Tus Buenas Noticias
Síguenos
Ensayo y error

Las gigantes islas de plástico

El plástico y los microplásticos de un solo uso son uno de los grandes problema de contaminación; con ingenio, voluntad e innovación podemos darle la vuelta para convertirlos en un insumos de crecimiento económico y rentabilidad empresarial

26 abril, 2024
¿Sabías que en el mundo existen islas de plástico? Aprendamos a eliminarlas
¿Sabías que en el mundo existen islas de plástico? Aprendamos a eliminarlas

Cinco grandes islas de plástico existen en los océanos. 

Muchos, pero muchos microplásticos que desechamos y arrojamos al mar se acumulan en estos cinco puntos que, al menos uno de ellos, es cinco veces más grande que España.

Zero Emissions Objective asegura que la de mayor tamaño flota en el Océano Pacífico, entre los estados de Hawái y California, y cuenta con 60 años de edad. La comunidad científica le llama el Gran Parche de Basura del Pacífico.

Su formación se debe a los “remolinos” llamados giros oceánicos que se forman con las corrientes marinas que convergen en un mismo punto y, entonces, los plásticos se atoran.  Esto dicho de manera simple. 

La Natural Resources Defense Council lo explica de manera más profesional.

“Un giro es un vórtice de corrientes marinas causadas por la circulación del viento entre los continentes. Hay cinco mayores giros subtropicales y es ahí donde los desechos plásticos se amontonan formando tremendas montañas de plástico que dañan la vida marina y pueden tener impactos nocivos a nuestra salud”, escribe Evelyn Arévalo, de NRDC.

Estos billones de microplásticos son los peores enemigos de las especies marinas, que mueren al quedar atrapadas o asfixiarse con ellos.

Y también de nosotros, pues amenazan la sostenibilidad de nuestro alimento.

islas
¿Dónde están las islas de plástico? Crédito: Naturlii.
 

Pacto de los plásticos

En México se calcula la generación de alrededor de 5.7 millones de toneladas de plástico anuales de un solo uso, lo que equivale al pesos, observa el World Wildlife Fund, de más de 203 mil vagones del metro.

“El plástico es un material de gran utilidad, pero el uso excesivo de plásticos de un solo uso (desechables) es un enorme problema ambiental”, advierte

¿Qué se puede hacer? En estos momentos, en diversas partes del mundo, existen proyectos que ya trabajan, o en limpiar algunas partes de los océanos del mundo, o innovando alguna técnica para remover los microplásticos.

También existe el Pacto de los Plásticos con el que se busca lograr la colaboración efectiva entre empresas, gobiernos, academia, organizaciones de la sociedad civil y organizaciones industriales para reducir drásticamente la contaminación plástica de 14 países, hasta el momento.

“El Pacto de los Plásticos México es parte de la red del Pacto de los Plásticos de la Fundación Ellen MacArthur (FEM), una respuesta global a la contaminación por plásticos, que permite el intercambio de conocimiento vital y la acción coordinada”, explica en su página oficial

“La FEM, a través de su iniciativa para la Nueva Economía del Plástico ha reunido a más de 1,000 organizaciones para alcanzar la visión común de lograr una economía circular de los plásticos”.

Cuidar al planeta es rentable

La economía circular cada vez toma más fuerza. Parece que estamos despertando para cambiar el paradigma lineal de producción de úsese y tírese, al circular, que implica reducir, reciclar y reutilizar materiales plásticos.

Y quizá tenga que ver con que nos estamos dando cuenta de que con este modelo también se puede generar crecimiento económico y empleo sin comprometer al medio ambiente.

Un estudio de Accenture para el World Economic Forum sugiere que la economía podría generar un beneficio económico neto anual de un billón de dólares a nivel mundial para el 2030. 

Además de que las inversiones con criterios ambiental, social y de gobernanza comienzan a crecer en influencia con créditos más baratos.

El plástico y los microplásticos de un solo uso son pues uno de los grandes problemas de contaminación, pero con ingenio, voluntad e innovación podemos darle la vuelta para convertirlos en un insumos de crecimiento económico y rentabilidad empresarial.


image mailchimp
Consumir buenas noticias ayuda a hacernos más felices y mas optimistas
Tal Ben-Shahar
Enlaces patrocinados