Tus Buenas Noticias
Síguenos

6 técnicas de estudio para mejorar tu vida de estudiante

¿Problemas para concentrarte, medir el tiempo o simplemente para comprender mejor el tema? Estas recomendaciones de estudio facilitarán tus días

8 junio, 2024
Conoce ejemplos de técnicas de estudio eficientes. Foto Pixabay
Conoce ejemplos de técnicas de estudio eficientes. Foto Pixabay

En un mundo donde la información está al alcance de la mano y el ritmo de vida es acelerado, encontrar las mejores técnicas de estudio es crucial para maximizar el aprendizaje y mejorar el rendimiento académico.

Ya seas estudiante de secundaria, universitario o profesional en busca de nuevos conocimientos, estas estrategias te ayudarán a estudiar de manera más eficiente y efectiva. Pero, ¿qué son?

active recall
Explicar a otras personas, ¿te ayuda a estudiar? Foto Pixabay

Las técnicas de estudio refieren a los modos aplicados para aprender. Es decir, desde el enfoque en el proceso de organizar, tomar y retener nueva información y hasta superar un examen.

Ejemplos de técnicas de estudio

Si estás buscando distintas perspectivas o métodos para comprender mejor un tema, a continuación te compartimos algunas opciones:

  1. Distributed Practice: Esta técnica consiste en distribuir las sesiones de estudio a lo largo del tiempo en lugar de concentrarse en un solo período (cramming).
  2. Elaboración: Aquí explicarás y describirás las ideas y conceptos que debes de estudiar con muchos detalles, así como conectar nuevos conocimientos con conceptos ya conocidos. Hacer preguntas del tipo "¿por qué?" y "¿cómo?" sobre el material de estudio puede profundizar tu comprensión y ayudar a retener la información a largo plazo.
  3. Mind Mapping: Crear mapas mentales puede ayudarte a organizar y estructurar el conocimiento, facilitando la comprensión y la memorización de temas complejos. Todo esto se facilita de forma visual y didáctica, además de que aprendes a desglosar y comprender la información que estudias mientras lo elaboras.
  4. Active Recall: Explicar lo que has aprendido a otra persona es una excelente manera de reforzar tu propio conocimiento. Enseñar obliga a procesar y organizar la información de manera coherente, lo que mejora la comprensión y la memoria.
  5. Técnica Pomodoro: La técnica Pomodoro consiste en estudiar durante 25 minutos y luego tomar un descanso de 5 minutos. Después de cuatro sesiones, toma un descanso más largo de 15-30 minutos. Estos intervalos ayudan a mantener la concentración y evitar el agotamiento mental.
  6. La tecnología como amiga y no como distracción: Utiliza aplicaciones y plataformas en línea que faciliten el estudio, como Quizlet para tarjetas de memoria, Khan Academy para lecciones en video, o aplicaciones de organización como Trello y Notion. La tecnología puede proporcionar herramientas adicionales para mejorar la eficiencia del estudio.

Recuerda que cada persona es diferente, por lo que es importante experimentar con diversas estrategias y encontrar las que mejor se adapten a tus necesidades y estilo de aprendizaje. Además, ¡puedes combinar varias de estas técnicas! con el fin de obtener un mejor rendimiento.




image mailchimp
Consumir buenas noticias ayuda a hacernos más felices y mas optimistas
Tal Ben-Shahar
Enlaces patrocinados