Síguenos

Pedir perdón y saber perdonar libera al ser humano

El perdón libera a quien lo otorga y a quien lo recibe.

22 diciembre, 2020
Pedir perdón y saber perdonar libera al ser humano

El perdón libera a quien lo otorga y a quien lo recibe

“Todas las personas cometemos errores”, ¿te suena esta afirmación? Si tu respuesta fue sí, nos ayudarías a encontrar la respuesta de ¿por qué pedir perdón y perdonar es difícil?

La Guía Ética para la Transformación de México propone 20 principios para construir una vida y una sociedad mejor. A continuación el número nueve a detalle.

9. Del perdón

El perdón libera a quien lo otorga y a quien lo recibe

Pedir perdón y perdonar son de las cosas más difíciles en nuestra relación con los demás. Hay una resistencia natural a disculparse porque quien lo hace siente que se rebaja, se humilla o se rinde, y por ello no alcanza a vislumbrar la enorme potencia liberadora del perdón. Independientemente de que se obtenga o no el perdón, quien lo pide sinceramente y se dispone a reparar el daño o el dolor causado, recupera su dignidad y su paz interior.

Quien perdona se deshace del rencor, de la sed de venganza e incluso del odio y puede de esa forma superar la ofensa y seguir adelante.

Pide perdón si actuaste mal y otórgalo si fuiste víctima de maltrato, agresión, abuso o violencia, que así permitirás la liberación de la culpa de quien te ofendió.

Perdónate a ti mismo. Los errores propios suelen conducir a un padecimiento interior de difícil salida. Comprende las motivaciones de tu conducta indebida, conviértela en aprendizaje y enmienda el daño causado.

El perdón requiere de voluntad y disposición para pedirlo, y de responsabilidad para aceptar las consecuencias. Sin embargo, siempre será mayor el beneficio obtenido por realizar este acto en lugar de ignorarlo y continuar con la indiferencia.


[embed]https://tusbuenasnoticias.com/educacion/ser-agradecido-es-un-buen-negocio/[/embed]

Te puede interesar
Últimas noticias