Síguenos

José Ramos, admirador de los Beatles encontró vocación como maestro de inglés con sentido musical

En Culiacán lleva décadas enseñando inglés teniendo a la música como su aliada pedagógica. Déjalo ser.

José Ramos, admirador de los Beatles encontró vocación como maestro de inglés con sentido musical

Para poder aprender otro idioma, es necesario que los estudiantes se sientan cómodos, que bajen la guardia y estén dispuestos a “correr riesgos”. José Ramos ha sido admirador de Los Beatles desde niño y con el canto encontró su vocación de vida.

Una de las principales cosas que pueden hacer los educadores es tratar de reducir el filtro de ansiedad que sienten los estudiantes, que tengan una relación personal con sus alumnos y que también se diviertan.

Eso está muy claro para José Guadalupe Ramos Félix, quien pasó a ser un peculiar maestro de inglés en Culiacán. Tan es así, que una de sus técnicas que le brindan mayor éxito es poner a cantar a sus alumnos.

“El oído es parte esencial para poder aprender un idioma. Si escuchas y lees con atención es más fácil de adoptarlo como tuyo. Por eso es que, en mis clases, pongo a cantar a mis alumnos”, señala el teacher.

Y es que, en realidad, esa fue la forma en la que él mismo aprendió.

“Yo era muy jovencito cuando aprendí a tocar la guitarra. Era fanático de The Beatles y quería, además de tocar la guitarra, cantar en inglés, por lo que escuchar sus canciones me motivó a estudiar”, reconoce.

José Guadalupe, recuerda que a penas tenía 11 años de edad cuando tomó su primera guitarra. A como pudo, sacó los acordes y con la práctica ya se escuchaba tocando las canciones de su banda favorita.

“Desde primero de secundaria tocaba incipientemente. Aprendí lírico. Nuca fui a la escuela”, dice.

Sin embargo, le faltaba algo muy importante. El idioma. Con apoyo y sacrificio de sus padres, dejó el país y a los 20 años de edad ya viajaba en busca de conquistar el mundo.

“Necesitaba aprender inglés y no decidí irme a Estados Unidos. Yo quería ir a Londres, conocer la tierra de mis ídolos, caminar sus caminos y, por supuesto, aprender su idioma”, señala.

Su estancia en Inglaterra no fue sencilla, pero sí muy satisfactoria. Al llegar, muy pronto se instaló, e ingresó al instituto, en donde pudo mejorar el idioma, que era uno de los objetivos de su viaje.

Su estancia en el Londres le requirió conseguir un empleo, por lo que empezó a trabajar en un hotel.

“A parte de estudiar, estuve trabajando en un hotel. Hacía los cuartos y las camas. Después trabajé también en un restaurante y terminé haciendo corbatas de piel para unos turcos”,

todas esas experiencias obligaron al sinaloense de escasos 20 años a madurar y poner su vida en orden.

El teacher hizo muy buenas relaciones.

“Trabajar en eso me ayudaba para mis estudios y moverme. Era mi forma de ganarme la vida en Inglaterra”, recuerda.

Además, estaba en “la casa” de sus ídolos. The Beatles fueron su principal motivo para irse a Inglaterra, y el ejemplo que lo orilló a desarrollarse profesionalmente.

José Guadalupe, siempre ha tomado muy en serio sus decisiones. Al concluir sus estudios, regresó a México. En su país, conoció a Laura Sada, una psicóloga regiomontana con quien se casó y procreó tres talentosos hijos.

“Al llegar a residir a Culiacán, decidí poner en práctica lo aprendido. Empecé a impartir clases de inglés. Y descubrí que el oído es muy importante para aprender. Así que es muy común que en mi clase los estudiantes terminen cantando”, señala entre risas el teacher.

A sus 64 años de edad, muchas generaciones de estudiantes han pasado por sus aulas. Enseña con tanta pasión, que los estudiantes aprenden porque hacen del inglés parte de sus vidas cotidianas.

“Además de impartir clases en la escuela de inglés, también he dedicado mi vida a dar tutorías, clases privadas y demás. Ayudo a los estudiantes con todos los niveles, desde inductivo hasta avanzado y los preparo para el Toefl”, dice.

Después de tantos años trabajando, José Guadalupe asegura sentirse satisfecho de lo logrado. Cumplir su sueño de juventud le llena el corazón, pero según sus palabras, nada como la música y el inglés para sentirse realizado.

En Culiacán el teacher José empezó como fanático de los Beatles y descubrió su vocación enseñando inglés con sentido musical. Decenas de generaciones le recuerdan como el maestro alegre que enseña cantando, aunque pasen décadas su vida brilla por la luz de su enseñanza. O como diría la banda de Liverpool: “y cuando la noche está nublada todavía hay una luz, que brilla sobre mí, brilla hasta mañana: déjalo ser…(LET IT BE)”.

Te puede interesar
Últimas noticias
Enlaces patrocinados