Síguenos

No es que no quiera; es que no puedo retirarme

Papá empresario (que ya es también abuelo) no se va a retirar hasta que resuelva estos temas que le son existenciales.

24 noviembre, 2021
No es que no quiera; es que no puedo retirarme

A lo mejor “no puedes” porque “no quieres”. Yo he observado con lupa profesional a mis contemporáneos empresarios, y he logrado detectar -en mi opinión- cuales son los temas que los mantienen en su escritorio, en el mostrador, en el surco o en su fábrica.

Papá empresario (que ya es también abuelo) no se va a retirar hasta que resuelva estos temas que le son existenciales:

- Lo económico: “¿Y de qué voy a vivir? ¡No me va a alcanzar!”. Este es el tema más fácil de responder, porque es aritmético; es de sumas (lo que tengo + lo que voy a ingresar durante mi retiro); de restas (menos lo que voy a gastar en vivir y esparcimiento); de divisiones (entre los años de mi expectativa de vida) y multiplicaciones (mi pensión y mis rendimientos financieros, por el número de años de vida que me quedan).

Lee: ¿Retirarme yo?, ¡Jamás!

- Lo ocupacional: “¿Y qué voy a hacer todos los días durante todo el día?”. Pues algo tienes que encontrar porque si no, ni tu pareja en tu casa, ni tus hijos en la empresa, te van a aguantar.

- Lo social: “¿Y ahora, con quien me voy a juntar? Me van a ver como un viejo acabado”. Busca tus pares y ve armando tu grupo de conversación, de dominó, de tertulia.

- Lo existencial: “Me acabé; ya no sirvo para nada”. Tenlo presente: todo se acaba en esta vida; no se te olvide que nuestro ser y estar en este mundo, siempre, siempre, fue para cierto tiempo. Nos lo dicen todos los domingos en misa, y nos seguimos resistiendo a lo temporal y terrenal de nuestra existencia.

Si no resuelves estos cuatro temas y sigues aferrado al mando de tu empresa a pesar del correr de los años y tu deterioro natural, irremediable e irreversible, es que no has entendido el sentido de la vida.

Contacto: Díaz Salazar y Asociados, S.C.

Te puede interesar
Últimas noticias