Síguenos

Corto y al grano

20 julio, 2022
Corto y al grano

“Solo he hecho esta carta más larga, porque no he tenido tiempo para hacerla más corta”.

Blaise Pascal, matemático, físico, inventor, filósofo y escritor francés.

Corto y al grano.
Eso es lo que la gente quiere. 

Por alguna razón, nos gusta agregar palabras innecesarias y volvernos repetitivos sin motivo alguno.
Si no eres conciso, cansas a tus lectores. 

Les pides que centren su atención en descubrir lo que estás tratando de decir, en lugar del mensaje que estás comunicando.
Recuerda el poder de la edición.
Examina cada palabra que pones en el papel.

Encontrarás un número sorprendente que no sirve para nada.
¿Cómo se escribe de manera concisa y clara?
Aquí hay tres formas de editar tu escritura para que puedas parecer claro como el cristal.
1. Elimina
Sería útil para tus lectores si eliminas las palabras que no agregan ningún valor o que no ayudan a que tu historia avance. 

Si una palabra o frase es fundamental para el significado de una oración, consérvala, si no, déjala ir.
Muchos lectores sienten el "peso" de las palabras adicionales que aumentan el volumen de las oraciones. 

Decide qué palabras y frases deben quedarse o desaparecer preguntándote:

¿Si corto esto, la oración perderá su significado, esta palabra diluirá mi mensaje o qué palabras son necesarias?
Por ejemplo, podrías decir: 

"Es absolutamente esencial que asista a esta reunión hoy, para saber el resultado final". 

Es mejor decir: 

"Es fundamental que asista a la reunión hoy, así sabré los resultados".

Conclusión clave:
Elimina palabras como actualmente, básicamente, completamente, solo, completo, algo así como, realmente y totalmente. 

Mantén las palabras que debes tener y quita las palabras que no necesitas.
2. Solo hazlo

No le digas a tus lectores lo que vas a decir. 

Tus lectores no necesitan seguirte en un viaje sobre lo que vas a hacer. 

Quieren saber dónde terminas.
Por ejemplo, no digas: 

"Quiero señalar los problemas esenciales que veo con nuestro marketing". 

En su lugar, di: 

"Nuestros problemas actuales con nuestro marketing son A, B y C". 

Al hacer esto, puedes cortar de cinco a siete palabras por oración.
Mantén la atención de tu lector en las partes cruciales de tu oración, no en la pelusa. 

Lee también: Cómo los equipos responsables impulsan el rendimiento en tiempos difíciles

Dile a tus lectores lo que estás haciendo. 

Los lectores pueden conectar los puntos y no los perderás porque van directo al grano y no se pierden diciéndoles lo que va a hacer.
Conclusión clave:

Elimina palabras y frases que no pierdan información crítica que establece lo que dirás. 

Solo di algo, no le digas a tus lectores que vas a hacer algo.
3. Quita lo repetido
Lo más probable es que repitas palabras o frases y no te des cuenta. 

Cuando piensas en tus ideas, agregas oraciones redundantes. 

Lee tu escrito en voz alta y escucha si se repiten.
Busca repeticiones en tu escritura y ve qué puedes eliminar.

A menudo repetimos, lo cual es fundamental para editar nuestra escritura y pensamiento.
Punto clave:

Si estás diciendo lo mismo en oraciones consecutivas, descubre cómo puedes combinar las oraciones para que no se repitan.
4. Usa un lenguaje sencillo
Escribe como si estuvieras hablando con tus amigos. 

Utiliza un lenguaje claro y directo. 

No uses palabras raras o sofisticadas. 

Cuando escribes con este tipo de palabras, confundes a tus lectores.
El rollo confunde, mientras que tus lectores quieren detalles y conclusiones. 

Escribe de forma sencilla. 

Basta de rollo.
Recuerda que la mayoría de los adultos leen a un nivel de lectura de secundaria. 

Cuando usas palabras raras, agregas confusión a tu discurso y te entenderán menos. 

Lee también: Como traducir textos fácilmente

Este tipo de escritura confunde a tu audiencia porque quiere algo sencillo.
Conclusión clave:

Asegúrate que tu comunicación sea apropiada para todos los públicos. 

Publicaciones populares están escritas en un nivel de lectura de primaria por una razón. 

Quieren asegurarse de que todos los que lo lean puedan entenderlo.
5. Escribe con voz activa
Escribe en voz activa: el sujeto de la oración realiza la acción. 

Cuando escribes en voz pasiva, el sujeto recibe la acción.
Por ejemplo, “la junta directiva decidió votar sobre el tema” es una voz activa.

Mientras que “la decisión de votar sobre el tema fue tomada por la junta directiva” es una voz pasiva.
Conclusión clave:

La voz activa hace que tus oraciones sean claras para tus lectores. 

Cuando usas una voz activa, no eres complicado.
Reuniéndolo todo
Hay cinco consejos simples para ayudarte a escribir de manera concisa. 

Elimina

  1. Simplemente dilo
  2. Quita las palabras repetidas
  3. Usa un lenguaje simple
  4. Escribe con voz activa.
  5. Escribir de manera clara y concisa es poderoso. 

Si usas una palabra o frase innecesaria de vez en cuando, está bien. 

La clave es darte cuenta de que lo estás haciendo. 

Vuelve y lee lo que escribiste.
Las palabras adicionales abultan tu escrito innecesariamente.
Haz que tu escritura sea más directa y corta. 

La gente lo apreciará y será más probable que lea tus artículos, correos electrónicos y mensajes en el futuro.

Dedicar ese tiempo extra para releer, contribuirá en gran medida a ganarte la confianza e influir en los demás.
No es que la historia deba ser larga, pero llevará mucho tiempo acortarla.

AC/J.Sotomayor

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias