Tus Buenas Noticias
Síguenos

Con sus exquisitos platillos, Estela Cuevas trajo un pedacito de Oaxaca a Culiacán

Estela vende empanadas, tamales oaxaqueños, tlayudas y hasta una horchata especial.

10 junio, 2024
Estela Cuevas vende sus platillos oaxaqueños en el Paseo del Arte. Foto: Lino Ceballos.
Estela Cuevas vende sus platillos oaxaqueños en el Paseo del Arte. Foto: Lino Ceballos.

En el Paseo de las Artes, por el Callejón Andrade en el primer cuadro de Culiacán, cada jueves, llega una mujer que destaca por su carisma y su inigualable oferta gastronómica.

Ella es Estela Cuevas. Una mujer originaria de San Miguel El Grande, Tlaxiaco, Oaxaca, Estela ha traído consigo un pedazo de su tierra natal, deleitando a los locales con auténticos platillos oaxaqueños.


El viaje a Sinaloa

Estela llegó a Sinaloa hace 15 años, en medio de la huelga magisterial en Oaxaca en 2008. Su primera incursión en el comercio fue la venta de ropa oaxaqueña, pero al no encontrar el éxito esperado, decidió retomar lo que mejor sabía hacer: cocinar.

Así, empezó a ofrecer las delicias que la han convertido en un icono de la gastronomía oaxaqueña en Culiacán.

Un menú con sabor a tradición

Los jueves son días especiales para quienes buscan una experiencia culinaria única. En el paseo de las Artes o incluso en Catedral, Estela ofrece una variedad de empanaditas y tamales, todos preparados con amor y dedicación.

Las empanadas son una delicia para quienes gustan de la gastronomía oaxaqueña.
Las empanadas de champiñon, hongos y chicharrón son una delicia para quienes gustan de la gastronomía oaxaqueña. Foto: Lino Ceballos

"Vendo empanaditas de chicharrón, tinga, champiñones con queso Oaxaca, jamón con queso y huitlacoche", dice para Tus Buenas Noticias y lo hace con una voz cargada de satisfacción al enumerar la cantidad de platillos que tiene a la venta.

Sus tamales oaxaqueños, también son un encanto para quienes los han probado y están disponibles en salsa roja o verde, esos tamalitos, es otra de sus especialidades.

Pero Estela no solo se detiene en las empanaditas y tamales. También prepara triángulos rellenos de frijol, tlayudas y taquitos dorados de pollo y de papa con chorizo. Todo esto, asegura, es "al estilo oaxaqueño".

Un toque especial con ingredientes locales

"Yo hago productos de masa azul, ese lo consigo aquí, es un poquito más caro, pero sí lo puedo conseguir", explica Esthela.



Su selección de guisos es fruto de su adaptación a los gustos locales, aunque mantiene la esencia de sus raíces oaxaqueñas. La tinga y los champiñones, por ejemplo, son recetas que ha adaptado desde Oaxaca.

Sabores únicos y exclusivos

Entre sus ofertas más especiales está su agua de horchata, una bebida que combina nuez, melón, arroz y leche, brindando una experiencia refrescante y deliciosa. "Está muy rica. Esa la preparo también", dice con una sonrisa.

Además, también vende semillitas tostadas, mole negro y quesillo directamente de Oaxaca, ofreciendo así un trocito de su tierra a quien lo desee.

Servicio con calidez y dedicación

Para Estela, cada cliente es especial.

"Si alguien quiere un pedidito, con todo gusto se los llevamos a entregar en el centro, con frijolito, verdura, queso crema y salsita", comenta.


Subraya su compromiso con la satisfacción de sus clientes y pone a disposición el número de teléfono 9531339257 para todos los que deseen probar un poco de Oaxaca en Culiacán.

Sus precios son accesibles, con empanaditas a 45 pesos y tamales a 50 pesos, garantizando que más personas puedan disfrutar de sus exquisitos platillos.

Estela Cuevas no solo vende comida; comparte cultura, tradiciones y un pedacito de Oaxaca en cada plato. Su historia es un testimonio de resiliencia y pasión, uniendo dos tierras a través de sabores y aromas que conquistan corazones en Culiacán.


1 / 5
Imagen 1
2 / 5
Imagen 2
3 / 5
Imagen 3
4 / 5
Imagen 4
5 / 5
Imagen 5

image mailchimp
Consumir buenas noticias ayuda a hacernos más felices y mas optimistas
Tal Ben-Shahar
Enlaces patrocinados