Síguenos

Su niñera la secuestró hace 50 años y sus padres logran encontrarla gracias a una prueba de ADN

Los Highsmiths mantuvieron la esperanza de volver a ver a Melisa, quien de niña fue separada de su familia, ahora una prueba de ADN esta por corroborar que es ella.

30 noviembre, 2022
Melissa y sus padres se conocieron por primera vez este 26 de noviembre. En Facebook, la familia contó que realizaron "más pruebas de ADN oficiales y legales" y están esperando "la confirmación oficial".
Melissa y sus padres se conocieron por primera vez este 26 de noviembre. En Facebook, la familia contó que realizaron "más pruebas de ADN oficiales y legales" y están esperando "la confirmación oficial".
Melissa y sus padres se conocieron por primera vez este 26 de noviembre. En Facebook, la familia contó que realizaron "más pruebas de ADN oficiales y legales" y están esperando "la confirmación oficial".

Texas.- Una familia de Fort Worth, Texas se reencuentra con su hija que fue secuestra hace 50 años con la ayuda de una prueba de ADN del servicio de ascendencia 23andMe.

Melissa Highsmith tenía tan solo 22 meses en 1971 cuando supuestamente fue secuestrada por una mujer que se encargaría de cuidarla. Alta Apantenco, la madre de Melisa, ocupaba alguien que vigilara a su hija para conseguir un trabajo.

Encontró a una persona que se hace llamar como babysitter, el día que desapareció Melisa, fue al departamento de Apantenco por la niña y entregada por su vecina de piso, sin embargo, la niñera no devolvió a la bebé a su madre.

Durante décadas, la familia la buscó. Hicieron entrevistas en podcasts y periódicos para mantener a Melissa en el punto de mira. Comentaron en un foro de discusión de Websleuths creado para el caso. Se desplazaron a otros estados cuando creyeron tener una pista.

Después de vivir la mayor parte de su vida como “Melanie”, Melissa está a la espera de los resultados de una prueba de ADN de laboratorio para confirmar su identidad. La policía de Fort Worth dijo el lunes que proporcionaría una actualización pública después de recibir los resultados, pero que estaba “encantada” de que la familia hubiera encontrado a su miembro desaparecido.

Fue una sorpresa para ella enterarse de la noticia mediante un mensaje de Facebook, por parte de Jeffrie Highsmith, su padre biológico.

El 6 de noviembre la familia vio los resultados de una prueba de 23andMe y Jeffrie se dio cuenta que tenía nietas que no conocía. Las hermanas remitieron los resultados de ADN a Lisa Jo Schiele, una genealogista aficionada que utilizó gráficos que mostraban la cantidad de ADN compartido entre diferentes tipos de parientes para confirmar que los tres niños pertenecían a uno de los hermanos de las mujeres.

Schiele se puso en contacto con el padre adoptivo de los niños, que recordaba el nombre de pila que usaba Melissa, así como el nombre completo de su ex marido. Esa información fue suficiente para que las hermanas encontraran un registro de matrimonio, lo que les llevó a la página de Facebook de Melissa. Le enviaron un mensaje.

Melisa sintió una conexión instantánea con su madre y desea pasar más tiempo con ella. Se siente muy feliz al saber que su familia jamás se rindió en encontrarla y quiere usar su nombre verdadero.

Lee también: BTS gana el MAMA Platinum Award, suma más premios en su lista

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias
Enlaces patrocinados