Síguenos

José Gilberto es un ejemplo de responsabilidad aún sobre la cimbra

A pesar de su condición física no detiene “la cuchara” para llevar el sustento a su familia.

José Gilberto es un ejemplo de responsabilidad aún sobre la cimbra

A José Gilberto López Romero la responsabilidad es uno de los valores que lo mantiene en pie.

El vecino de Alturas del Sur es un hombre dedicado a la construcción. Desde hace 38 años, ha adquirido la experiencia necesaria para hacer grandes edificaciones.

“A los 14 años empecé a trabajar en la construcción. Lo primero que hice fue aprender a impermeabilizar, luego le entré a la construcción, la electricidad y la plomería. Agarro las obras completas”, asegura don José.

A él nada lo detiene. Ni siquiera un accidente que tiempo atrás lo obligó a entrar al quirófano por una fractura de meseta tibial en una de sus piernas.

Ese accidente le cambió la vida, aquel hombre trabajador y hacendoso, debió bajar el ritmo a su trabajo.

Aún al día de hoy con todo y dolor, y el impedimento para realizar el movimiento completo de su pierna continúa trabajando.

“La necesidad lo hace a uno trabajar. Tengo a mi esposa y mi niña pequeña que dependen de mí, así con mi pierna adolorida voy y hago mi trabajo cada día. La responsabilidad es la que me hace levantarme a pesar de los golpes y los dolores”, dice con razón.

Y es que el valor nunca le ha faltado. Aún a sus 52 años y con la necesidad de una prótesis de rodilla don José anda en los andamios trabajando.

“Necesito una cirugía. A veces no puedo caminar, no puedo correr, subir escaleras, o estar en cuclillas, pero nada de eso me impide trabajar. Soy una persona responsable, a mi familia bien o mal nunca le ha faltado de comer”, dice con orgullo.

José asegura que haciendo un buen trabajo, siendo honesto y responsable se puede vivir bien. Dice que la confianza que se gana de la gente es la que te permite seguir trabajando.

Ahora, comparte su legado con sus hijos, quienes buscan seguir el buen ejemplo de su padre. Ese hombre al que el dolor de rodilla puede derribarlo por un rato, pero la responsabilidad y el amor por su familia lo ponen de pie.

A José se le puede encontrar en las Alturas, y ver trabajando cada día sobre la cimbra.

 

Te puede interesar
Últimas noticias