Tus Buenas Noticias
Síguenos

Los tenis económicos hicieron empresario a Raymundo Saucedo en agricultura de Sinaloa

Migrante de Michoacán a Sonora dedicó su vida de comerciante en Villa Juárez, Navolato, rodeado de gente buena

5 junio, 2024
En los tenis económicos para regadores y jornaleros encontró su empresa
En los tenis económicos para regadores y jornaleros encontró su empresa

En Sinaloa, la sindicatura de VillaJuárez, Navolato es un destino de migrantes. Raymundo Saucedo llegó como vendedor ambulante entre parcelas, y se hizo empresario con la venta de tenis para regadores y jornaleros. Es uno de los fundadores del mercado y de ahí no piensa moverse.

Cada año Villa Juárez, Navolato, tiene la visita de miles de migrantes que llegan por trabajo a los campos de hortalizas de Sinaloa. Raymundo Saucedo Vargas, nació en Carácuaro Michoacán, creció en Sonora, pero lleva más de 50 años como villajuarense.

Desde niño migró a los campos agrícolas de Sonora, allá trabajó en la “pizca” de algodón, y desde pequeño aprendió el oficio de comerciante. Siempre poniendo atención en lo que los jornaleros agrícolas tenían necesidad de comprar.

Los tenis económicos son los preferidos de regadores de parcelas en Sinaloa
Los tenis económicos son los preferidos de regadores de parcelas en Sinaloa

Comenta para Tus Buenas Noticias que su espíritu aventurero se desarrolló siguiendo la ruta migratoria de los jornaleros. Pues cuando la “pizca” de algodón se terminaba en Obregón, Sonora, seguía en Hermosillo por otras 4 semanas.

“Ahí vendíamos pantalón, calzado, la aguja para remendar y el hilo de cáñamo, bules para agua y bolsa lonchera, que los jornaleros traían amarrada del pantalón durante la “pizca” de algodón.


Y terminando el algodón migraban a Villa Juárez, Navolato, donde estaba en plenitud la producción de hortalizas, desde octubre hasta abril. Recuerda que sus tíos eran comerciantes y venían a Sinaloa para aprovechar la oportunidad de venderle a los jornaleros.

Los tenis (chancla) para dama también se usan en agricultura de Sinaloa
Los tenis (chancla) para dama también se usan en agricultura de Sinaloa

Encontró su independencia de vendedor en Villa Juárez

Fue en 1971 cuando Raymundo Saucedo vio en Villa Juárez la oportunidad de independizarse como comerciante. Tenía 17 años cuando inició su negocio vendiendo tenis baratos y sandalias, las preferidas de los regadores de parcelas y jornaleros agrícolas, porque son livianos y resisten los lodazales.

Recuerda que en ese entonces Campo Gobierno, como antes le decían a Villa Juárez, “era un pueblito de pocas casas. Y fue Don Enrique Villegas, primer síndico, quien le cambió de nombre por Licenciado Benito Juárez”.

Precisa Raymundo que la poca mercancía que traía la vendía junto al villar, donde rentaba un pequeño local de doña Ofelia Medina. Ahí “colgábamos la mercancía en mantas y catres.

Raymundo Saucedo se especializó en venta de calzado a migrantes rurales
Raymundo Saucedo se especializó en venta de calzado a migrantes rurales

Después compré una camioneta y salía a los campos agrícolas de El Chaparral y el campo Oaxaca, donde había como de 3 mil gentes. Así fuimos creciendo y gracias a Dios acá seguimos”.

Recuerda cuando se organizaron para hacer el mercado de la sindicatura de Villa Juárez

“Solo estaban los ejidos el Tapacal y las Cupías y el Campo Santa Natalia. Esta parte donde ahora está el mercado no estaba ocupada. Era un tular, era la parte baja. A los primeros que construían el agua les salía del suelo y se inundaba con mucha facilidad”.


Comenta Raymundo que se organizaron para cooperar y rellenar el terreno, y para cubrirlo de cemento. Antes de lograrlo dice que “los pocos comerciantes se juntaban en una sola área. Se marcaba con rayas, cada uno en su pedazo.

Raymundo Saucedo fue pionero en el levantamiento del marcado

Fue Antonio Yamaguchi, el primer presidente municipal de Navolato el que propuso hacer los locales comerciales con una misma medida y diseño. Y mientras se construían, la otra parte seguía siendo un basurero”, afirma recordando sus vivencias.

En el mercadito de Villa Juárez está el calzado y los clientes
En el mercadito de Villa Juárez está el calzado y los clientes

Afirma que luego el presidente municipal Wulfrano García vendió la explanada para comercio y con el dinero obtenido construyeron la techumbre de los locales. Al comprar sus locales, los vendedores ambulantes pasaron a ser comerciantes formales.

Y mientras tanto, con la llegada de miles de migrantes el pueblo empezó a crecer

“La gente empezó fraccionar. Una parte de los terrenos del pueblo la donó Miguel Tamayo y otra parte la viuda de Clouthier”.


En vacaciones Raymundo solía ir a Michoacán para visitar a sus familiares. Así fue como conoció a Carolina Vargas, con quien se casó y procrearon 6 hijos:

  • Rey David Saucedo Vargas.
  • Marcó César
  • Jorge Alberto
  • Marlene Carolina
  • Ana Gabriel
  • Raymundo Daniel.

Todos ya profesionistas y el más pequeño en secundaria.

A sus 69 años Raymundo Sucedo atiende personalmente su negocio, y le ayudan sus hijos. Le gusta la vida en el mercado, “vivo muy a gusto, me la llevo bien con los vecinos, la gente me sigue y me compra. No tengo problemas con nadie.

Estoy muy satisfecho de haber sido comerciante. Mantuve a mi familia y le di educación a mis hijos”, afirma con gran satisfacción.

Las sandalias plásticas son sus acompañantes en décadas
Las sandalias plásticas son sus acompañantes en décadas

Para tener proveerse de mercancía va a Guadalajara, a León Guanajuato y la Ciudad de México, le gusta tener siempre surtido de tenis, zapatos, mochilas, zapato de dama y cachuchas.

Recuerda que cuando llegó a Villa Juárez

“había gentes muy buenas, muy buenas personas, muy hospitalarias. Siempre te ven con aprecio. Como nosotros somos migrantes, a los migrantes le damos el mismo trato, se les atiende con aprecio”.


Los trabajadores del campo son sus clientes, con ellos los tenis, huaraches y maletas, que vende en Villa Juárez viajan a todas las migraciones. Así avanzan dando pasos de vida y llenan un equipaje de ilusiones.

Raymundo trajo los tenis para riego y encontró un campo fértil para el comercio.


image mailchimp
Consumir buenas noticias ayuda a hacernos más felices y mas optimistas
Tal Ben-Shahar
Enlaces patrocinados