Síguenos

¿Qué sucedió después de que personas sin hogar recibieron cheques mensuales de 10 mil pesos?

Dos tercios tienen casas. Y si no lo crees, regálate 3 minutos para leer esta historia.

16 febrero, 2022
¿Qué sucedió después de que personas sin hogar recibieron cheques mensuales de 10 mil pesos?

Dos tercios tienen casas

Solo 60,000 pesos durante 6 meses fueron suficientes para remodelar fundamentalmente la vida de las personas.

Cuando una organización sin fines de lucro con sede en San Francisco inició un programa piloto de ingresos básicos el año pasado, dando a un pequeño grupo de personas sin hogar 10,000 pesos por mes durante 6 meses, no esperaba que el efectivo fuera suficiente para ayudar a las personas a encontrar vivienda en una ciudad donde el apartamento promedio de una habitación se alquila por más de 60,000 pesos al mes.

El grupo predijo que el dinero ayudaría a reducir el estrés y mejorar la seguridad alimentaria, y así fue.
Pero 66% de las personas que no tenían vivienda cuando comenzó el programa piloto ahora también tienen una vivienda permanente.
(El número ha aumentado desde que finalizó el programa por primera vez, cuando solo un tercio se había mudado a una nueva vivienda).

Hay un nivel de incredulidad, "¿cómo sucedió esto?” dice Kevin Adler, fundador y director ejecutivo de Miracle Messages, la organización sin fines de lucro.
Nuestros vecinos sin vivienda a menudo tienen más recursos, opciones de vivienda, redes que podrían abrirse, pero solo les falta un poco de fondos.
Para mí, es otro testimonio más de la importancia de ver la solución y la dignidad intrínseca de cada uno de nuestros vecinos sin hogar.


[embed]https://tusbuenasnoticias.com/historias-resilientes/reconstruyen-lazos-sociales-siendo-amigos-de-personas-sin-hogar/[/embed]

En un caso, una mujer que había perdido su trabajo mientras se sometía a tratamientos contra el cáncer no podía calificar para una vivienda para personas mayores, a pesar de que el alquiler estaba subsidiado, porque no tenía suficientes ingresos estables.
El pequeño impulso del programa piloto de ingresos básicos fue suficiente para que ella cumpliera con los requisitos y se mudara.
En otro caso, un hombre usó los fondos para mudarse fuera del estado, donde pudo mudarse con un amigo.
Cuando comenzó el programa piloto, algunos de los beneficiarios pudieron encontrar vivienda rápidamente.
Del grupo de 9 personas que estaban sin vivienda, 6 ahora tienen un lugar para vivir.

Los programas pilotos de ingresos básicos están creciendo rápidamente en el mundo.
Un piloto de Vancouver les dio a los beneficiarios sin vivienda 140,000 pesos en efectivo.
Varias ciudades, desde Newark, Nueva Jersey, hasta Chicago, también están probando el enfoque de dar transferencias directas de efectivo a las personas que viven en la pobreza.
La idea es simple:
Las personas que viven en la pobreza necesitan dinero y están en la mejor posición para saber cómo gastarlo.

En el programa piloto de San Francisco, la mayoría de la gente gastó el dinero en comida y alquiler.
Pero 2 personas también optaron por adoptar perros para ayudarlos con su ansiedad.
Otros usaron el dinero para ayudar a mantener a los miembros de la familia.
Una mujer usó parte de los fondos cada mes para comprar alimentos para compartir con los niños de su vecindario que no tenían suficiente para comer.
Otro usó parte del dinero para comprar gasolina para llegar al trabajo y ropa para usar en el trabajo.
Una persona con problemas de visión compró audiolibros.
Una persona incluso donó algo de dinero al programa y dijo: “No lo hice por ti, lo hice por mí mismo para volver a sentir la dignidad de poder apoyar las causas en las que creo”.

Lee: Jóvenes Voluntarios regalan tacos a personas sin hogar en Villa Juárez

El programa fue único debido a su fuerte componente social:
El trabajo principal de la organización sin fines de lucro consiste en conectar a las personas sin hogar con voluntarios que se hacen amigos, manteniéndose en contacto con llamadas y mensajes de texto semanales.
Todos los que participaron ya habían tenido un “amigo” voluntario durante al menos tres meses, y para obtener el dinero tenían que aceptar continuar con esa relación.

Este programa no habría funcionado para mí si no tuviera el aspecto social, dice Ray, uno de los destinatarios.
Jen, la voluntaria que se convirtió en mi amiga, me dio 3 cosas: Esperanza, confianza y amistad.
Con esas 3 cosas pude pensar en lo que es mejor para mí, lo que es bueno para mí.
Y no puedes hacer eso solo.
Simplemente no hay forma en este mundo de que puedas hacer eso solo.

También es probable que alguien que no tiene hogar experimente lo que la organización sin fines de lucro llama "pobreza relacional", lo que significa que tiene poco apoyo social.
Construir una relación con un voluntario ayudó a los beneficiarios a comenzar a creer en un futuro diferente.
Ray dice que Jen le dio la confianza para saber que en un momento u otro, esto terminará y cambiará su vida.
Los voluntarios también ayudaron a los beneficiarios a hablar sobre cómo podrían usar el dinero para alcanzar objetivos específicos.

Es posible que el efectivo no ayude a todas las personas sin hogar.
El grupo piloto era muy pequeño y los destinatarios se seleccionaron cuidadosamente en función de factores como cuánto era probable que el dinero los ayudara, qué tan comprometidos estaban con su "amigo" y si actualmente enfrentaban desafíos como la adicción.
El estudio sugiere que incluso una pequeña cantidad de dinero puede marcar una diferencia significativa para algunas personas.
En entrevistas mensuales, los destinatarios hablaron sobre cómo estaban usando los fondos y respondieron una larga lista de preguntas sobre cosas como la frecuencia con la que se sintieron ansiosos o la frecuencia con la que les preocupaba que se acabara la comida antes de que pudieran comprar más.
Un 77 % de los beneficiarios dijeron que tenían niveles más bajos de angustia psicológica; todos dijeron que se sentían más seguros financieramente.

Podría interesarte: El médico que atiende a personas sin hogar

La organización sin fines de lucro ahora planea trabajar con investigadores en Los Ángeles para realizar un ensayo controlado aleatorio que probará rigurosamente cuánto puede ayudar el enfoque, incluido comenzar con las relaciones existentes y ofrecer un fuerte apoyo social junto con el dinero.
Están apareciendo pilotos de ingresos básicos de izquierda a derecha, dice Adler.
Pero muy pocos de ellos analizan el elemento del capital social:
La pobreza relacional y la pobreza a la que se enfrenta el receptor.

En México hay millones de personas que están siendo apoyadas por el gobierno de esta forma, en depósitos en efectivo directos mensuales.
Esperamos que muchos de ellos logren tener más tranquilidad, puedan acceder a un hogar, conseguir un trabajo y un ingreso suficiente para ellos y sus familias.
La fórmula es buena y son miles de millones de pesos destinados a este valioso apoyo.

Artículo original escrito por Adele Peters para Fast Company.

AC/KM

Imágenes Miracle Messages FB

Te puede interesar
Últimas noticias