Síguenos

Naturaleza

Las olas, su historia y las matemáticas

En colaboración con Fabiola Sánchez.

24 junio, 2022
Las olas, su historia y las matemáticas

Libros, pinturas, poemas y canciones utilizan al mar, y especialmente a las olas, como una medida de la magia de este signo del clima que nos ayuda a predecir desastres y rescatar recursos.

En el pasado, los científicos y personas que trabajaban cerca de los océanos, pensaban que las olas sólo podían alcanzar unos 9 metros de altura, descartando los mitos marítimos que hablaban de muchos más metros. Escenas míticas y pasajes de cuentos comentan como marineros y piratas murieron después de pasar por una gran ola, lo que terminó fijando a estos hechos como “leyendas”.

En la actualidad, la tecnología ha permitido medir la altura de las olas, y las ha catalogado según su capacidad de daño o altura. Una de ellas fue la ola rebelde, vagabunda o monstruo, la cual está categorizada como la que es doble de alta que las olas que lo rodean. En la década de los noventa, los científicos se esforzaron por estudiar su comportamiento, pero se dieron cuenta que estas pueden aparecer de repente. Estas cuentan con lados empinados, una profunda depresión, asemejando así un muro de agua; pueden producirse durante tormentas de mar agitado, aunque han sido registradas en aguas tranquilas. De aquí su dificultad de predicción. 

Lee: ¡Cuídate del mar de fondo! Evita un día de playa trágico

Los avances más recientes han permitido que los matemáticos creen modelos estadísticos para comprender la formación de estas olas, con la ayuda de boyas de control. A diferencia de los tsunamis, estas olas son producidas por una combinación fortuita de movimientos de las olas a través del océano. Se tienen dos teorías: la adición lineal y la focalización no lineal. Se tiene que decir que en la primera, las olas viajan por el océano a diferentes velocidades, y cuando estas se solapan, pueden fortalecerse hasta formar la ola rebelde. En la segunda, se supone que las olas viajan en grupos y pueden prestarse energía unas a otras, dando lugar a estas olas. 

Como vemos, las matemáticas y la estadística tienen una gran función al momento de explicar los fenómenos ambientales. 

Noticia por NatGeo Latam e imágenes por Computer World e INVDES.

Podría interesarte: VIDEO. Tiburón se traga una cámara y logra grabar su interior

Te puede interesar
Últimas noticias