Síguenos

Ficción

La importancia de las distopías en nuestra historia

En colaboración con Fabiola Sánchez.

29 abril, 2022
La importancia de las distopías en nuestra historia

Las películas y libros de realidades distópicas han sido revolucionarias desde el momento que la ciencia ficción tomó con fuerza el mundo de las artes. Para introducirnos al tema, podemos definir una distopía como una representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causadas por la alienación humana. 

Las artes distópicas han ido evolucionando hasta llegar a esculturas y exhibiciones que podemos encontrar en museos de artes modernas o en medio de la calle de grandes ciudades. Esto no solo busca mostrar el futuro que nos espera si seguimos actuando de cierta manera, sino hacernos pensar en dónde están nuestras oportunidades de mejora en el presente; motivarnos a cambiar las cosas, apoyar y ejercer acciones que cambien las cosas: ¿si no actuamos ahora, cuando?

Lee: 7 reglas que cambiarán para siempre tu vida para mejor

Exhibiciones como la de Regan Rosberg, buscan encender la llama en las personas respecto al cambio climático. Combinando plástico y pasto con orquídeas para un efecto dramático, se tiene como objetivo que las personas que no entendemos de ciencias en términos de datos y estadísticas, lo hagamos por medio de una visión llegadora. 

En esta exhibición, la CEO Bronson, del museo donde se encuentra Monument por Rosberg, comenta que “caminas y ves este maravilloso pasto con orquídeas, puedes oler el aroma del bosque, y después te das cuenta de que esas piezas predominantes son plástico, tan horribles pero tan hermosas al mismo tiempo”.

Parte de esta belleza es la estrategia del arte de Rosberg, la cual ha comentado que trata de atrapar a las personas con lo bello de sus obras, primero porque es requerido y segundo porque es una manera de enlazarse con las personas y mantenerlas interesadas. Además, la presencia de olores en las exhibiciones hacen que las obras queden en los recuerdos de las personas, por su conexión. 

Otro ejemplo del uso del arte para dar presencia y enfoque al cambio climático son las obras de Karen Reimer, como vemos en la imagen superior. Si bien vemos los coloridos y cómodos textiles, la artista integra mapas a pequeña escala y gráficas que muestran hasta dónde ha llegado la problemática. Usa la misma técnica que Rosberg, comentando que estas visualizaciones de datos ejemplifican mucho el trabajo de las personas, con poco trabajo mental pero mucho poder. 

Lee: Los mejores líderes tienen una energía positiva contagiosa

Al utilizar estas técnicas, las artistas agregan información en formas y materiales que llaman la atención a datos que ayuden a las personas a digerir la realidad de lo que han descubierto los científicos en los últimos años, haciendo lo abstracto o distópico en algo funcional.

Información e imágenes por BBC.

Te puede interesar
Últimas noticias