Síguenos

“Voy a venir más seguido al Oxxo”: la conmovedora historia de un joven que le regaló su amabilidad a un niño

En las redes sociales se volvió viral la conmovedora historia de como un joven ayudó a un niño necesitado. El relato, que fue narrado por los testigos del evento, nos da una importante lección sobre solidaridad y empatía.

12 octubre, 2022
En las redes sociales se volvió viral la conmovedora historia de como un joven ayudó a un niño necesitado. El relato, que fue narrado por los testigos del evento, nos da una importante lección sobre solidaridad y empatía.
En las redes sociales se volvió viral la conmovedora historia de como un joven ayudó a un niño necesitado. El relato, que fue narrado por los testigos del evento, nos da una importante lección sobre solidaridad y empatía.
En las redes sociales se volvió viral la conmovedora historia de como un joven ayudó a un niño necesitado. El relato, que fue narrado por los testigos del evento, nos da una importante lección sobre solidaridad y empatía.

México.- En las redes sociales se volvió viral la conmovedora historia de como un joven ayudó a un niño necesitado. El relato, que fue narrado por los testigos del evento, nos da una importante lección sobre solidaridad y empatía. 

Todo comenzó en un Oxxo, donde varias personas que hacían fila para pagar sus productos esperaban a que un niño, de como 8 años de edad, pagara su mandado, el cual consistía de 4 huevos y un litro de leche. Cuando el menor llegó al mostrador, la cajera le aclaró al niño que no podía pagar solo 4 huevos, ya que se venden por cartera completa y que no debió de sacarlos la cartera.

A eso, el niño le respondió que solo trae dinero para eso, que no completaba para una cartera entera, que solo tenía suficiente dinero para los 4 huevos y el litro de leche, y que esta comida era para él y su hermano. La cajera, quien le habló de la manera más amable posible, le contestó lo mismo, que no podía venderle así los huevos y que solo podía llevarse para lo que le alcanzara.

En ese momento, se formó un joven en la fila, quien le preguntó a la cajera le motivo de por qué no le cobraba al niño. Después de que la cajera le explicó la situación, el joven se acercó al niño para preguntarle cuantas personas vivían en su casa. La respuesta del niño, una información que solo el muchacho y el menor conocen puesto que nadie más alcanzó a escuchar, hizo que el joven decidiera comprarle un “mini mandado” al niño. El muchacho agarró la cartera completa de huevos, el litro de leche lo cambió por un galón, además de que añadió unos jugos, unas galletas, unas latas de atún, una bolsa de arroz, una bolsa de frijol, una barra de pan y hasta salchichas a la comida que iba a llevarse el menor.

El niño, incrédulo ante tal amabilidad, no sabía que hacer, como si no creyera que todas esas cosas fueran para él. El joven pagó por una botella de agua para él mismo y por todas las cosas del niño, quien después de agradecerle enormemente, comentó “voy a venir más seguido al Oxxo”.

Quienes narran la historia esperan que este acto de buena fe inspire a los demás a ser mejores personas, a tratar a todos con respeto y a hacer cosas buenas por los demás sin esperar nada a cambio.

Las personas que presenciaron el acontecimiento decidieron tomarle una fotografía al joven con la esperanza de que alguien pueda identificarlo, y así, darle las gracias por recordarnos que aún hay personas buenas en el mundo.

Lee también: Qué significa un círculo en WhatsApp, te decimos su significado

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias