Síguenos

Yuriria, Guanajuato: Un lugar lleno de naturaleza e historia al sur del Estado

Acompaña tu visita probando el famoso caldo Michi, te recomendamos pedir bien rebanado el pez.
9 agosto, 2023

En esta ocasión hablaremos de Yuriria un pueblo mágico que se encuentra al sur de Guanajuato, colindando con Salvatierra. El tesoro de este lugar es el resguardo de una gran biodiversidad, para todos esos que aman estar rodeados de la naturaleza, se pueden encontrar animales tales como zorrillos, coyotes, alicantes, lagartijas, tlacuaches, incluso hasta algunos afirman haber visto ocelotes.

Y no solo eso, sino que también cuentancon una inmensa laguna. Esta es de 97 kilómetros cuadrados, y se acerca al límite de Michoacán de Ocampo, en esta presa se pueden realizar diversas actividades como kayaks y nado. Es importante mencionar que esta fue la primera obra hidráulica del periodo virreinal, y fue construida para poder beneficiar la agricultura en los campos de la región. Dentro de la laguna podrás observar varias islas e incluso varias aves migratorias que visitan el lugar año tras año.

Si creías que este lugar no podía sorprender aún más, debes saber que cuenta con el exconvento Agustino de San Pablo, que su contrucción comenzó en el año 1550 y concluyó en 1559; como los turistas la describen, es como una gran construcción, con muros enormes y gruesos, que dan aspecto a como si fuera una fortaleza medieval, y esto se debe a que cuando llegaron los misioneros tuvieron varios enfrentamientos con los indígenas que habitaban el lugar de los grupos: chichimecas, tarascos y otomíes.

Y si te da hambre no olvides probar su platillo típico, que es el caldo michi, este consiste en un caldo hecho a base de chiles y jitomates, con un zanahoria, y de proteína un bagre de la laguna, en algunos lugares te lo pueden preparar partido, pero en otros simplemente con el pez dentro del caldo lo cual llega a asustar a varios turistas, así que ya sabes si visitas Yuriria, pídelo bien rebanadito.

Lee también: Las 'Callejoneadas' de Guanajuato: Al ritmo de la tradición