Síguenos

Proteger a denunciantes y crear programas de atención a victimarios, el otro camino para la paz

Proteger a denunciantes y crear programas de atención a victimarios, el otro camino para la paz

Especialistas en temas de medición, estudio y operación de programas relacionados con la violencia y la paz ven en Sinaloa retos para bajar el homicidio.

Especialistas de distintas organizaciones e instituciones participaron en un panel sobre la paz en Sinaloa, donde consideraron la necesidad de proteger a denunciantes para identificar a los delincuentes y en sentido casi paradójico aplicar programas de atención a victimarios, que es donde se origina la violencia.

Durante su participación en el panel relacionado con los resultados del Índice de Paz México 2022, el especialista estadounidense en temas de delitos, violencia y paz, Dr. Everard Meade comentó que México es un país rico que ocupa el lugar 15 o 16 en términos del Producto Interno Bruto a nivel global, “es el más importante socio comercial de EUA en todo el mundo, que destaca en muchas industrias, en arte, cultura, turismo. Pero en contraposición, en el índice de Paz ocupa el lugar 139 de 163 países, lo cual es muy bajo comparado con niveles de Venezuela, con Líbano, con Mali, que son muy pobres y una gran carencia de recursos”.

Refirió que ya es el tiempo en que debemos cuestionarnos cómo encontrarnos en las soluciones. Dijo que es una lástima cuando ves las ciudades más violentas del mundo y los primeros 8 lugares son ciudades mexicanas, 17 de las 50 están en México. También tienen que estudiarse las desapariciones forzadas, el propio gobierno admite que hay más de 100 mil. Comentó que otro problema grave es la impunidad, puesto que en los estados que tienen más homicidios hay más impunidad.” El año pasado en Chihuahua había 2 mil 300 homicidios, más o menos y ni una condena o sentencia por homicidio”, precisó.

Lee también: Sinaloa es el estado que más ha mejorado sus niveles de paz en 7 años

También destacó entre lo positivo el interés de la ciudadanía por participar en estos esfuerzos cívicos como el de Construyendo Espacios para la Paz, que no tienen partido, en el que han encontrado autoridades de muchas dependencias. Citó que en los diplomados de Paz que imparte en el Tecnológico de Monterrey, han tenido representantes de más de 25 dependencias del gobierno dando los fines de semana a esta causa, y también participan más de 60 organizaciones no gubernamentales y vecinos o ciudadanos de todo tipo.

También señaló que en México y Sinaloa, hoy se sabe cómo contar y analizar a la violencia, “y no era así hace 15 años. El índice de Paz no existía, y recientemente el dato sobre las desapariciones forzadas no existía. Hoy se tiene instituciones de atención a víctimas, procuradores especializados, fiscalías especiales. Como iniciativa ciudadana han estado haciendo entrevistas con víctimas”.

En cuanto a los retos refirió que “hoy se tienen leyes, gente capacitada en muchos aspectos, pero hace falta ese salto de hacer cumplir y hacer valer esos derechos. Para eso el primer paso es proteger a los que hacen las denuncias y a los que quieren ayudarles para cumplir la ley”. Y en referencia a estos eventos de paz afirmó que “es importante hacer la medición porque hay muchos datos falsos acerca del crimen organizado y los malos actores que pretenden hacerlos ver más grandes”.

Lee también: ¿Cómo vamos en paz en México?

Dra. Yeraldine Bonilla Valverde, de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa comentó en el panel que el gobierno del estado de Sinaloa tiene diferentes programas y actividades donde fomentan la cultura del respeto, de los valores a niñas, jóvenes y adultos para evitar los altos índices de violencia que se tiene en el estado. Reiteró que la prevención es fundamental para que los índices vayan a la baja, por lo cual desarrollan también programas preventivos en instituciones, escuelas, colonias. Pero lamentablemente la violencia familiar, los feminicidios, suicidio y otros delitos se han aumentado y tienen cierta relación con tema de confinamiento durante el Covid”.

Comentó que en este tiempo también la violencia familiar ha aumentado y organismos como Construyendo Espacios para la Paz ha ayudado mucho a implementar programas preventivos y a tener la interacción con las personas en sus sectores, incluyendo los campos agrícolas.

La funcionaria precisó que en Sinaloa en lo que va del año se han cometido 4 feminicidios, lo cual representa una disminución del 43%, respecto al 2021. “En violencia familiar estamos en posición 16 a nivel nacional. En homicidios dolos en 2022 se han cometido 61 homicidios, lo que representa una disminución casi del 40%”

También puntualizó que en “Culiacán en 2017 al 2019 se encontraba entre las ciudades más violentas del mundo, estando en el 2017 en la posición número 12 y Mazatlán en la posición 43, y para el año pasado Culiacán está en el 43, Mazatlán ya salió del ranking de las ciudades más violentas del mundo”.

Entre los retos reiteró que es importante que se fomente la denuncia, y que la sociedad conozca que hay autoridades que atienden sus problemáticas y la existencia del número de emergencias 911, e ir a la fiscalía para denuncias.

Dr. Ignacio Cano, investigador de Estudios Sociales en distintos organismos de Centro y Sudamérica, afirmó que América Latina es el continente más violento del mundo y México con esta relación ha tenido una evolución negativa. Refirió que la conexión de los países productores de droga tiene relación con su nivel de violencia por mucho tiempo, quizá por más de una generación, y explicó casos como las familias de maras salvatruchas que tienen familias hasta por tres generaciones conviviendo con los delitos de pandillas.

Dijo que temas tan complejos como el narcotráfico y la violencia ameritan medidas de prevención social y situacional, porque “Cuando las sociedades viven en situación de alarma, de emergencia, de pánico o de miedo, necesitan otro tipo de medidas complementarias que tengan otro impacto de corto o mediano plazo que tengan que ver con el tema de justica criminal, que la tasa de esclarecimiento es todavía muy baja en todo América latina y muy baja en México.

Comentó que realizaron estudios sobre homicidios en América Latina ubicaron la implementación de unos 106 programas de prevención de homicidios, “y los que habían tenido más éxito a corto plazo eran programas que tenían que ver con los victimarios, eran programas de mediación, de negociación con los victimarios. Son programas muy delicados que tienen riesgos significativos, pero por otro lado tienen oportunidades muy grandes. Entonces en México como en otros lugares tiene que concebir un proyecto alternativo de vida para los delincuentes”, puntualizó.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias