Síguenos

Fabiola es la estilista de Altura que te cambia la imagen y tu estado de ánimo

De la adversidad encontró fortaleza para levantarse de cero y poner su negocio del lado del éxito, su secreto está en calidad de atención al cliente.

1 diciembre, 2021
Fabiola es la estilista de Altura que te cambia la imagen y tu estado de ánimo

De la adversidad encontró fortaleza para levantarse de cero y poner su negocio del lado del éxito, su secreto está en calidad de atención al cliente.

Cuando conoces a Fabiola, te encuentras con alguien más que una estilista. Es una gran sonrisa y una voz alegre que ha sorteado la vida en muchas formas, generando un temple y pasión por su trabajo. Cuando su mamá le dijo que en el trabajo de estética estaba su futuro le dio poca importancia, pero ahora es estilista de Altura.

Para Fabiola Cruz Calvillo la vida no ha sido fácil, ha tenido buenos y malos momentos, pero es su clientela y la gente que le rodea la que le da el entusiasmo para tomar la vida con optimismo.

Fabiola es barbera de oficio, no de sigue rollos; es estilista de profesión en un establecimiento en el fraccionamiento Alturas del Sur. Es una mujer fuerte y valiente. Ha sorteado dificultades familiares, que lejos de debilitarla la han fortalecido.

Y hoy está aquí, demostrando cómo es que se debe hacer para enfrentar la vida. Entre la plática recuerda Fabiola que su mamá, la señora Chayito, fue quien la persuadió a aprender el oficio de estilista.

Con entusiasmo nos cuenta que Chayito tenía una estética y le insistía en que le ayudara a peinar a las clientas, pero Fabiola a sus 17 años de edad poco interés mostraba por el oficio. Rebelde como muchas adolescentes, dice que prefería hacer cualquier cosa en vez de asistir a sus clases de cultora de belleza.

Comenta que su mamá le decía que en ese oficio podía ganarse la vida, y fue así como concluyó sus estudios de cultora de belleza, graduándose con honores. Y no se equivocó doña Chayito. Ahora Fabiola, con 18 años de experiencia, ha logrado convertirse en la estilista más reconocida de Alturas del Sur.

Los clientes no le faltan en su barbería. Ahí recibe tanto a damas como a caballeros, que buscan hacerse algún cambio de estilo. Ese trabajo también le cambió su estilo de vida.

También puedes leer: Luis Beltrán le pone corazón al taco, como su padre

Comenta Fabiola que cuando empezó no tenía nada, “yo inicié con una mano adelante y la otra mano atrás”. Por dos acontecimientos familiares que impactaron su vida le vino una gran depresión. Tocar fondo fue el detonante para armarse de valor y decidir salir adelante por ella misma. Para ser estilista lo primero que se necesita es un espejo, unas tijeras y un peine o cepillo. Así empezó, le faltaban herramientas, pero le sobraba corazón.

Cuando recibió sus primeros clientes constantes la vida le fue cambiando, hasta consolidar un salón de barbería. Muchas cosas buenas han llegado a su vida. Entre ellas llegó Gabriela su hija. Es la luz de sus ojos, una nueva iluminación de vida. Mientras trabaja en la estética pensando en Gabriela repite la historia como lo hacía Chayito con ella, cuando era niña.

Como profesional del estilismo, se ha hecho de grandes amistades. Y es que más que un negocio, la barbería le ha dado a Fabiola la virtud de tener encuentros amistosos con su clientela. No es casual que entre sus pláticas termine dando consejos de todo género, pues la vida le ha enseñado a sortear los problemas a como vengan.

Comenta con entusiasmo que para ella es tan bonito hablar con las personas y poder darles ayuda de alguna manera, con una palabra de aliento, una sonrisa o un “todo estará bien”.

Conoce esta historia: El Dr. Nicanor Moreno es ejemplo de servicio en la Toledo

“No soy perfecta, para nada. Yo también cometo errores, pero quiero salir adelante. Mi vida no ha sido nada sencilla pero aquí estoy luchando por ser mejor cada día, buscando quitar todos los miedos y confiando siempre en Dios”, dice con esa seguridad que solo llega cuando ya no se puede sufrir más.

Fabiola empezó de cero cuando la desesperanza llegó a su casa. Pero supo encausar sus energías para que esos conocimientos de estilista la llevaran a un nivel profesional y de mucho afecto de sus clientes. Hoy con una sonrisa del lado del éxito es una peluquera con el corazón en las Alturas.

Periódico de Noviembre de Alturas del Sur

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias