Síguenos

Grupo arqueológico descubre un nuevo tramo colonial y restos de piso prehispánico, en La Lagunilla, CDMX

Se presume debe corresponder al muro perimetral de un edificio público, en funciones entre los siglos XVII y XVIII

17 agosto, 2022
Grupo arqueológico descubre un nuevo tramo colonial y restos de piso prehispánico, en La Lagunilla, CDMX.
Grupo arqueológico descubre un nuevo tramo colonial y restos de piso prehispánico, en La Lagunilla, CDMX.
Grupo arqueológico descubre un nuevo tramo colonial y restos de piso prehispánico, en La Lagunilla, CDMX.

Ciudad de México.- El día 16 de agosto, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó sobre el descubrimiento de un nuevo tramo colonial, así como restos de piso prehispánico, en La Lagunilla, Ciudad de México.

El descubrimiento del muro se dio en la calle Ignacio Comonfort de La Lagunilla, en el Centro Histórico de Ciudad de México, teorizando que corresponde a una barda perimetral posiblemente realizada por cabildos entre los siglos XVII y XVIII, informa la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 

Los encargados del salvamento arqueológico del INAH exploraron un tramo del muro de casi ocho metros de longitud y una anchura de 75 centímetros, lo que indica que la barda tuvo cambios a través del tiempo.

Los expertos y expertas, coordinados por el arqueólogo Juan Carlos Equihua Manrique, registraron alrededor de 30 metros de muro perimetral, aunque por el momento no se han encontrado paredes diagonales que delimiten el terreno que flanqueaban.

“El tramo de muro que acabamos de explorar en el lado norte de la excavación corresponde a una modificación de la barda original, la cual rompieron en algún momento y luego fue reconstruida. Cabe mencionar que ambas secciones de pared desplantan a niveles distintos, el muro sur arranca mucho más abajo”.  

El arqueólogo especialista añade: “Los cambios en este elemento constructivo son evidentes, ya que la manufactura y calidad de los materiales es distinta, aquí (en el lado norte) tenemos muchas piedras sin carear y con restos de entortados a base de arena con tepetate y cal, mientras que el muro original tenía piedras careadas, una argamasa de arcilla, además de estuco y un par de accesos de cantera que fueron clausurados” 

Acompañando al segmento del muro, en su cara interior se encontraron materiales cerámicos como páteras o lebrillos, mientras que en la cara exterior se encontró un piso de lajas de época prehispánica, que podría corresponder a lo que fue un patio.

Juan Carlos Equihua explica que resulta desconcertante hallar este piso del Posclásico Tardío (1350-1519 d.C.) a solo 1.20 metros de profundidad, cuando en la parte sur de la excavación, donde estuvieron expuestos 20 metros del muro original, las evidencias de la transición entre los periodos prehispánico y colonial se encontraban a 2.50 metros bajo la superficie.

La interrogante, como señala el arqueólogo, es saber cuál era la construcción que estaba limitada por el muro. Por esta razón, se planea iniciar una investigación de los archivos históricos, además de contar con la asesoría de especialistas como Clementina Battcock, quien profundiza en la historia del barrio mexica de Cuepopan-Tlaquechiuhca.

Mientras tanto, el equipo arqueológico, integrado por Claudia Nicolás Careta, Norma Edith Aguirre Lemus, Ariadna Valencia Torres y Tulio Hernández Cordero, permanecerá en el polígono de La Lagunilla hasta el 30 de noviembre, y después se adentrará al análisis de los materiales recuperados, siendo estos más de 400 bolsas con fragmentos de cerámica y figurillas, lítica y hueso trabajado.

Lee también: Conacyt dice que Chiapas es el estado donde más toman Coca cola

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias