Síguenos

Los 4 errores más grandes de la historia

Solo puedes tomar decisiones que a menudo saldrán mal y otras veces bien. No seas tan duro contigo mismo y trata de disfrutar el viaje.

18 enero, 2022
Los 4 errores más grandes de la historia

Todos cometemos errores.
Pero no todos los errores son iguales.

Pero no escribo esto para echártelo en cara.
Le escribo para decirle que esto malo nos ha sucedido desde que existe el mundo.
Y les pasa a las personas más brillantes de la historia, no solo a ti.
Por eso, en el artículo de hoy quiero compartir contigo las peores pifias de la historia, para que veas que la regamos todos.

Y sin embargo, seguimos adelante.

I. Rusia vende Alaska en 7.2 millones de dólares a EU

Los rusos vendieron Alaska el 18 de octubre de 1867, el zar Alejandro II pensó que el territorio sería difícil de defender y por ello empezó a pensar en vender la tierra.
Después del final de la Guerra Civil Estadounidense, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, William Seward, arregló la venta de Alaska con el Ministro ruso Eduard de Stoeckl.
El trato fue de 7.2 millones en ese momento (133 millones en dólares de hoy) a cambio de 586,412 millas cuadradas de territorio.

En mi opinión, fue un buen negocio para los Estados Unidos, pero gran parte de la sociedad de ese entonces no lo vio así y pensó que Seward había hecho el ridículo.

¿Pero sabes qué?
Esas tierras no carecían de valor; estaban llenas de recursos naturales, petróleo y ORO.
¿Te suena la fiebre del oro?
Los americanos, en 10 años, extrajeron 300 millones de dólares en oro de ahí.
No proceses los números; Te digo: 40 veces más de lo que pagaron por Alaska.

Moraleja de la historia:


  • A veces no vemos el valor real de las cosas o las personas, subestimamos lo que hay dentro.

II. Un tipo compra la isla de Manhattan por 24 dólares

Peter Minuit, director general de la colonia holandesa de Nueva Holanda, compra la isla de Manhattan a los indios Canarsie el 24 de mayo de 1626, por 24 dólares de la época, mediante trueque de ollas, hachas, etc.
Pero Pedro fue estafado.
Los indios Canarsie de la tribu Lenape no eran los verdaderos dueños de esas tierras.
Los verdaderos propietarios eran una tribu perteneciente a los algonquinos y no a los lenape.
Pero funcionó bien para los colonos porque a pesar de que fueron víctimas de fraude, los verdaderos dueños de Manhattan nunca reclamaron sus tierras.

Moraleja de la historia:


  • A veces los errores salen bien y te llevan a lograr cosas que nunca esperabas.

III. Los que no compraron Google porque pensaron que no tenía valor

Volviendo al Pleistoceno (es broma), volviendo a 1999, el mundo era muy diferente e Internet estaba dando sus primeros pasos.
Solo había portales como Yahoo, Terra, etc.
Para que os hagáis una idea, Myspace aún no se había fundado (2003).
Pero había que ser un tonto para no ver que Internet estaba a punto de explotar.
En ese momento, se fundó una nueva empresa llamada Google el 4 de septiembre de 1998 en Menlo Park, California.
El caso es que sus fundadores, Larry Page y Sergey Brin, querían vendérselo a Excite por 1 millón de dólares y cuando les dijeron que no, bajaron su precio de venta a 750,000 dólares.

¿Y sabes qué?
Según Vinod Khosla, que trabajaba en Excite, se negaron a comprarlo porque pensaban que no valía nada.

Hoy Google vale más de 167 mil millones en el mercado.

Moraleja de la historia:


  • Nunca subestimes a los recién llegados.

  • Nunca se sabe todo

  • Aunque domines un mercado, siempre aparecerá alguien que innovará y, si no tienes cuidado, ocupará tu lugar.

IV. El día que Blockbuster cometió harakiri

Hace 30 años, Blockbuster era prácticamente un monopolio de películas caseras.
Tenían 9,000 tiendas en todo el mundo.
Estaban en la cima y miraban a sus competidores desde lo alto.
Un día, Reed Hastings, que se retrasó en devolver una película a su Blockbuster local, tuvo que pagar una multa de 40 dólares por la demora.
Le pareció abusivo, indignado, se propuso crear una empresa que no cobrara multas a los clientes que se demoraran en devolver los videos.
Esa empresa se llamaría Netflix.

Reed Hasting pensó que tal vez podría asociarse con Blockbuster y mejorar el servicio.
Pero John Antioco, el CEO de Blockbuster, pensó que Reed era un tonto y rechazó la asociación.

Al final, Netflix se convirtió en el servicio de transmisión de videos más poderoso a nivel mundial y Blockbuster pasó a la historia al cerrar miles de tiendas en 2013.

Moraleja de la historia:


  • Nunca rechaces la ayuda de tus competidores en automático

  • A veces no tienen malas intenciones.

  • Quieren crecer junto a ti.

  • Y la asistencia mutua aumenta la velocidad a la que llega el éxito

Para que lo hagas, recuerda:


  • No subestimes las cosas, las circunstancias, las oportunidades o las personas

  • Nunca sabes bien lo que hay dentro de ellos

  • A veces las malas decisiones salen bien y las buenas no; esperar lo inesperado

  • No subestimes a los recién llegados, ellos son el futuro

  • Es mejor aprender de ellos que ser desplazado por ellos

  • No rechaces la ayuda de tus competidores, veces tienen buenas intenciones y un objetivo común contigo.

Al final, todos nos equivocamos.
Nadie sabe lo que sucederá en el futuro.
Solo puedes tomar decisiones que a menudo saldrán mal y otras veces bien.
No seas tan duro contigo mismo y trata de disfrutar el viaje, porque ¿qué es la vida sino un viaje increíble?

Con información de internet. Crédito a quien lo originó.

ACL/Sotomayor

Te puede interesar
Últimas noticias