Síguenos

Ana Isabel, una guerrera del Cáncer de Mama. Gracias por inspirarnos y enseñarnos a ser valientes

A nivel internacional, octubre es el mes rosa, dedicado a crear conciencia y sensibilización sobre la enfermedad silenciosa. Si lo detectas a tiempo es curable

19 octubre, 2022
Ana Isabel, una guerrera del Cáncer de Mama. Gracias por inspirarnos y enseñarnos a ser valientes
Ana Isabel, ejemplo de fuerza y valentía al vencer el Cáncer de Mama. Foto: Juan Madrigal
Ana Isabel, ejemplo de fuerza y valentía al vencer el Cáncer de Mama. Foto: Juan Madrigal

Culiacán, Sinaloa. En el 2019 Ana Isabel Ojeda Esquerra fue diagnosticada con cáncer de mama, afortunadamente la detección se realizó a tiempo, seguir el tratamiento al pie de la letra y en especial las ganas de vivir le ayudaron a superar la enfermedad silenciosa. Ahora participa en campañas de sensibilización e invita a todas las mujeres a estar atentas y a no tener miedo, porque la mejor lucha es la detención temprana.

Tras vencer el duro padecimiento, la admirable mujer señala que fue un gran cambio en su vida. “Definitivamente, ya no veo las cosas como anteriormente. No es un diagnóstico sencillo, que quieras o no tiene su peso, su temor, pero realmente para mí fue algo que me trajo muchas enseñanzas. Antes escuchaba una canción y ni siquiera le ponía cuidado a la letra, ahora ya lo hago. Me encanta la naturaleza, los atardeceres, si voy por carretera me gusta disfrutar los paisajes, el olor, completamente todo lo que hay en ese camino”, expresa con mucha emoción y agradecimiento de disfrutar el gozo de vivir.

Para ella, uno de los momentos más complicados, pero que más la fortaleció, fue el día que recibió la noticia de su padecimiento. Salió victoriosa gracias a la ayuda de Dios y la actitud positiva que jamás perdió, además del incondicional apoyo de sus hijos, Brianda Isabel, Esteban Enrique, Alexa Jimena, y de su adorada nieta Hanna Camila. Agradece también a personas muy cercanas a ella que nunca la dejaron sola.

“Tras recibir el diagnóstico, en el laboratorio, llegué a casa, abrí la puerta y pensé aquí no hay más que de dos, me tiró sobre las cobijas y empiezo a llorar, a ver qué pasa, o bien le doy para adelante. Y la verdad tomé la segunda opción. Recuerdo que alguien me dijo, tú sabes si tomas mi consejo o no, pero nunca te preguntes él ¿por qué?, esto te puede traer mucho coraje y otras cosas, mejor pregúntate el ¿para qué? estás pasando por esto y te van a caer muchos veintes, como comúnmente decimos. Y sí, efectivamente me ha servido para expresar que no se esperen a un diagnóstico de cáncer para disfrutar la vida, hacer lo que les haga sentir bien”, argumentó Ana Isabel.

“Para lograr salir adelante me ayudó mucho mi familia, amigos que en su momento pasan a ser parte de la familia. También mi trabajo, en ningún momento dejé de laborar solamente en la etapa de las quimioterapias, pero una vez pasando este periodo me integré de nuevo a trabajar con peluca, sin pestañas, sin cejas, sin nada, pero siempre motivada, poniéndome mis mejores vestidos, porque siempre hay mucho por hacer. También soy profesora de universidad, y el hecho de estar frente a un aula de clases es un compromiso y es algo que lo hago con mucho gusto “, expresó la valiente guerrera.

En entrevista con Tus Buenas Noticias nos comparte su experiencia, con la esperanza de que las mujeres que lean esto sepan que el Cáncer de Mama es una adversidad que se puede superar, principalmente si se detecta a tiempo.

“En la mayoría de los casos, si se hace un diagnóstico temprano, se puede curar con medicamentos o cirugías mínimamente invasivas, la medicina ha evolucionado mucho para lograr vencer la enfermedad. Invito a las mujeres en estarse checando periódicamente, conocer su cuerpo cualquier situación que detecten al tocarse, de inmediato deben acudir al médico. Yo un día en la noche lo detecté y al día siguiente ya estaba haciendo fila para realizarme una mastografía. Es una de las cosas que siempre me han dicho los médicos, que se me diagnosticó justo a tiempo”, reveló la vencedora del cáncer.

Actualmente, Ana Isabel, sigue en revisión con mente positiva y con muchos ánimos de hacer una infinidad de cosas en esta vida. “Cada determinado tiempo me estoy realizando estudios completamente de todo y hasta ahorita vamos bien, gracias a Dios”.

No todas las heroínas llevan capa. Cuando se trata de cáncer, son guerreras que luchan cada día por su vida con coraje, esperanza y valentía. En este mes que se celebra la lucha contra el Cáncer de Mama, Ana Isabel, no es una superviviente más, sino una valiente luchadora que jamás se rindió. De las cosas valiosas que ahora vuelve a disfrutar, agradece que puede compartir su tiempo con sus seres queridos y gozar de lo más importante de la vida, la salud. Cuando vences la adversidad, la vida tiene un sentido nuevo.

Tócate para que no te toque. Hoy y siempre, ¡todos somos rosas!

Lee también: Vístete de novia y asiste al tradicional recorrido de La Novia de Culiacán

 

 

Te puede interesar
Últimas noticias