Síguenos

Comercio

Un cultivador de ostiones funda el restaurante Mariscos el Cuarto Tope en Altata, Navolato

Empezaron con una mesa de ostiones en la orilla de la playa y hoy son preferidos con platillos y un ambiente agradable. Ahí te esperan

Hace 8 años los mariscos El Cuarto Tope ofrece deliciosos platillos para sus visitantes
Hace 8 años los mariscos El Cuarto Tope ofrece deliciosos platillos para sus visitantes
Hace 8 años los mariscos El Cuarto Tope ofrece deliciosos platillos para sus visitantes

Altata, Navolato.- Emprender nunca es sencillo. Se requiere de valor, empuje y deseo de progresar. El trabajo se convierte en una fortaleza que brinda buenos resultados.
Hace 8 años Rosalina Rendón Valdez y Román Domínguez González emprendieron un sueño en Altata, Navolato, que al día de hoy les ha dado buenos resultados. Tenían un pequeño hijo en brazos y el deseo de superarse. Como una de tantas buenas “casualidades” que han surgido en la vida de la pareja hoy se han convertido en empresarios.

En ese tiempo, Román se dedicaba entre otras actividades al cultivo de ostiones. Tenía alrededor de 5 millones de piezas que no lograba vender. Con visión, Rosy sugirió establecer un pequeño puesto para ofertar esos deliciosos moluscos. “Rosy me dice: vamos poniendo en la playa una mesa para vender los ostiones.

En la casa donde estábamos acababan de limpiar las palmas y había cocos y dije, pues bueno, vamos a ponernos a ver cómo nos va”, asegura Román. Así, con esa determinación, colocaron una mesita plástica de un metro cuadrado. Tomaron sus ostiones y los cocos que recogieron de las palmas y se pusieron a la orilla de la playa. Rosy, abría con cuidado cada pieza de molusco, y en cuestión de minutos logró vender 200 ostiones. ¡Oh, que gran sorpresa!, la gente estaba llegando hasta ese lugarcito para comprar esas delicias. Rápidamente llamó a Román para pedirle que la surtiera de más producto. Animado Román le trajo algunas piezas más.

Aquel día es inolvidable para el matrimonio, sobre todo porque muy animados al día siguiente volvieron a poner su nuevo puesto de ostiones. “Al siguiente día, vendimos alrededor de 800 ostiones, me sentí muy animada de estar teniendo ese éxito, así fue como al ver los resultados decidimos ponernos de nuevo cada fin de semana”, asegura Rosy con un brillo en su mirada que refleja el entusiasmo que la remonta a ese momento de su vida. Así fue como con más deseo que posibilidades, Román y Rosy iniciaron su negocio.

Alentados por las ventas, siguieron a pesar de las dificultades que les tocaba pasar cada día. Pero no todo fue sencillo. Recuerdan el día que con tanto entusiasmo llegaron a la playa y establecieron su negocio. “Fuimos, limpiamos y nos acomodamos. Pusimos seis tubos y una malla sombra, acomodamos cuatro mesas, y ya teníamos ostiones, almejas y patas. Así empezamos poco a poco los fines de semana solo viernes, sábado y domingo”.

Muy animados empezaron a vender en su puesto de ostiones. Hasta que un día llegó la autoridad y les pidieron que desalojaran la playa. Sintieron un gran golpe del que poco a poco lograron reponerse. Hicieron todos los ajustes necesarios y lograron conseguir un terreno en donde establecerse.

Desde entonces su restaurante se ha convertido en uno de los más buscados por los visitantes de Altata. “Aquí tenemos 7 años en el local. En una Semana Santa nos pusimos. Igual empezamos poco a poquito. Empezamos con palitos de madera, una cocina de 3x3, andaban batallando para cocinar, una estufa que no ardía, se apagaba, pero gracias a Dios logramos crecer”, dice Román con una voz de satisfacción. Ahora los Mariscos El Cuarto Tope no ofrecen solo sus tradicionales ostiones. Tiene para sus clientes deliciosos platillos que son un deleite para los paladares más exigentes.

La sazón de Rosy hace que el “ceviche mitotero”, el molcajete y el filete sean la especialidad de este restaurante familiar. Ahí por el buen gusto, los comensales llegan como clientes y salen como amigos.

“Los invitamos a que vengan a comer a El Cuarto Tope. Aquí van a disfrutar exquisitos platillos y todo es preparado con la mejor calidad, productos frescos y un sazón inigualable”, asegura Román. Así que ya lo sabe, si quiere comer delicioso y disfrutar de los mejores platillos no lo dude, solo tiene que llegar hasta El Cuarto Tope. ¿Ya los probaste?. Todos salen buenos.

Lee también: 68 opciones para comer rico en Altata

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias