Síguenos

No todo está perdido... Conoce estas historias inspiradoras

Aunque el 2021 fue un año difícil también hubo historias inspiradoras que ayudan a no perder la esperanza y reconocer que no todo fue negativo en este año que finaliza.

31 diciembre, 2021
No todo está perdido... Conoce estas historias inspiradoras

Aunque el 2021 fue un año difícil también hubo historias inspiradoras que ayudan a no perder la esperanza y reconocer que no todo fue negativo en este año que finaliza.


Este año 2021 que termina fue todo un reto. La pandemia de Covid-19 representó un desafío al atentar contra la salud de la humanidad. Sin embargo, no todo fue negativo. Hubo algunas historias inspiradoras que a lo largo del año demostraron que no todo está perdido.  Incluso, le arrebataron brevemente el foco a las noticias desalentadoras y la desarrollos del covid-19.

Aquí te dejamos las 10 historias que nos hicieron sonreír este 2021.

La colombiana que llevó al Perseverance de la NASA hasta Marte



La llegada del rover Perseverance de la NASA a Marte con éxito paralizó al mundo ante un hito espacial. Este es el vehículo más sofisticado de su tipo que ha amartizado y su tecnología nos puede revelar los grandes secretos del planeta rojo ha acaparado la atención. Detrás de este esfuerzo titánico está el trabajo y la perseverancia de una colombiana cuya historia nos emocionó.

Se llama Diana Trujillo y antes de ser una ingeniera de la NASA llegó sola a Estados Unidos con 17 años, sin saber inglés, 300 dólares en el bolsillo, y un primer objetivo claro: no morirse de hambre.

Para ella, que hoy es una integrante clave del equipo que diseñó y examinó el brazo robótico y dos instrumentos del rover Perseverance, este fue un sueño "que nunca iba a pasar, pero de alguna forma pasa". Al recordar cómo llegó a EE.UU. dice: "Terminé buscando la forma de cómo aprender el idioma, poderme pagar  la universidad y eventualmente estudiar algo que estaba relacionado con las personas que yo veía que trabajaban en la NASA. Trabajé con un programa para hacer llevar cargamento a la Estación Espacial, después Curiosity y ahora Marte 2020 y a veces ni me lo creo".

El argentino que creció entre pobreza y llegó a enseñar en la Universidad de Oxford

se ha forjado una vida digna de una película, aunque no tiene nada de ficción. Nació en la provincia de Córdoba, en Argentina, donde estuvo pocos años debido a la separación de sus padres.

Esa ruptura llevó a su madre y hermanos a Buenos Aires. Allí creció en condiciones de pobreza extrema, en una vivienda improvisada con piso de tierra y sin acceso a un baño o agua potable. Se vio obligado a trabajar desde los 9 años y a hacer un esfuerzo extraordinario por estudiar.

Pese a la adversidad, nunca claudicó en sus estudios y llegó a la posición que hoy tiene como docente de la Universidad de Oxford. Y si bien reconoce que este es un éxito, también señala que su mayor logro fue salir adelante en Argentina con todas las condiciones en su contra.

Ella quería adoptar una mascota y encontró al perro que perdió hace dos años



Esta es la historia de una separación absolutamente dolorosa entre un perro y su dueño, pero también de su inesperado y emotivo reencuentro.

Aisha Nieves revisaba una lista de perros en adopción cuando se encontró con una foto que hizo que su corazón se detuviera: allí estaba su antiguo cachorro y mejor amigo, Kovu. Ella lo había perdido de forma devastadora dos años antes cuando vivía en Allentown, Pensilvania.

En junio de 2019, Kovu fue capturado como si fuera un perro callejero después de que un automóvil se estrellara contra la cerca de Nieves y creara un agujero por el que el perro escapó . Mientras ella lo buscaba desesperadamente, el perro fue rescatado y llevado a la Sociedad Protectora de Animales del Condado de Lehigh, donde se recuperó lentamente.

Una mujer dona más de 234 litros de leche materna... pensando en aquellas con problemas para lactar



No son pocas las mujeres que tienen problemas para lactar, aunque el tema normalmente esté rodeado de silencio y de tabú.

Katy Bannerman, una madre de dos niños en Carolina del Norte, fue una de ellas: lo experimentó con su primer hijo. Pero, al quedar embarazada por segunda vez decidió que trabajaría para superarlo.

Tras buscar apoyo de un asesor privado de lactancia, comenzó a producir más de lo que necesitaba y extraía más de 2 litros de leche materna en un día. Entonces, ¿qué hacer ahora con tanta leche? Ayudar a otras madres que atraviesan por lo mismo que ella pasó.

Al principio, no sabía cómo distribuir la leche extra que producía. Así que terminó publicando acerca de su excedente de leche en grupos locales de Facebook  en los que las mujeres mantenían comunidades en línea en torno a la lactancia materna y recibió toneladas de mensajes de madres interesadas.

"Estaba tan contenta de poder donar. En un momento dado, tenía personas constantes a las que donaba, que venían todas las semanas", relató. Su esfuerzo rindió sus frutos y llegó a tener más de 234 litros de leche materna en su refrigerador, mientras también ayudaba a otras personas.

Una enfermera crea una campaña de donación para un padre que perdió a su esposa por el covid-19



Eric Robinson vivió la alegría de recibir a su primera hija y de perder a su esposa Emily en solo tres semanas. Ella no estaba vacunada cuando murió el 20 de septiembre a causa del covid-19, tras luchar por sobrevivir durante más de un mes.

En esa batalla, tres semanas antes, había dado a luz a su primera hija, a quien llamó Carmen en honor a su bisabuela. Eric quedó devastado por la pérdida.

En medio de la desolación, apareció una mano amiga: la enfermera de cuidados intensivos Ashlee Schwartz, quien vio a Eric cuando acompañaba a su esposa hospitalizada, hizo una publicación en Facebook preguntando a sus compañeros de trabajo y amigos si querían comprar un regalo para la niña.

La enfermera también creó una lista de regalos de bebés en Amazon, Babylist y Target, y estableció una campaña en GoFundMe para la familia.

Los regalos llegaron a raudales, y casi todo lo que Schwartz había seleccionado en la lista fue comprado y enviado por correo a la familia. Más de 200 personas contribuyeron con regalos y otras 300 donaron dinero al GoFundMe.

Cartera de USPS le salva la vida a una anciana que tuvo un accidente y no pudo pedir ayuda


Shonda Lemon, una cartera de 34 años del Servicio Postal de EE.UU., supo que algo andaba mal cuando notó que una señora mayor en Chicago no había recogido su correo en tres días.

A menudo saludaba a Helen Iwanski, de 89 años, durante su trabajo, e incluso envolvía con bandas de goma elásticas el correo de Iwanski para que ella pudiera agarrarlo fácilmente. La anciana, como regalo, ponía dulces al azar en su correo saliente para Lemon como regalo.

Pero el 14 de enero, Lemon notó que Iwanski no había recogido su correo en varios días. Sintió que algo andaba mal, por lo que decidió llamar a la policía para un control de bienestar.

Cuando las autoridades pudieron entrar a la casa de Iwanski, la encontraron tendida en el suelo por una caída. Habían pasado varios días. Recibió atención ese mismo día y estaba en rehabilitación cuando publicamos la historia a finales de enero.

Repartidor salva a un niño de 2 años que corría en medio de una transitada avenida



Gerson Tavares hacía su última entrega de la noche cuando vio a un niño de 2 años, en pañales, corriendo en medio de una avenida muy transitada de Los Ángeles. Y no lo dudó: tenía que hacer algo.

Así que salió disparado por la puerta para intentar rescatar al niño. "Yo corría y corría, sabía que si salía del carril otros autos no lo verían", relató.

Tavares arriesgó su propia vida y logró detener el tráfico para sacar al chico de la avenida, justo frente a una iglesia. Lo que lleva a este repartidor a asegurar: "No soy yo el héroe, Dios es el héroe".

Tres mujeres descubrieron que tenían el mismo novio y terminaron emprendiendo un viaje juntas



¿Qué harías si descubres que tu novio es la misma pareja de otras dos personas? Bekah King, Abi Roberts y Morgan Tabor vivieron exactamente eso, pero optaron por no sucumbir ante la tristeza y un corazón roto.

En lugar de eso dejaron al hombre que las había engañado, ahorraron dinero, compraron un autobús escolar y pasaron más de dos meses renovándolo.

Te puede interesar
Últimas noticias