Síguenos

En Altata recuerdan a sus Muertos; Lupita tiene nuevos motivos

Visitar el panteón es una tradición familiar que llega a convertirse en un deseo de superación

2 noviembre, 2022
En Altata recuerdan a sus Muertos; Lupita tiene nuevos motivos

Una de las tradiciones de mayor arraigo en el país, es la celebración del Día de Muertos. Esa fecha se convierte en una ocasión para visitar los panteones. Para atender las tumbas de los seres queridos. Es el lugar de espera donde concurren los vivos para honrar la memoria de los fallecidos. Es la puerta del destino al descanso eterno.

En Sinaloa, los días 01 y 02 de noviembre también se convierten en días de “fiesta”, en donde los panteones se llenan de “vida” y según las creencias nativas de algunas personas, los espíritus de los muertos regresan para sentir el cariño de su familia.

Altata no es la excepción. Año con año, el panteón se llena de visitantes. Las flores multicolor, ya sea naturales o las elaboradas con papel, le ponen el toque de vida a los sepulcros, que en algunas ocasiones permanecen opacos durante la mayor parte del año.

Son días de recordar y de demostrar amor a quienes han partido. En el camposanto se respira un ambiente de armonía. Pero también en los hogares, ya que algunos, aprovechan la época para armar los altares. En donde a manera de homenaje, colocan las imágenes de sus seres queridos que han fallecido y les ofrendan sus platillos favoritos y bebidas. Algunas familias hasta escriben las historias de sus antepasados. Como dicen, son días de recordar.

Lupita tiene motivos para visitar a sus muertos

Lupita, por ejemplo; cada año visita fielmente la tumba donde descansan los restos de sus padres. Aún, después de muchos años de su partida, continúa llorando su ausencia. Sin embargo, este será un año diferente. Ya no visitará solo a sus padres, sino que unirá la pena al recuerdo de su querido hijo, quien recientemente ha perdido la vida y sus restos reposan en el panteón de la localidad.

Así, con el amor de madre y con el dolor desgarrador de haber perdido a su hijo, toma un ramo de flores para ir a colocarlas en el sepulcro. En la otra mano lleva a sus nietos, quienes alegremente ayudan a mantener viva esta tradición.

Esta es más que una vieja costumbre. Es una tradición familiar. Y son precisamente los abuelos y padres, quienes inculcan a las nuevas generaciones esta tradición que, aunque pasan los años, van transmitiendo el amor hacia su familia aún después de esta vida.

Es respeto. Es orgullo de sus raíces. Orgullo de pertenencia. Saber de dónde provienes, te sirve de inspiración para ser una mejor persona. Para desear ser como fue el papá, la abuela o los tíos.

Esta tradición mexicana, es una base para que los niños y jóvenes puedan sentirse incentivados a lograr lo que sus antepasados pudieron ser. Igual sea un pescador, una cocinera, marinero, talabartero o cualquier oficio que ellos hayan desempeñado.

Aquí, lo verdaderamente importante es que conozcan a sus antepasados, que sientan ese arraigo y que se inspiren a ser cada día una mejor persona.

En tus manos está que no se pierda esta hermosa tradición y el recuerdo de tu familia se mantengan vivo para siempre. Que los muertos hablen su pasado y honra en voz de sus familiares.

Lee también: Estudiantes de Costa Rica interpretan "La Llorona" en conmemoración del Día de Muertos

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias