Síguenos

¿Te pidieron ser aval? Cuidado, checa estas recomendaciones antes de decir que sí

Ser aval tiene sus responsabilidades por lo que tienes que estar muy seguro de a quién le das la oportunidad ya que en caso de que él no pague tu serás el responsable

29 julio, 2022
Foto: La Razón de México/Cortesía/Temática
Foto: La Razón de México/Cortesía/Temática
Foto: La Razón de México/Cortesía/Temática

Por confiados o por creer en la palabra de un amigo o familiar decidimos ser aval para que este solicite un crédito o un préstamo personal a una entidad financiera, sin embargo desconocemos las consecuencias legales que pueden ocurrir si el deudor no paga.

De acuerdo a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), ser aval puede traer varias responsabilidades ya que al firmar un documento se toma la responsabilidad en caso de que la otra persona no se haga responsable.

Sigue leyendo: BBVA: Esto debes hacer si te roban tu celular con la app del banco

¿Cuáles son las consecuencias de ser Aval?

Si eres aval y la persona responsable no quiere pagar pudieras ser embargado, en caso de que la persona carezca de recursos para enfrentar sus obligaciones por lo que se procede a retener sus bienes.

Una vez que la deuda ha sido liquidada, la persona que fungió como aval puede tomar acciones legales contra el deudor, sin embargo esto no garantiza que se te devolverá el dinero o tus pertenencias embargadas.

Siendo aval no puedes deslindarte de esta responsabilidad de una manera fácil. Esto porque muchas veces, el contrato que regula el préstamo establece las condiciones de la deuda. La única que decide si puedes dejar la figura de aval es la institución financiera.

Sigue leyendo: 3 tips para usar la banca en línea desde tu celular y evitar caer en fraudes

¿Es lo mismo referencia y aval?

Referencia no es lo mismo que aval. Sí sólo te piden para ser referencia y no firmas absolutamente nada, no tienes ninguna obligación fiscal, económica o de deda. 

Las referencias son solicitadas en su mayoría para el otorgamiento de tarjetas de crédito o departamentales o al momento de solicitar algún trabajo en donde verifican que la persona a contratar es alguien confiable.

¿Serás aval? Sigue estas recomendaciones:

Algunas recomendaciones a considerar en caso de que te pidan ser aval son las siguientes:

1. Considera todo lo que sepas de esa persona que te pide ser su aval; si se trata de un familiar, amigo o conocido. Verifica que sea alguien responsable y formal, puedes investigar sus hábitos de pago al preguntar a otras personas sobre su comportamiento.

2. Infórmate sobre el tipo de crédito que tu avalado va a contratar. Toma en cuenta que la deuda podría llegar a ser tuya y debes estar informado sobre los detalles por cualquier contigencia que llegara a presentarse.

3. Tener solvencia económica es primordial. Recuerda que necesitarás estar preparado en caso de que tu avalado necesite ayuda con su préstamo y así evitar problemas.

4. Ingresos estables. Aségurate de que tus ingresos sean estables y no tengas deudas gravosas para que puedas ayudar a tu avalado en caso de que lo necesite.

Lee también: ¿Buscas chamba? 5 tips para encontrar trabajo y tener un CV ideal

Te puede interesar
Últimas noticias