Síguenos

Arquitecta Culiacanense es reconocida en Noruega por proyecto de Infraestructura Verde Para Culiacán

La culichi Michelle Granados Garmendia dedica su tesis de maestría a proyecto de desarrollo urbano para la capital sinaloense; el jurado la califica como tesis estructurada y exhaustiva.

Arquitecta Culiacanense es reconocida en Noruega por proyecto de Infraestructura Verde Para Culiacán

La culiacanense Michelle Granados Garmendia fue nominada este año al Premio Estudiante del Año 2021 por su tesis de maestría, enfocada en un proyecto de Infraestructura Verde para la capital sinaloense.

El jurado, integrado por autoridades en Obras Públicas en Noruega, elogió el proyecto de la sinaloense. Lo calificó como una “tesis estructurada y exhaustiva desde el conocimiento científico y comprensión conceptual”, así como “una propuesta completa para un plan de infraestructura verde para ciudad”.

Noticia sobre nominación en medio Noruego.

Michelle Granados Garmendia es egresada de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS). Ejerció durante 2 años en una constructora en Culiacán, donde diseñaba y participaba en la realización de departamentos y viviendas. Durante ese tiempo confirmó que la incorporación de áreas verdes en los planos no era un tema atractivo para la mayoría de los clientes.

“Si yo proponía jardines en mis proyectos, al cliente no le importaba y quería mejor un estacionamiento. Es un patrón que vi desde que estaba en la escuela”, platica.

Lee también: Mapasin y Estrategia Misión Cero, presentan Manual para evaluar calles seguras para ciclistas en México

La joven mostraba interés por aprender acerca de sustentabilidad, paisajismo y urbanismo. Años después encontró la oportunidad de conocer más sobre el tema.

“Culiacán puede ser un mejor lugar para vivir”.

En 2017 contrajo matrimonio con un joven originario de Noruega y se mudó hacia ese país. Para ejercer su carrera debía cursar una maestría y aprender el idioma. Al no encontrar espacio en Arquitectura, optó por Paisajismo en la Norwegian University of Life Sciences. Ahí comenzó todo.

nicialmente se planteó tomar un área determinada de la ciudad para un rediseño, tema fundamental en la carrera Paisajismo. Sin embargo, en la búsqueda de esa área, los principios y el contexto, encontró que no existe un contexto de desarrollo sustentable oficial en Culiacán, tampoco un plan de áreas verdes; solo ideas, visión e intención de que Culiacán sea una ciudad más sustentable y verde, pero carece de un plan concreto.

“Entonces dije: pues me voy a aventar con eso, voy a hacer un plan yo. Obviamente no el plan completo, pero dije: si lo tomara, mi visión, ¿cómo sería? Así surgió la idea de hacer esta tesis”, explica.

Conjunto de ideas en una sola visión.

Al comparar lo aprendido, con lo que ha observado de su ciudad natal, Michelle Granados concluyó que no existe una visión en conjunto. Hay organizaciones que realizan esfuerzos, tales como Parques Alegres, dedicada al rescate de espacios públicos, a arborizar; o Mapasin, que trabaja y propone mejoras en cuanto a movilidad; sin embargo, advierte, es necesaria una visión de diferentes grupos y de diversos intereses: transporte, rescate de parques, ciclistas; para una visión común, en la que cada uno aporte desde su área de conocimiento.

Checa esto: Áreas Verdes y Parques de Culiacán.

Los resultados.

Su investigación arrojó que Culiacán representa una gran mancha de concreto, con escasas y pequeñas áreas verdes apartadas unas de otras, lo que genera apenas beneficios recreativos y estéticos para determinada zona, pero que resultan insuficientes en cuanto al aspecto ambiental.

“Culiacán tiene el Jardín Botánico y el Parque 87, pero son como islas en medio de una gran masa de concreto”, señala.

La relación del nivel socioeconómico y el acceso a áreas verdes.

Un aspecto que llamó la atención de la paisajista es que, los dos espacios verdes más grandes en Culiacán, además del río son: el Country Club y el Aeropuerto.

“¿Cuántas personas tienen acceso al Country Club?, ¿o al Aeropuerto?”, cuestiona.

Otro aspecto de interés tiene que ver con las zonas de cobertura. En una misma ciudad la diferencia es abismal entre unas colonias y otras.

“No en todos, pero en la mayoría de los casos se relaciona mucho con el nivel socioeconómico de la zona, por ejemplo: La Primavera es la zona con mayor cantidad de áreas verdes, el 33 por ciento de su territorio es dedicado a áreas verdes de excelente calidad, y además tiene el Dique. En comparación con la colonia 5 de Mayo, que tiene 0.40 por ciento de su superficie dedicada a áreas verdes; es otro mundo”, subraya.

Esta inequidad ambiental, añade la culiacanense en Noruega, se observa comúnmente en ciudades de América Latina, pues las personas con menores ingresos tienen menor acceso a espacios naturales de buena calidad.

“A lo mejor tienen acceso a un monte, pero no tanto a espacios recreativos seguros en donde puedan beneficiarse de lo que les otorga la naturaleza; que representa salud mental y física”.

Esta es la propuesta de infraestructura verde.

Su propuesta de infraestructura verde aborda varios aspectos: el social, la temperatura y los riesgos de inundación. Consiste, básicamente, en una red verde en la que se establecen corredores para unir los espacios verdes que ya existen con los que se pueden crear, es decir, que ciertos sectores podrían tener vegetación, por ejemplo, para mitigar las altas temperaturas con cierto tipo de árboles, y jardines de lluvia para mitigar los efectos de sectores con problemas de inundación.

Ejemplifica que colonias como la 5 de Mayo, Díaz Ordaz, Hidalgo, El Diez, tienen cero espacios verdes recreativos; La Limita, aunque tiene mucho verde, es prácticamente monte; El Barrio, Bacurimí, son zonas con más puntos de calor y de inundación, y donde Michelle propone se haga algo.

“Ciertas zonas en la ciudad resultan interesantes por sus características. El Canal Recursos reúne todos estos aspectos, el social, el del agua y el calor, ¿qué se puede hacer ahí?”.

Comentarios del jurado.

Al jurado en Obras Públicas de Noruega (Statsbygg) llamó la atención que la estudiante desarrollara el tema de infraestructura verde en una ciudad de América Latina, pues este tema ha sido desarrollado principalmente en países europeos, en Estados Unidos y en China; muy poco en Latinoamérica, además que, traducir exactamente el conocimiento de un lugar hacia otro, bajo un contexto totalmente diferente, resulta bastante complejo.

Otros aspectos que llamaron la atención del jurado es la determinación para elaborar un proyecto que abarcara tantos temas de intereses diversos y, además, lo aterrizara en una sola propuesta, así como que, la estudiante optara por un tema tan amplio y general, y principalmente ofreciera “los cómo” para resolver los objetivos.

“La tesis está estructurada y es exhaustiva desde el conocimiento científico y comprensión conceptual. Los elementos de planificación sobre infraestructura verde hasta sus análisis de planificación del paisaje, muestran una propuesta completa para un plan de infraestructura verde, pero en la ciudad. (…) La tesis muestra que el plan de infraestructura verde realmente puede contribuir a lograr el objetivo de desarrollo sostenible número 11 de la ONU, ciudades y sociedades sostenibles”, expresó Andreas Nilsen, representante de Statsbygg.

Culiacán, observada en Noruega.

“Me llena de orgullo, no me lo esperaba porque aquí son muy orgullosos de su propia nación y a los extranjeros nos ven como a un lado. Yo nunca pensé que iban a poner atención a un proyecto de México y cuando me nominaron me llené muchísimo de orgullo, de decir: voy por el buen camino, y se nota, porque si no, no me hubieran nominado. Y qué decir, ver a Culiacán ahí representado en la pantalla, junto al jurado de Obras Públicas de Noruega, se siente muy bonito, ver a Culiacán ahí”, exclama.

Tema ante el IMPLAN Culiacán.

Michelle ha hablado con autoridades del Instituto Municipal de Planeación en Culiacán (IMPLAN), a quienes presentó el proyecto, y aseguraron buscar la manera de implementar el plan.

“Por mi parte, apenas empiezo un trabajo acá en Noruega como arquitecta y paisajista. Mi idea es continuar con ese trabajo, sin descuidar que tengo esta visión y, si yo puedo apoyar desde lejos, estoy totalmente dispuesta a colaborar con talleres, vincular con diferentes grupos. Lo comenté en mi trabajo, me dicen que están orgullosos de que esté ahí, y que me apoyan para que haga lo que necesite para este proyecto”.

Michelle ofrece los resultados de su investigación también a la recientemente creada Licenciatura en Diseño Urbano y del Paisaje en la UAS para que estudiantes interesados en el tema encuentren que el problema ya está identificado y puedan así emprender proyectos en determinadas áreas.

“Me parecería excelente. Se trata simplemente de poner la luz a lo que existe. En lo que les pueda servir mis resultados, es excelente”.

Con información de: Mapasin/ Gloria Morales Fonseca

 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias