síguenos

Joaquín tiene toda una vida cuidando a los muertos

Dedicado a limpiar sepulturas, realiza este trabajo por pocos valorado.

31 octubre, 2022
Joaquín tiene toda una vida cuidando a los muertos

A sus 48 años, Joaquín López se enfunda un pantalón azul de gabardina, una camiseta sin manga y una gorra negra para evitar los fuertes rayos del sol.

Toma una escoba, un machete, una cubeta y unos paños viejos con los que frotará las lápidas, por las que las viudas, hijos o demás familiares de los que se fueron, le pagarán unos cuantos pesos.

“Yo tengo muchos años dedicado a la limpieza de sepulturas. Con esto me ayudo en estos días, y si cae un buen pesito. Me toca cuidar a los muertos”, dice entre risas.

Y es que Joaquín tiene muchos años de experiencia. Recuerda como es que cuando tenía tan solo siete años de edad, esperaba con ansias la llegada del mes de octubre cuando acudía a diversos panteones de la ciudad para acompañar a su papá para trabajar.

“Desde que estaba bien morrillo me venía al jale con mi apá, él se dedicaba también a limpiar tumbas. Cada octubre yo me emocionaba porque ya sabía que venir a hacer esta chamba era llevar dinerito a la casa”, dice Joaquín.

Sobrada experiencia es la que tiene este hombre, que con dedicación y hasta cierto respeto trabaja para sacar adelante a la familia.

Según Joaquín es necesario que antes de limpiar cualquier sepulcro se le extiendan unas palabras al cuerpo que descansa en el lugar, pues sería como un ritual donde les brinda sus respetos.

“Lo primero que tiene uno que hacer es hablarle al difuntito y decirle que andas ahí limpiándole su descanso y hasta a gusto se siente uno. Así te evitas que se vayan a enojar contigo”, dice con una voz de seriedad.

Y es que asegura que de no practicar ese ritual, los espíritus de los cuerpos que descansan en el panteón no lo dejan trabajar.

“Ya me ha pasado que si no les pido permiso se enojan. Se me pierde el machete o la escoba y luego uno no puede trabajar y ya no los hallo. Es en serio, por esta cruz que le digo la verdad”, afirma.

Así es como a Joaquín le ha tocado cuidar de los muertos. Con dedicación y respeto hace un trabajo que pocos valoran, pero que es muy necesario, sobre todo para los familiares de quienes descansan en paz.

Te puede interesar
Últimas noticias