Síguenos

A ritmo de Jazz, la maestra Martita es una inspiración en Alturas del Sur

Dedicación y amor hacen de sus clases de danza una lección de vida para sus alumnas. Sus pasos marcan la ruta de la resiliencia.
14 agosto, 2023
Culiacán, Sinaloa.- En los entresijos de Caimanero, Mocorito, nació una niña llena de vitalidad y sueños. Asegura que, desde pequeña, sus papás siempre la llevaban a realizar distintas actividades porque era una niña con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), que necesitaba actividad física para mantenerse en control. Estuvo en atletismo, baile e hizo de todo. Hoy tiene un emprendimiento de academia de jazz.
"El baile se convirtió en mi pasión desde pequeña", cuenta para

Tus Buenas Noticia

, Martha Patricia Bojórquez Félix, una mujer de 43 años  , maestra de Educación Física y Licenciada en Educación Deportiva. “Me enamoré del arte del movimiento y no pude resistir la atracción que sentía hacia el

jazz dance

.
Martha Patricia, cariñosamente conocida como "Martita", es una verdadera inspiración para los habitantes de
Alturas del Sur . Su dedicación y amor por el baile la han llevado a impartir clases de jazz para niñas en el fraccionamiento. "Siempre he creído que el baile es una forma de expresión que nos permite liberar nuestras emociones y conectarnos con nosotros mismos", dice con una sonrisa en su rostro.

Su camino no ha sido fácil. Cuando estaba embarazada de su segundo hijo, le pusieron la vacuna de la rubéola durante el embarazo, lo que provocó que su hijo naciera con problemas de salud, ciego y con problemas cardiacos. "Fue un gran reto para mí", comparte con quebranto y ojos húmedos. "Pero nunca me rendí, y junto con mi hijo enfrentamos cada obstáculo que se nos presentaba.", reconoce con valor.
A pesar de las dificultades, Martita entrenó a su hijo y a otros niños ciegos en el atletismo, llevándolos a competencias nacionales y dejando un legado de esfuerzo y superación. "Verlos crecer y desarrollarse en el deporte me llena de orgullo", comenta con gratitud.

La vida la retó nuevamente con una enfermedad renal, pero su espíritu incansable no cedió. En cada paso y en cada baile, encontró fuerza para seguir adelante y mantenerse activa, desafiando a la enfermedad con su amor por el movimiento. 
"Cuando me dieron el diagnóstico de insuficiencia renal, me sentí muy mal, pero comprendí que no me queda más opción que vivir cada día como si fuera el último", reflexiona Martita con sabiduría y resiliencia. Su médico asegura que su insuficiencia renal no avanza más debido al ejercicio que realiza diariamente.
Un nuevo capítulo se abrió cuando decidió empezar de cero en Culiacán, en busca de una mejor vida para ella y sus hijos. Con determinación, inició clases de zumba para mamás y su entusiasmo contagió a decenas de alumnas, llevándola a vivir a Alturas del Sur , donde con esfuerzo fundó su propia academia. 
Hoy, con su emprendimiento de Jazz Dance, Martita combina la enseñanza con técnicas de jazz y habilidades que las niñas normalmente no reciben. 
"Cada clase es una oportunidad para inspirar y empoderar a mis alumnas, y estoy feliz de que muchas niñas encuentren aquí un espacio donde pueden expresarse libremente", dice con palabras de pasión.
La maestra Martita, acompañada de su esposo Daniel, se levanta cada mañana con el esmero de tomar lo mejor de la vida y agregando amor a sus días.
Producto de su amor y dedicación, su academia de Jazz p style="text-align: justify;">Culiacán, Sinaloa.- En los entresijos de Caimanero, Mocorito, nació una niña llena de vitalidad y sueños. Asegura que, desde pequeña, sus papás siempre la llevaban a realizar distintas actividades porque era una niña con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), que necesitaba actividad física para mantenerse en control. Estuvo en atletismo, baile e hizo de todo. Hoy tiene un emprendimiento de academia de jazz.
"El baile se convirtió en mi pasión desde pequeña", cuenta para

Tus Buenas Noticia

, Martha Patricia Bojórquez Félix, una mujer de 43 años  , maestra de Educación Física
Enlaces patrocinados