Tus Buenas Noticias
Síguenos

En Culiacán, Lenin Márquez es un hacedor de arte sin etiquetas

El artista culiacanense demuestra que la creatividad no tiene límites temporales. Su muralismo rompe etiquetas en el edificio del Ayuntamiento.

26 junio, 2023
En Culiacán, Lenin Márquez es un hacedor de arte sin etiquetas

Culiacán, Sinaloa.- En el mundo del arte, ha surgido un ser inquieto, un alma que se niega a ser encasillada en alguna categoría que limite su creatividad. Él es Lenin Márquez, un hacedor de arte. Su esencia rebasa las etiquetas convencionales.

Con una mirada inquisitiva, se sumerge en el gran océano de la creación. Ahí, desafía los límites, manifestando su esencia en todas sus formas artísticas.

Desde las entrañas de la negación, Lenin rechaza ser clasificado como pintor o escultor. Se considera a sí mismo un creador en toda su esencia. No se apega a los dictámenes de una sola disciplina, sino que se entrega al fluir de la inspiración. Con sus manos, construye una realidad única. La permanencia de los objetos se vuelve su búsqueda incansable, mientras a través de ellos su voz artística lanza un grito al mundo.

La vida ha llevado a Lenin por un buen camino, donde ha logrado la autorrealización. No ha sido un viaje sencillo. No tiene un rumbo fijo, pero a través de sus experiencias, y descubrimientos han confabulado para lograr ser el artista en el que se ha convertido.

Desde sus primeros pasos en la infancia y la adolescencia, ha gozado de la libertad de expresión en su entorno que grita imaginarios creativos. Las paredes y los vidrios de su casa, fueron los lienzos idóneos en los que dejaba huella de su creatividad. Sin recibir regaños ni castigos estaba en el lugar propicio. Su destreza se fue forjando, moldeando su talento hasta la madurez que hoy posee.

A los doce años, su madre le dio la oportunidad de tomar un curso por correspondencia, siendo una aliada de su pequeño artista. Desde entonces, Lenin ha labrado su camino con dedicación y disciplina. El arte es el pilar de su existencia.

Aunque los caminos de la expresión artística lo llevaron a explorar el graffiti, en su corazón palpita galopante y a veces resuena desenfrenado el llamado de la pintura y la escultura, donde encuentra su razón de ser.

Exposiciones individuales han sido testigos de su talento. Sus creaciones han trascendido las fronteras de México, expandiendo su influencia en territorios lejanos.

Sin embargo, es con sus murales que ha dejado una huella imborrable. Un hito destacado en su trayectoria es el conjunto de murales plasmados en las paredes de la segunda planta del Ayuntamiento de Culiacán, donde la belleza adquiere vida y las historias cobran forma.

Con pinceladas maestras, ha logrado capturar la esencia misma de la calle y sus personajes, fundiendo el pasado con el presente en un abrazo eterno.

Sus obras están llenas de dinamismo y vida llevando al espectador a un mundo de emociones y reflexiones.

El mundo del arte, no se encasilla en un único tema. Trabaja para descubrir nuevos horizontes y explora todas las nuevas posibilidades de creatividad.

Sin duda, es un artista singular. Un hacedor de magia que trasciende los límites establecidos. Su compromiso con su oficio y su dedicación han dejado huellas imborrables en el panorama artístico contemporáneo.

A través de sus trazos y esculturas, lanza una invitación a sumergirse en su mundo interior, donde la imaginación le permite sobrepasar cualquier límite. Cada obra es un testimonio de su amor por la creación, una ventana abierta hacia la eternidad de un espíritu creativo.

En su vida, no existe un punto de partida definido, sino una evolución constante. Lenin es un artista sin fronteras. No tiene límites impuestos. Trabaja pintando su propio camino con trazos y pinceladas exactos, y a veces rebosando los bordes del convencionalismo.

En cada exposición, sus creaciones no son simples imágenes estáticas. Son ventanas hacia otros mundos donde los colores se unen en armonía y las formas adquieren vida propia.

Con sus adiestradas manos realiza cada trazo y escultura que se convierten en obras que recuerdan que el arte no tiene límites ni etiquetas.

Lenin es un creador sin restricciones. Es él el creador de los murales del Ayuntamiento donde igual se puede ver a Julio César Chávez como a “Maquío”, “La Fany” o La Novia de Culiacán. Es un hombre sencillo que con la magia de su creatividad nos recuerda que el arte no tiene etiquetas y que la vida misma es un mundo lleno de oportunidades para crear. Para Lenin la vida misma es un arte, y el retrato es la realidad temporal que junta el pasado con el presente.

Lee también: Los esquites y tamales de la Güera son el sabor del Centro de Culiacán

Enlaces patrocinados