Tus Buenas Noticias
Síguenos

Carlos Enrique, toda una vida dedicada a “guapear” autos en la colonia 21 de Marzo en Culiacán

Además de dedicarse a la carrocería y pintura de vehículos, el señor Rodríguez Ontiveros, es un apasionado por la colección de carros clásicos

31 enero, 2024
Carlos Enrique Rodríguez Ontiveros, desde niño le gusta la ganarse la vida y tiene más de tres décadas dedicado a reparar y pintar automóviles con acabado de alta calidad. Fotos: Lino Ceballos
Carlos Enrique Rodríguez Ontiveros, desde niño le gusta la ganarse la vida y tiene más de tres décadas dedicado a reparar y pintar automóviles con acabado de alta calidad. Fotos: Lino Ceballos

Culiacán, Sinaloa.- Desde los 13 años de edad, Carlos Enrique Rodríguez Ontiveros, sabe ganarse la vida. Recuerda que inicio ayudando a cargar herramientas y con el paso de los años decide dedicarse al oficio de carrocería y pintura automotriz, labor que realiza con mucho orgullo.

“Este oficio lo aprendí desde niño, me encanta lo que hago. Tengo mis propios clientes que avalan mi trabajo de más de 30 años. Soy muy dedicado con mi trabajo porque me gusta dejar el carro tal y como si jamás hubiese sufrido ningún daño”, expresó Rodríguez Ontiveros.

El carrocero que labora en un taller que se ubica en la colonia 21 de Marzo, además narró que se aventuró para cumplir el “Sueños americano”, pero no le gustó porque como reza la canción de los Tigres de Norte. “Aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión”. “Es muy feo estar encerrado, no salir por el temor de ser deportado. Duré como un año allá, pero mejor decidí regresarme y dedicarme a lo que sé hacer y he realizado toda la vida, que no me ha hecho rico, pero si me ha ayudado a sacar adelante a la familia. Es mejor ser libre y andar de arriba para abajo en tu tierra”, dijo.

Otras de las grandes pasiones de Carlos Enrique es coleccionar autos clásicos. “Hace como 26 años le compré a un amigo mi primer carro que fue un Volkswagen modelo 65. Que me ha tocado vivir muchas aventuras en él, como viajar en dos ocasiones a Tijuana, y nada que me falló. Me gusta pasearme en ellos y no tenerlos guardados”, argumenta.

También en su colección de automóviles se encuentra un “vocho” modelo 66, y le regaló a su hijo un Cabriolet  87.  Y actualmente reconstruye un Beloit 54 que adquirió el año pasado e indica que es tipo de carro es muy difícil encontrar en Culiacán.

Entre carrocear, pintar y coleccionar autos antiguos es como Carlos disfruta de los placeres de la vida.

Lee también: Requisitos para poder donar sangre

Lee también: COBAES. Este viernes inician las preinscripciones en línea para el ciclo 2024-2025

 

1 / 9
Imagen 1
2 / 9
Imagen 2
3 / 9
Imagen 3
4 / 9
Imagen 4
5 / 9
Imagen 5
6 / 9
Imagen 6
7 / 9
Imagen 7
8 / 9
Imagen 8

Temas de esta nota
Enlaces patrocinados