Síguenos

“Don Frut” de Chulavista, prepara el tejuino de Culiacán para refrescar con alegría

José Luis llegó de Veracruz a Sinaloa y desde hace más de 30 años se gana la vida vendiendo la bebida artesanal, también vende frutas
26 mayo, 2023
José Luis, es muy perseverante, decide ya no trabajar en el campo y emprende su propio negocio ambulante.
José Luis, es muy perseverante, decide ya no trabajar en el campo y emprende su propio negocio ambulante.

Culiacán, Sinaloa.- José Luis Herrera Pavón vive en el fraccionamiento Chula Vista, pero casi es de todo México, su oficio es un deleite para consumidores, él prepara el tejuino de Culiacán. Desde muy joven, en búsqueda de un mejor futuro, emigró a Sinaloa dejando atrás su natal estado Veracruz. Y después de vivir en distintos lugares del país, decidió que “la tierra de la tambora” era el lugar predilecto para vivir junto a su familia.

“Soy de Veracruz, pero me siento sinaloense”, expresa el hombre de 64 años de edad. “Tenía como 18 años cuando llegué por primera vez a Sinaloa a trabajar en labores del campo. Luego me fui a vivir a Mazatlán, donde trabajé, vendiendo tejuino”, narra José Luis.

Recuerda con añoranza que les vendía ceviche a la gente de la estación del ferrocarril en los tiempos que corría el tren “Burrito y “el Bala”.

También Herrera Pavón, señala que le ha tocado vivir en diferentes ciudades y estados de México, como: Ensenada Baja, California, Guadalajara, y Sonora, pero asegura estar agradecido con Dios, por todo lo que le ha dado, como el tener la dicha de conocer a sinaloenses que se caracterizan por ser gente solidaria, franca y muy trabajadora. Son estas las razones principales que lo motivaron a quedarse a vivir en el estado que mueven la vida y economía sus 11 ríos.

El jarocho revela que en su estadía en la “Perla del Pacífico”, aprendió a hacer la ancestral bebida artesanal de “tejuino” que ayuda a mitigar el calor. Con esa bebida encontró vida, pues desde hace más de 30 años la ofrece a sus clientes, quienes lo conocen de cariño como “Don Frut”, porque desde hace más de 10 años, además de vender fruta fresca, ofrece a su clientela, tortas, aguas de diferentes sabores, ceviche de sierra y hasta esquite los jueves.

“Me levanto a las cuatro de la mañana a preparar todo lo de la venta, para iniciar la ruta a partir de las nueve de la mañana, para terminar alrededor de las dos de la tarde. Estoy muy agradecido con cada uno mis clientes por el apoyo que siempre me brindan en comprar mis productos”, expresa el señor emprendedor.

“Don Frut”, manifiesta ser una persona trabajadora, que le gusta ganarse la vida honradamente. Hace dos años, tuvo que hacer una pausa a su negocio, ya que fue arrollado por un abusivo conductor de un vehículo, cuando viajaba a bordo de su moto, derivado de ello se le quebró el pie izquierdo. “Duré como dos meses sin poder hacer nada, pero en cuanto pude estar de pie, de nuevo me puse a trabajar”.

Para mayor seguridad y ya no viajar en moto, José Luis adaptó un carro para ofrecer sus productos a su fiel clientela. Acompañado de su esposa Irma Andrade de lunes a viernes recorren varios sectores de la ciudad para lograr satisfacer con sus productos a sus consumidores. Y los domingos vende sabroso tejuino en el tianguis más grande del noroeste “Huizaches”.  “Descansamos los sábados”, exclama entre risas, por el día de descanso que le gana a su señora.

“En Culiacán si se puede hacer negocio, solo que se tiene que ser muy perseverante y siempre darle un buen trato a la gente, porque de nada sirve ofrecer un buen producto, si tenemos mala actitud. Estoy orgulloso de mi trabajo porque principalmente me ayudó a sacar p>Culiacán, Sinaloa.- José Luis Herrera Pavón vive en el fraccionamiento Chula Vista, pero casi es de todo México, su oficio es un deleite para consumidores, él prepara el tejuino de Culiacán. Desde muy joven, en búsqueda de un mejor futuro, emigró a Sinaloa dejando atrás su natal estado Veracruz. Y después de vivir en distintos lugares del país, decidió que “la tierra de la tambora” era el lugar predilecto para vivir junto a su familia.

“Soy de Veracruz, pero me siento sinaloense”, expresa el hombre de 64 años de edad. “Tenía como 18 años cuando llegué por primera vez a Sinaloa a trabajar en labores del campo. Luego m
1 / 3
Imagen 1
2 / 3
Imagen 2

Enlaces patrocinados