Síguenos

Nidia Mónica creó un huerto urbano de azotea en Culiacán

Aprovechó el techo de la segunda planta de su casa para cultivar hortalizas, y encontró convivencia con la naturaleza y alimentación.
11 febrero, 2022
Nidia Mónica creó un huerto urbano de azotea en Culiacán
Nidia Mónica creó un huerto urbano de azotea en Culiacán

Aprovechó el techo de la segunda planta de su casa para cultivar hortalizas, y encontró convivencia con la naturaleza y alimentación.

Nidia Mónica Castro López creó un huerto urbano de azotea en Culiacán, de la nada fue habilitando el techo de su casa con macetas y ha hecho del período de pandemia su mejor pasatiempo lleno de grandes satisfacciones.

Sus recuerdos de infancia junto a las parcelas y disfrutando de vegetales frescos recién cortados le motivó a subirse a la ola de los huertos urbanos. Cuando todos sumaban preocupaciones por la pandemia, Mónica empezó a hacerse de macetas y sumar nuevos motivos de vida.

Nidia Mónica creó un huerto urbano de azotea en Culiacán

Todo fue buscar modo de tener acceso a la terraza, acondicionar una escalera y empezar a sembrar y plantar. Nidia Mónica se declara amante de las verduras. Una de sus pasiones en su vida de viajera es visitar los mercados de las ciudades, impregnarse de los colores y el aroma de las frutas y los vegetales; la de su esposo, el arquitecto Juan Carlos Rojo, es observar los templos.

Te recomendamos leer: Vecino de Alturas del Sur crea huerto orgánico con bardas vegetales

Bastó ver unos videos de huertos urbanos para poner manos a la obra. Los techos de las viviendas regularmente son espacios ociosos, pero expuestos al sol y a la mano del agua de los tinacos. Son dos elementos esenciales para sembrar. Con las primeras siembras la magia se hizo: “y me emocionó sobremanera ver las primeras germinaciones y de ahí empezó una etapa como de enamoramiento que no ha terminado, es una atracción maravillosa la que ha ejercido el llamado de la tierra”, dice con satisfacción.

Nidia Mónica creó un huerto urbano de azotea en Culiacán

Cuando se presentó el tema de la pandemia y se confinó el personal, Mónica seguía conectada con el mundo, consiguió por las redes semillas de distintos vegetales en otras ciudades, acondicionó macetas grandes de madera, y pronto generó un admirable huerto. eso le hizo sentirse conectada con las personas y con la naturaleza.

También puedes leer: Comienza tu huerto familiar en casa

La mayoría de las plantas de huertos comestibles son de ciclos cortos, así, en un par de meses aumentaba su sembradío. En su colección vegetal ya tiene: lechugas, espinacas, acelgas, arúgula, cebolla, jamaica, chile poblano, chile serrano, pimiento morrón, tomates de 3 tipos, piñas, ejotes, betabeles, cebollas zanahorias, maíz, camote, especies aromáticas, nopales y todo lo que quepa o pueda ser comestible.

Nidia Mónica creó un huerto urbano de azotea en Culiacán

Su huerto urbano de azotea en Culiacán, además de ser el único, lo ha mantenido en condición de cultivo orgánico. Ella misma genera sus propios fertilizantes mediante cría de lombrices y preparación de compostas. Así garantiza que lo que come es saludable.

“Me gusta juntar lo que queda de las plantas, de los frutos y de lo que nos comemos en cocina, para convertirlo en composta. Y ver como todo este proceso sigue generando vida, surgido de algo que está inerte, es un ciclo que me parece que cuando uno lo observa completo es como vivir y saber enfrentarte a la muerte”.

aprovecha el techo de tu casa para un huerto

Mantenerse en el cuidado de su huerto y observar la evolución de los cultivos y el ciclo de las plantas le motiva para mejores estados anímicos. “Otra de las retribuciones importantes es como si aquí estuvieras meditando, me olvido del mundo. Puede pasar horas haciendo el trabajo del huerto, el que sea necesario en el día a día, y se me va el tiempo en una conexión fuerte con la naturaleza”, afirma con satisfacción.

Muchos vegetales son de ciclos cortos, pero eso le permite tener una azotea dinámica, con distintas especies todo el año de manera rotativa. Comenta que en el verano atroz de Culiacán, en el mes de septiembre las tardes son muy agradables en la azotea, con vientos frescos.

Virtudes de huertos d e azotea

Su huerto ya está trascendiendo en el vecindario de Villas del Río. Dice que en los días de lluvia, algunos vecinos le han preguntado con curiosidad qué pasa con sus plantas cuando llueve, pensando que se destruye el huerto. Entre risas contesta: ¡Nada, las plantas están más felices!. Para darle esa felicidad a las plantas también cosecha agua de lluvia para regar.

Para Nidia Mónica una de las grandes motivaciones de tener un huerto urbano, es tener siempre alimento y comerse con mucho placer lo que está cultivando.

Su siguiente proyecto es empezar a enseñar a otros a generar un huerto, quiere hacer talleres de huertos de huertos urbanos, “para que se inscriban desde los 5 años a los 99, jejeje”, dice con gran contentamiento.

Además de las técnicas de cultivo “Es el amor por lo que uno hace lo que permite que crezcan y den fruto las plantas. Eso es lo más importante en un huerto”, sentencia.

“Si tienes un huerto en casa vas a tener no solo alimento, sino mucha satisfacción y mucha alegría”. Nidia Mónica Castro López es pionera con su huerto urbano de azotea en Culiacán.


Enlaces patrocinados