Síguenos

El Mercado Garmendia, un fiel testigo del desarrollo económico de Culiacán

Desde hace 106 años, ha sido el referente comercial de los habitantes de la ciudad.

6 diciembre, 2022
El Mercado Garmendia, un fiel testigo del desarrollo económico de Culiacán

Era la mañana del 16 de septiembre de 1910 cuando un grupo de ciudadanos presenciaron la colocación de la primera piedra del que se convertiría en el nuevo mercado de la ciudad.

Buscando quedar en la memoria de los culiacanenses, se eligió esa fecha para conmemorar el centenario de la Independencia de México.

Pero no fue, hasta 10 años después cuando los culiacanenses vieron su mercado terminado.

El edificio, fue diseñado por el arquitecto Luis F. Molina. Quien además de esta emblemática edificación, fue artífice de la mayoría de las obras arquitectónicas más emblemáticas de Culiacán del estilo Neoclásico.

El mercado nuevo, como era conocido por los habitantes de la época, ocupó el lugar que ostentaba la antigua Plaza del Mercado, establecida desde 1839.

Y su edificación, representó todo un reto, ya que fue desarrollado al mismo tiempo en que se llevaba a cabo la Guerra de Revolución.

Las carencias económicas, obligaron al gobierno en turno a pedir diversos préstamos bancarios y personales para llegar a la culminación de la que, en su momento, fue la mayor inversión en la ciudad.

Este ícono local, recibió el nombre de Gustavo A. Garmendia. Un homenaje al Teniente Coronel, personaje de la revolución que falleciera en la batalla de La Toma de Culiacán.

Desde entonces la presencia del mercado público municipal es parte de la cultura social y material de los culiacanenses.

Con la construcción del mercado, se vino a reactivar la economía de la ciudad y a su vez a colmar las esperanzas de los culiacanenses en el renacer posrevolucionario.

Ahí, erguido desde hace 106 años, el Mercado Garmendia ha sido fiel testigo del crecimiento económico de Culiacán. En sus entrañas, lleva historias de hombres y mujeres que merecen ser contadas.

Entre los puestos de carne, legumbres, quesos y pescado existe un mundo de color. Alegra a quienes al paso van a surtir su despensa. Pero además de los productos, se llevan recuerdos de esa esplendorosa construcción que por sus características arquitectónicas lo hacen un edificio único en el noroeste del país.

El mercado Garmendia se ha convertido en una referencia clave de esta, la perla del Humaya. Historia, colorido y sabor con recuerdo del ayer.

Te puede interesar
Últimas noticias
Enlaces patrocinados