Síguenos

Navolato

Con paso firme, “Arce” gana medallas y mucho afecto

Jorge Luis Arce Imperial es el marchista que pone en alto el nombre de Navolato.

17 octubre, 2022
Con paso firme, “Arce” gana medallas y mucho afecto

A sus 54 años de edad Jorge Luis Arce Imperial es un atleta Máster consolidado. Con un paso definido pero suave, ha sabido representar no solo a Navolato en las competencias nacionales, sino a México en las justas internacionales.

Hace tan solo cinco años, que “Arce”, como todos lo conocen en Navolato, aprendió a trabajar su cuerpo. Con cada paso, lo hace caer sobre el talón de forma ligera pero continua.

Así como la constancia que representa cada paso que da para avanzar, es la misma motivación que utiliza en la vida para seguir adelante a pesar de los desafíos a los que se enfrenta.

“Yo soy marchista. Antes practicaba la caminata a paso normal. Mi hermano, Jesús, fue quién me motivó para que yo iniciara en este mundo del atletismo”, reconoce con gran honra.

Su hermano, el también conocido agente vial fue quien inició con este gusto por el atletismo y ahora Jorge Luis, es quién se ha convertido en un digno representante de esta disciplina.

“En el 2017 tuve mi primera oportunidad de participar en un selectivo en Culiacán. era a nivel estatal. Se convocó a varios atletas y participé. Al ganar obtuve el pase para participar en un nacional y ahí fue cuando gané mi primera medalla en marcha de 10 kilómetros”, recuerda “Arce” con un semblante que refleja la satisfacción por ser reconocido en su labor.

Esa primera experiencia le dejó un buen sabor de boca. Además, la motivación para seguir en esta nueva brecha que acababa de empezar a caminar.

Al ganarse la oportunidad de representar a México en los juegos Centroamericanos en Costa Rica, “Arce” sentía mucha dicha y el compromiso de hacer un buen papel era mayor.

“En los Centroamericanos gané cuatro medallas. Participe en la marcha de 5, 10 y 20 kilómetros y en relevos 4 x 400”, para él representa un sueño cumplido.

Posteriormente ha seguido participando en diferentes competiciones de las cuales ha traído muy buenos lugares.

“Arce” asegura que representar a México se siente mucha dicha y es para él mayor el compromiso de traer una presea.

“Se siente muy bonito. No cualquiera llega a representar a México y más como atleta máster. Sobre todo, porque a los atletas de mi categoría no recibimos apoyo para ir a las competencias y tenemos que hacerlo por nuestros propios medios”, reconoce.

Pero a pesar del desafío que representa para él tener que buscar sus propios recursos para representar a su municipio o a su país, Jorge Luis sigue en pie. No solo para la marcha, sino en busca de su sueño dorado.

“Mi sueño es llegar a ganar 10 medallas a nivel nacional, 10 medallas a nivel internacional y asistir a un mundial”, reconoce sabiendo el compromiso de sus palabras.

Pero a la vez, con la tranquilidad de llevar con buen avance ese sueño deportivo. Al día, lleva ganadas 8 medallas a nivel nacional, y 7 medallas a nivel internacional. Meta que este mismo año hubiera conquistado de haber tenido los recursos para poder participar en los Juegos Centroamericanos a celebrarse el próximo mes de noviembre en el país de Costa Rica.

“Soy el primer navolatense en tener esas medallas en mi categoría y este año ya no se pudo, pero prometo que el año que entra voy a completar mis 10 medallas”, dice con entusiasmo.

Y es que además de la motivación de estar casi por cumplir su sueño, a “Arce”, lo motiva la promesa que le hace a su pequeño hijo José Luis durante cada una de sus participaciones.

“Cuando voy a una competencia, le dedico una medalla a mi hijo. Le digo te voy a traer una medalla y ya nomás la gano en la primera competencia digo, ya cumplí, si caen las otras, mejor”, dice.

Al regresar triunfante de cada una de las competencias Jorge Luis llega a casa con gran satisfacción.

“Llego y le digo; aquí esta tu medalla y él se la pone, se toma su foto y va y la cuelga”, dice con gran honra al saber que está impulsando a su hijo a amar el deporte.

Pero el vecino de la colonia Chulavista no se conforma con motivar solo a su hijo. También lo hace al donar sus trofeos para que los niños que participan en distintas carreras que se organizan en Navolato puedan sentir la dicha de ser reconocidos.

Según “Arce, la marcha le ha dado muchas satisfacciones, pero reconoce que dicha satisfacción se obtiene a base de esfuerzo y dedicación.

Por eso en Navolato, “Arce” lleva el paso firme para cumplir su sueño de ganar medallas, pero no solo eso. En su caminar, va ganando afecto y sobre todo, la dicha de ser el representante de Navolato.

 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias